miércoles, 19 de julio de 2017

Jericoacoara o paraiso e aqui


La segunda quincena de junio estuvimos en Jericoacoara, a cuatro horas de Fortaleza, es decir, bien al norte de Brasil. El viaje fue el regalo de mi esposo por mis cuatro décadas y la verdad que no pudo haber estado mejor!!!!

Playa Central

Jeri es un lugar chiquito cuyas calles son todas de arena lo cual hace que no haya circulación vehicular excepto las 4x4 o buggies de turismo que andan sobre todo a la mañana. Y a su vez te permite andar descalzo todo el tiempo. Si bien es un pueblo de pocas cuadras, sin cajero automático ni alumbrado público, tiene todas las comodidades que la vida moderna requiere: muchísima oferta gastronómica de todo nivel, supermercados, comercios divinos, buena conexión de Wi Fi, etc. Yo me había imaginado una especie de Cabo Polonio brasilero pero nada que ver. Sobre todo porque Jeri no tiene pretensiones, tiene la belleza de lo simple, no defrauda ni necesita aparentar ser lo que no es. Porque con lo que es ya te asegura querer quedarte ahí para siempre....



Seguramente en Brasil debe haber unas cuantas playas más lindas, si bien a mí la de Jeri me gustó mucho. Creo que lo más lindo que tiene es la onda tan tranquila, tan amable. Y ese pueblito que me gustó mucho de noche, con sus muchos barcitos, sus restaurants pequeños, bien servidos que me permitieron hacer un viaje gastronómico dentro de las vacaciones porque comí de puta madre.

Restaurant del Pescador donde comí el Brownie con Helado más rico del mundo. 


PASEOS
En los alrededores de Jeri tenés muchas dunas y gran cantidad de lagunas de agua dulce. Se ofrecen principalmente dos excursiones (siemore en 4por4 que se comparte o en Buggies): la del este y la del oeste. En la del este la atracción principal es Lagoa do Paraiso, que es el lugar que generalmente se ve en las fotos, con las hamacas paraguayas dentro del agua. Ahí hay un parador bastante top que se llama el Alquimista y luego otros paradores sobre la Laguna, con menos gente. Nosotros almorzamos en uno llamado Cururú, también con hamacas dentro del agua y hasta mesas y bancos tenía dentro del agua! y el mozo te lleva todo hasta ahí. Muy genial.

Lagoa do Paraiso - El Alquimista


La del oeste vas a otra Laguna en un lugar que se llama Tatajuba. Antes de llegar a la laguna te cruzan la camioneta en une especie de balsa, luego te llevan en unos botes por un río donde hay caballitos de mar (esa parte del paseo es típico agregado para hacerla más vendedora, yo la sacaría). Y luego llegamos a la laguna que a los tres nos encantó por razones diferentes. Mi esposo se dedicó a sacar unas muy buenas fotos porque la laguna está bien rodeada de dunas de arena clara muy lindas. Mi hija encontró un tobogán de agua (es decir, una lona que hidratan con agua que sacan de la laguna) por el que te tirás con una tablita de esas que se usan para barrenar, volvés a subir y te volvés a tirar las veces que quieras. Me lo hicieron probar una vez, es genial. Y a mí me trajeron al llegar unas cuantas bandejas con la pesca del día, para que elija mi plato (camarones, pescado, langosta). Fui por los camarones con cerveza. Las cabezas y colas que no comí las tiraba a los pecesitos que nadaban en mis pies!

Tatajuba.... mirando la carta 

Luego hay otra excursión que se puede hacer caminando, a Piedra Furada. Es una hora de ida y vuelta que se recomienda hacer con marea baja. La piedra en sí no es gran cosa, pero las playas que están antes, que están completamente vírgenes, valen la pena.

Praia Malhada


SI VAS A VIAJAR TE RECOMIENDO:
- Tener en cuenta que al ser todo de arena no es apto para cochesitos de bebé ni mucho menos para sillas de rueda o problemas de movilidad.
- Hay gran oferta de posadas e incluso algunos hoteles muy bellos. Al no haber tendido eléctrico en la noche algunas calles si están muy alejadas son un poco oscuras. Todo lo que esté en la calle principal, Rua do Forro o Rua San Francisco, de la playa a Dos o 3 cuadras, va bien.   Digo cuadras pero en esos lugares ya se sabe que es más una forma de decir que una precisión.
- Servicios de playa hay solo en la playa central. Pero es el lugar de mayor concentración. Yo soy un poco fóbica a los lugares donde hay mucha gente con lo cual nosotros preferimos la mayor parte de los días ir cerca de la duna o bien a otra playa que se llama Praia Malhada, pero ahí ya no hay servicios. Nosotros llevamos carpa y reposeras desarmables porque el sol es intenso!
- La mayor actividad de Jeri es ir todas las tardes a la duna Por du Sol a ver el atardecer. Tipo 16.30 horas (atardece muy temprano) la mayoría de la gente que está en la playa sube a la duna a contemplar el atardecer. Una procesión pagana que se repite puntualmente cada tarde para ver un espectáculo ancestral que todos los días es hermoso y cada día diferente. A la hora que la gente sube a la duna, en la entrada a la playa se hace una callecita de carritos con tragos y jugos que se quedan ahí hasta la noche. Los sábados en ese lugar hay música (yo no fui, obviamente). También hay algunos lugares para bailar forró y muchos restaurants y bares con música en vivo. Si sos un gran aficionado a las salidas nocturnas, entiendo que este no es el lugar indicado. Ahora si bien te vale tomarte una caipirinha mirando el mar y escuchar de lejos una musiquita amable y mirar el generoso cielo de estrellas, no lo dudes.
- Los cambios de mareas son muy amplios. Y no siempre es igual. Nosotros la primera semana teníamos marea alta a la tarde y la segunda todo lo contrario. Luego nos acostumbramos a consultar la página de Live Jeri con los horarios para programar dónde instalarnos.
- En la época que nosotros viajamos casi no hubo lluvias y solo al final hubo viento (un poco, ahora inicia la temporada de vientos fuertes). La mínima rondaba los 26 y la máxima los 33. Todos los días igual. Un clima hermoso!
- Como dije antes no hay cajeros ni casa de cambio. Si bien aceptan tarjeta hasta para alquilarte la sombrilla, nosotros tuvimos problemas en algunos restaurants ya que no pasaban las tarjetas que teníamos. Entiendo que las que tienen Chip andan mejor. Así que recomiendo llevar algo de efectivo.

