viernes, 20 de abril de 2012

Hacer las plantas

Mi amiga Caro, principal donadora de gajitos, usa la expresión "hacer las plnatas" cosa que me causa gracia, pero me encanta. Así como hay mujeres que se hacen las uñas, nosotras hacemos las plantas. Vaya terapia. Como conté en la entrada anterior, últimamente el universo me ha regalado 20 minutos de soledad cada noche y muchas veces le dedico estos minutos a las macetas. Tal vez resulta insólito andar por el patio a las 11 de la noche palita en mano, pero bueno es más sencillo que limpiar luego el desparramo de tierra que se genera cuando lo hago de día y la peque quiere ayudarme.
Las plantitas me lo van agradeciendo y, en esta primavera en pleno otoño, siguen florenciendo (creo que se pusieron celosas de la achira).
El taco de reina que me regaló mi fiel dadora de gajitos, dio flores y comenzó a trepar por la reja


Estas son las cinias que había plantado en el verano. Estaban hermosas hasta que luego de una lluvia se pudrieron y se pusieron horribles, al punto tal que las corté. De la nada florecieron tanto en color rosa como eran antes, como color naranja... cosa e mandinga. No están tan lindas como eran, pero les tengo fe que van a repuntar! Me dieron una alegría cuando las vi volver por el cantero...
 

Y bueno, como tengo un vicio con el vivero, el otro día pasaba por uno y tuve que comprar algunas plantitas. Entre ellas un par de corales rojos, uno quedó en el patio del edificio y el otro es para mí! Es la primera vez que tengo un coral y pasó demasiados días hasta que pude transplantarlo. Espero que resista. 


Y por último: un nuevo vicio: me gustaría tener una colección de cactus. Ya tengo uno que me regalaron y compré dos más. No son divinos?



Nota: pido disculpas por la calidad de las fotos, pero mi cámara se rompió y solo me queda el celu....

martes, 17 de abril de 2012

La venganza de Eva

Mi hija está atravesando muchos cambios. No sólo está dejando los pañales por propia decisión (yo había estado tratando de tentarla con pelela y bombachitas durante el verano con poco éxito, y cuando yo bajé los brazos ella decidió que era hora del cambio) sino que también la convencí de que si se tomaba la mamadera para ir a dormir se le ensuciaban los dientes recién lavados (o recién pintados, como dice ella, al fin y al cabo, entre pincel y cepillo no hay tanta diferencia).
La cosa es que se generó espontáneamente la rutina de que es su papá quien la acompaña a dormir, le cuenta un cuentito inventado y le tiene la manito hasta que se duerma. Cuando él le dice, "Hoy vas a hacer noni con mamá" ella decide determinante "no, con papá". Generalmente todo es "con mamá" con lo cual esto para mí es la gloria. Esos 15/20 minutos que dura el ritual de la dormida son de oro, rinden el triple. Básicamente es eso, son 15 minutos para mí. Es el espacio para depilarme las cejas, chequear a veces Facebook o correos con el celu, bañarme en calma, darle unas vueltitas al tejido o dedicarme a las plantas, entre las mil cosas más que aprovecho para hacer. ¿No te pasa que se te ocurren mil cosas para hacer cuando tenés ese ratito a solas?
En los últimos meses a veces me siento un poco agobiada porque la niña se ha vuelto pura demanda: me lees, me pintás, me abrís, me cerras.... Y en caso de que esté haciendo algo viene la saga infinita de los porqué y el interrogatorio del paso a paso. Hay días que tengo tiempo, y juego a la protagonista de una propaganda de mayonesa y le explico cómo hago las milanesas, la dejo hacer montañitas con el pan rallado trepada a la sillita y todas esas cosas hermosas para las fotos y la tele, pero cuando son casi las nueve y todavía el tema cena está sin resolver... al menos a mí... la pedagogía se me va al tacho y sale aquello de andá a jugar mientras mamá termina....
Yo he sido una niñita muy independiente, de jugar sola, de encerrarme en la pieza con las muñecas y un poco la crié con ese modelo en mente. El hecho de que yo teletrabaje por la tarde la ha acostumbrado a jugar sola de a ratos, a hacer la suya. Pero parece que en los últimos meses quiere más de mi compañía. 

Parece que el universo ha compensado esta carga del día a día con unos 20 minutos para mí. No puedo más que estar agradecida!

viernes, 13 de abril de 2012

Para comerte mejor

Quiero compartir con ustedes algunos tips que me ayudaron a consumir mejor algunos alimentos y espero poder seguir aprendiendo algunos secretos más:

COLIFLOR CRUDO: cada vez que hervía coliflor me acercaba un poco más al divorcio. Yo comía y él miraba un rato y al poco tiempo preguntaba: ¿cómo podés comer eso con ese olor a pedo? (Cita textual, sepan disculpar mis honorables lectoras). Hasta que María Rita, la mamá de una amiga me recomendó el coliflor crudo para las ensaladas. Santo remedio! me encanta! cortas las flores del coli crudo bien chiquitas y listo.Le da un toque crocante a las ensaladas, te zafa del olor y sobre todo en pleno verano te permite sumar variantes a las ensaladas sin prender la hornalla.

