miércoles, 26 de febrero de 2014

Secado rápido para aromáticas

Seguramente muchas conocen el método para secar hojas de plantas aromáticas que consiste en atarlas y dejarlas colgando en un lugar seco y oscuro.En mi casa esas condiciones son difíciles de encontrar con lo cual adopté este año el método de secado al sol que me resultó más práctico, rápido y efectivo. Claro esta que lo hice en enero, cuando no llovía todos los días como ahora que empezaron a lavar el mundo.
La cosa consiste en cortar las hojas o ramas que queremos conservar. Por acá, el orégano y el tomillo necesitaban urgentemente un corte de pelo así que arranqué por ahí. Con el perejil no llegué: las altas temperaturas de enero me cocinaron las plantas.
Él método es sencillo: Hay que ponerlas en un recipiente y dejarlas al sol la cantidad de días que sean necesarios hasta que las hojas estén secas. En mi caso alcanzó un día y medio del sol de enero para tenerlas listas.

Y luego solo queda para sacar las hojitas y envasar. En ambos casos después de la poda las dos plantas rebrotaron con mucha fuerza . Es importante hacerlo antes de que florezcan.










Como si fuera una hormiguita... voy juntando la comida para el invierno!

lunes, 24 de febrero de 2014

Mis ganas de tejer

Mis ganas de tejer le ganan por goleada a mi tiempo disponible para hacerlo. Tengo muchas ideas en mente y a veces me atoro queriendo hacer varias cosas a la vez sin poder terminar ninguna.
Arranqué el año tejiendo las fundas para banqueta para regalarle a una amiga para su cumpleaños. Las hice rápido y aproveché mi semana de vacaciones. Ya las tiene su dueña, chocha de la vida.



Por otro lado arrastró desde noviembre un tejido que estoy haciendo para mi hermana. Iba a ser remera pero será sweater de media estación. El 2 de abril es su cumple y esa es mi meta.Todavía me falta terminar un pedazo de la parte principal y las mangas....Tejer con hilo es muy lento...


También me tenté con tejer unos banderines para el jardín de la chiqui, para regalarles cuando termine el maternal. Sólo tengo 2 y necesito 10 al menos. Tengo tiempo hasta fines de marzo. Estos se tejen rápido.

Tengo otro proyecto por la mitad y es una manta para la peque. La falta de lana y lo ambicioso del proyecto hicieron que lo dejararo guardado pero la clienta me está reclamando.


Y como el crochet me motiva siempre estoy comprando más lana. Lo último fueron unos novillos de totora que pienso transformar en una alfombra para la niña. Creo que en su cuarto quedará re bien.



También esté año quisiera hacer algunas pantuflas tejidas para la chiquita y para mí, una camperita de media estación para mí y algunas pequeñas piezas como para tener para regalar (para una atención diría mi mamá...) para estos últimos proyectos por ahora sólo hay respectivos tableros de Pinterest.

Estas son las ideas que seguramente me llevarán todo el año... Veremos cuáles son las realidades. Y con que otras cosas me tiento...

Y uds? Que piensan tejer?

Buena semana gente!

miércoles, 5 de febrero de 2014

Enero, un mes atípico. Febrero, la bisagra

Durante el mes de enero el jardín maternal al que llevo a mi hija desde los tres meses cerró por reformas. Yo me enteré muy al pasar unas semanas antes cuando la mamá de una compañerita me lo comentó en un cumple y casi me atraganto con el sandwichito de miga. El jardín cerrado se me apareció como un abismo. ¿Qué íbamos a hacer con la criatura durante todo ese tiempo? 
Analizamos el tema colonia, y no nos convencía. Los horarios no iban bien con los nuestros, sumado a la complejidad que no vivimos en la misma ciudad en la que trabajamos. Además la criatura en cuestión no sabe nadar. Eso ya me daba dolor de panza de solo pensarlo. 
Finalmente el mes transcurrió con una semana en casa de la abuela, con prima banca tutti de compañía, una semana de vacaciones yo, otra vino mi santa suegra y otra semana se tomó el papá. Si bien el plan al principio parecía una locura, resultó bien como para que la pequeña aprovechara a dormir hasta las 10 y vivir casi el mes entero en ojotas y calzones. 
En febrero reabrió la guarde, así que el lunes retomamos al Plan A, que es el único que tenemos. Serán unas pocas semanas. A fin de mes ya comienza el jardín en la escuela con todo lo que ello implica. 
Este será sin dudas uno de los temas del año en mi rol de mamá. Cambiar de un jardín maternal y su cordial flexibilidad a una escuela con extensión horaria. Cambiar de compañeros. Cambiar las madres conocidas y solidarias por otras que ni me imagino.
Y acompañarla a ella en ese cambio. De la sala chiquita con 14 amigitos a la sala grande con 30 niños. Del jardín donde la conocen hasta los vecinos al espacio de una escuela, donde la imagino anónima. De la tranquilidad de la seño que te avisa hasta si la ve un poco triste a otras caras, otras maestras que no sé como son, cómo serán con ella. 
Debo confesar que estoy más ansiosa que ella, con una lista de pendientes que me abruma. Hay que conseguir certificados, comprar nuevos uniformes y otros menesteres en los que andamos varios para esta época del año. Haciendo magia con la billetera y la agenda. Pero lo que más me intriga son las relaciones, cómo serán esas familias que mandar a sus hijos allí, cómo la "formará" la escuela, qué tan pronto podrá hacerse nuevos amigos (en el jardín maternal hizo un amigo inseparable, con el que tiene adoración y al que le preocupa no volver a ver). ´
Él me dice "no dramatices". Claro está que igual duermo de noche, pero es eso, ando con esto en la cabeza, con esa ansiedad de querer saber ya cómo será todo. Con la ilusión de poder encontrar en la escuela al menos parte de ese aliado con la vida laboral que fue el jardín maternal.... 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com