Acá van más fotos



Al fondo se puede ver la peregrinación de gente subiendo a la duna

Calle principal de Jeri

Carritos de jugos y tragos

Runa Por du Sol

Lagoa do Paraiso

Playa Central

Tatajuba 

Este post va especialmente dedicado a mi querida Mamy a la obra!
Espero que hayan disfrutado un 1% de lo que disfruté yo este viaje!!!
Besos!!!

Datos de interés:
- Viajamos por Gol (Rosario Río/Río Fortaleza). Aproximadamente 10.000 pesos cada uno ida y vuelta con impuestos incluidos
- Nos alojamos en la Posada Surfing Jeri www.hoteljericoacoara.com.  Pagamos 400 reales por un Bungalow con dos dormitorios (era para cinco Personas) con el desayuno incluido. Espectacular!!!! 
- Los traslados de Fortaleza a Jeri los hicimos con Jeri Dunas http://www.jeridunas.com/ -  Pagamos 550 reales cada tramo. 
- Les recomiendo visitar el portal http://livejeri.com/ donde tiene info completa con fotos de alojamiento, restaurants, mareas, etc. 



viernes, 7 de julio de 2017

La inefable tarea de maternar

INEFABLE
1.    adjetivo
[cosa] Que no puede ser dicho, explicado o descrito con palabras, generalmente por tener cualidades excelsas o por ser muy sutil o difuso.

Ayer mi hija cumplió 8 años- Ya me pasó en otras oportunidades que el cumple de Amparo me dan ganas de escribir, pero a su vez hace 8 años que la maternidad me deja sin las palabras adecuadas…. Lo inefable de la maternidad… no se puede atrapar con el lenguaje convencional de los signos lingüísticos. Apenas pincelar algunas sensaciones, pensamientos sueltos.

Maternar no estuvo desde siempre en mi wish list. Quizás en algún momento estaba fantaseando con la idea de tener hijos, en un momento muy puntual esa fantasía fue deseo y proyecto. Pero el foco era tener un hijo, no ser mamá. Ser mamá me tomó por sorpresa. Mi yo mamá que nació un 6 de julio de 2009 es desde entonces una fuente inagotable de aprendizaje y en el que me siento muy a gusto. Más allá de la culpa de ser una mamá que trabaja, y algunas otras cuestiones, a mí me gusta mi yo-mamá (ya vendrá la psicoanalista de mi hija a decirme lo contrario). Y además lo disfruto mucho.

Amparo es una hija fácil de acompañar.  Iba a poner criar, pero criar suena a proveer (comida, abrigo, valores) y yo creo que nuestro rol como padres es acompañar bien de cerca el tránsito de nuestros hijos por la vida, con todas las responsabilidades que nos caben. Y en esto de criarse y desarrollarse somos varios los que participamos, y ahí creo que la clave es acompañarlo en su tránsito por estos espacios, sean la escuela, los amigos, las actividades en las que participa, etc.

Pero a lo que iba es que ella lo hace todo más fácil. Claro está que no tengo capacidad de crítica para mi hija, pero hay algo de la evidencia empírica que me hace pensar que la llevamos bastante de arriba, que no es caprichosa, que es tranquila, atenta, comprensiva. Yo te digo, si vas a ser padre, te deseo una hija como Amparo…

La maravilla de traer hijos al mundo tiene que ver con la capacidad de crear seres a quienes querer infinitamente y procurar que ellos también te quieran eternamente. Y eso nos pasa. Y me siento orgullosa hasta las lágrimas de la familia que somos. Del equipo que formamos. Equipo que está siempre primero, frente a todo y sobre todo.

En estos 8 años que pasaron disfruté mucho cada parte, cada propuesta que trae cada etapa. En este último tiempo me conmueve de la pasión de mi hija por la lectura, su interés por las manualidades,  su curiosidad por todos los temas. Me encanta que cada día nos preguntemos por lo mejor y lo peor que nos pasó en el día (iniciativa de ella). Me gusta verla jugar -tirada en el piso, con la ralla del culo al aire- con sus muñequitos (pueden ser Playmobil, Barbies o los recientemente incorporados PinyPon). Me gusta muchísimo que ella todavía disfrute de mis meriendas con amigas, que siente también como suyas. Me alegra cada mañana tomar su mano calentita y regordeta y llevarla hasta la puerta de la escuela, nuestras charlas en el auto, nuestras despedidas repetidas antes de irnos a dormir.


Sé que nos queda mucho por andar, por aprender. Y en esto de maternar voy al presente más que nunca. Porque la capacidad de imaginarme el cómo será nunca me alcanzó. Y la posibilidad de ponerlo en palabras tampoco. 

Foto sin editar de nuestra merienda de ayer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com