miércoles, 26 de marzo de 2014

Receta familiar: sfijas o empanadas árabes (la versión de mi vieja)

Hay una sola manera de aprender de lo que ella hace y es haciendo con ella, si es que te deja. Así aprendí a hacer sfijas o empanadas árabes. Nunca serán como las de ella, pero podemos decir que llegué a hacer una versión bastante aceptable. Llevan tiempo, aunque no tanto, pero el resultado es muy recomendable. Son un clásico para nuestros cumpleaños, la comida con la cual mi vieja nos agasaja en nuestro día. LAs abuelas de mi mamá vinieron de Siria. Esta es una de las recetas que va de generación en generación.  

Les paso la receta dilucidada:

Les aseguro que el paladar les hace más justicia que la vista


INGREDIENTES
Masa:
1 kg de harina común
1 cubito de levadura prensada
1 cucharada de sal
1 chorrito de aceite
Leche tibia y agua tibia
Sal
Relleno
1kg de carne picada. Acá está el secreto: pidan a su carnicero que les pique un kilo de asado, si lo pasa dos veces por la máquina mejor. La carne no debe ser magra, sino tener un poco de grasa
2 cebollas grandes picadas
Jugo de 3 limones
150 cc de puré de tomates
Sal
Ají molido

Paso a Paso:
La madre
Así le dice mi mamá a la esponja. Consiste en poner en un bowl la levadura, diluir en leche tibiecita y le agregás un poco de harina, la sal y el azúcar. Se le suma un chorrito de aceite, se bate un poco con el tenedor. Te tiene que quedar una mezcla liviana, que se pueda batir con un tenedor. Esto se deja descansar hasta que leude un poco, como si fuera una esponja. Serán unos 30 minutos aprox. Dependiendo de la temperatura del ambiente.

La Masa
Luego se coloca el resto de la harina sobre la mesa, se coloca en el centro “la madre” y se comienza a trabajar agregando de a poco agua o leche tibia. El resultado tiene que ser una masa lo suficientemente armada como para poder clavarle un dedo y que te quede el huequito (así me lo explicó la experta). Similar a la masa de cualquier pan.
De nuevo lo dejas leudar, hasta que duplique el volumen
Opcional: a la masa se le puede agregar un poco de grasa o manteca para que quede más húmeda la masa. .

El relleno:
Se colocan en una fuente todos los ingredientes integrándolos bien con la mano. Lo idea es dejarlo reposar al menos dos horas para que el limón haga su trabajo. El relleno de estas empanadas no se cocina previamente.

Armado
Estiramos la masa con Palote o máquina hasta que quede de unos 0,5 cm de espesor. Se cortan los discos y se coloca el relleno en el centro, aplástandolo un poco con las manos. Luego se van plegando los lados con forma de triángulo dejando una pequeña apertura en los bordes. En nuestro caso no las dejamos abiertas en el centro, pero las van a ver un poco abiertas o diratamente el disco plano con la carne en el centro. Nosotros vamos por el triangulito cerrado.



Cocción:
En una fuente con Fritolín se van colocando las empanadas a las que previamente humedecemos con un poquito de agua fría, según indica mi mamá. Se trata de mojarte apenas las yemas de los dedos índice, mayor y anular y le das una caricia a la parte de arriba de las empanadas, como una última lavadita de cara antes de mandarla al horno. Las cocinás en horno fuerte, de a tandas hasta que la masa esté dorada.

Salen 4 docenas. En caso que sobre, se pueden frizar y luego las sacás y van directamente a la Essen o al horno para calentarlas. 

Esta es una receta familiar, una versión de los hechos. No es la verdad última ni mucho menos. Una forma de hacer las cosas, como pasa en general con todo en las familias.... 

Pasando la receta a las jóvenes generaciones.... 

martes, 18 de marzo de 2014

No todo es Violetta o el Sapo Pepe

Hace poco con mi hija inauguramos la costumbre de escuchar música en el auto en el viaje de regreso a casa. Muchas veces responder a su saga infinita de porqués manejando en la autopista se hace difícil y de esa manera se entretiene y compartimos un lindo momento. Eso sí, por ahora, la música la selecciono yo! 