PEPINO CURADO: cada vez que probaba el pepino, pasaba las cinco horas siguientes arrepintiéndome. La cosa se ponía más repetitiva que una madre. Hasta que leí acá cómo se curan los pepinos. Hay que cortarlos bien finitos con cáscara y todo y dejarlos media hora en un bowl con agua fría y una cucharada de sal gruesa.Luego los lavás y listo. Santo remedio para comer pepinos en paz.

RUCULA DURADERA: me gusta la rúcula pero en casa la como yo sola. No había forma de que pudiera usar un paquete entero. Una amiga me enseñó que si apenás las traés de la verdul las ponés en agua tipo florero por unas horas, le alargás la vida. En caso de que las tengas un tiempito en la heladera y ves que se entra a deprimir, las sacás y las ponés otro rato de florero.

FRUTILLAS EN LA HELADERA: no me gusta que las frutas y la carne quede en la bolsa ni un minuto. Apenas llego del super desembolso todo, excpeto la lechuga y a guardar. Pero el verdulero de mi viejo barrio me enseñó que para que las frutillas duren las dejás en la bolsa cerrada así como él me las daba y duran mucho más.

MORRON AL FREEZER: me encanta el morrón, especialmente el amarillo, que no siempre se consigue. Pasaba que siempre la mitad se usaba y la otra mitad quedaba juntando hongos al fondo de la heladera. Unos amigos me enseñaron a cortar el morrón en trozos y a ponerlo en una bolsa en el freezer. Luego lo sacás y lo pasás un toque por agua caliente o lo dejás unos para que tome temperatura ambiente y te queda como recién comprado.

VERDEO QUE VUELVE A CRECER: No solo se aprende de los blogs si no de los comentarios: leí acá
que si ponías los troncos de la cebolla de verdeo en agua, volvía a crecer. Justo esa noche usé verdeo para cocinar y probé: 3 en agua y una en tierra. La innovación en tierra no funcionó, pero las de agua brotaron nuevamente y hasta sacaron nuevas hojas.

Bueno, estos son los que me acuerdo, ojalá la entrada sirva para aprender más y más. Besos y buen finde!!!


martes, 10 de abril de 2012

Un poco de cada cosa

Ufff!!! hace tanto que quería escribir y entre que las siestas de la enana se están acortando más rápido que los días, estuve con muchas cosas de la casa, trabajo y mil temas más, nunca podía, así que acá voy con toda una mezcla de cosas:

- Terminé el saco circular para mi hermana el mismísimo día de su cumple! en la foto se ve doblado (nuevamente quedó para jorobaditas, por suerte tanto mi hermana como yo aplicamos para el puesto) y con una flor que hice para usar de broche. Por comprar en la mercería del barrio en un ataque de ansiedad, lo hice en lana rendidora que es puro acrílico y no me gustó. Pero bueno, quedo lindo y ya está entregado!


2. El jueves santo se me antojó hacer rosca de pascuas. Fui al sitio de Nidia, y como siempre, no me falló: http://www.recetassimples.com/rosca-de-pascua/. Yo la hice sin decorar porque era para llevar de viaje. La pensaba decorar allá, pero cuando llegué ya estaba mi vieja sentada con el mate listo, no estaba para andar perdiendo el tiempo con la manga, así que procedimos a liquidarla. Muy rendidora la receta, salen dos roscas grandes y llenadoras



3. Santa Semana Santa: Estuve haciendo de hija este finde, más bien diría de hija consentida. Mis papás me llevaron a cenar cual madre soltera con mi hija, me consintieron y hasta tuve tiempo de robar algunas fotos viejas. La convencimos a mi vieja de hacer para el domingo de pascuas ravioles caseros. Siempre los hacía ella solita pero ahora ya no se anima, así que la ayudamos con mi hermana, mientras mi sobri se comía el relleno! Qué lindo concinar en familia! y qué buenos salieron! (no hay fotos porque no quiero que envidien... jajaj).

4. Mi santa suegra ya me regaló muchas revistas de Crochet que tenía en su haber y que me ayudaron en este tiempito. Pero el sábado me regaló unas de su mamá que me fascinaron. Son suplementos de las Revista Labores, mayormente del 73. Muy buenas! No me canso de mirarlas.


5. Hay novedades en el pequeño jardín. La semana pasada mi hija descubrió que la achira floreció. Este ejemplar pertenece a la parte non-santa del club del gajito: no digan nada pero mi padre le robó un bulbo a la vecina de enfrente.


Perdón por este post tan multifacético y desordenado (un poco como ando yo estos días)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com