Buscando música llegué a el sitio de entremusicas. Una página WEB que cuenta con una tienda online en la que se pueden comprar CDs para chicos y adultos de autores independientes o poco conocidos. Además cuentan con artículos de investigación, docencia y venta de instrumentos musicales.
La compra fue espectacular, pagué con transferencia, me lo enviaron rápido, me asesoraron y el paquetito venía escrito a mano con pinceladas de colores en el sobre. Encantador.  
Compramos 3 CDs que recomiendo especialmente. Aunque daban ganas de comprar muchos más. En la página se pueden bajar y escuchar algunos temas de cada trabajo. En este caso los elegidos fueron:




1- Lalá y el toque toque: por ellos llegué al sitio. El año pasado los vimos en vivo en Rosario y quedamos las dos prendidas de su música. En el show mezclan estilos, idiomas, sonidos. La interpretación es excelente y logran que los chicos escuchen desde Rita Pavone hasta Rubias de New York. En casa ya sabemos de memoria varios Hits, como este:



Más info: http://lalacanciones.blogspot.com.ar

2 . Patatín Patatero (Canciones que van de boca en boca y de jardín en jardín): incluye más de 30 clásicos. Los que sabíamos desde antes y los que nos enseñaron nuestros hijos. Esas canciones de las que no sabemos ni el nombre ni el autor pero somos capaces de cantar muchos de los papás con hijos infantes... 



3. Risas de Agua, de Magdalena Fleitas. Cuando lo compré no sabía nada de ella, me interesó el CD Barriletes de Canciones porque participa Lisandro Aristimuño, que a mí me encanta. Como ese no estaba disponible me sugirieron Canciones de Agua. Este vino con nosotros a las vacaciones y hasta el padre de la criatura, que no es muy propenso al cancionero infantil, se copó con el Hit del burrito. Después me enteré del taller que tiene Fleitas y que además es la mujer de Pescetti.  

Muchas veces no sabemos qué regalarle a los chicos con poco presupuesto. En este caso los CDs no superan ninguno los 50 pesos. Hay que sumarle el costo de envío, eso sí....

Algunas de estas propuestas te dan la posibilidad de que los chicos escuchen otros ritmos, como por ejemplo folklore, tango y hasta jazz. Y que no se mueran del embole. 

¿Alguna recomendación para escuchar con los pibitos? 

Buena semana para tod@s! 

lunes, 10 de marzo de 2014

Composición: "El mes de marzo y yo"

Marzo es ingreso escolar
Es uniforme nuevo, caras nuevas, sonrisas que se quieren hacer amigas y cierta añoranza por lo que queda solo en el recuerdo
Marzo es el mes del cambio, el mes de las preguntas
Me confronta con mi vida, mis viajes, mis horarios. Me pregunto todo el tiempo si lo estamos haciendo bien. 

Es adaptación y todos esos inventos que no podemos cambiar de la vida escolar y que te complican un poco más lo que nunca ha sido fácil. Las salidas a media mañana, mantener la ropa limpia de una niña de 4 años cuando el uniforme es todo blanco… en fin… hay cosas que no se explican.

Cuando era chica decía que marzo es como un mes de todos lunes. Tiene ese sabor del lunes, ese peso, esa falta de consuelo. Esa sensación de todo lo que falta. Y además es spoiler del otoño, el verano que termina y todo lo que iba a hacer en verano y no hice. Y ese sol que cada vez sale más tarde y ni siquiera me mira cuando me levanto. Ya no, por unos meses cada vez más distante de mi rutina de la primera mañana.


Marzo y sus cosas (todas estas cosas) me atravesó de pies a cabeza. Me desarmó en pedacitos. Y siempre la misma tensión entre laburar y maternar. Trazar la raya que separa lo que podemos cambiar y lo que no, y revisar si no estamos poniendo del lado de lo irreversible lo que no lo es. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com