viernes, 20 de diciembre de 2013

Tomates Cherry confitados - Receta para el finde Frugal

El sábado después de mucho tiempo retorné por la cocina. Ya se habló por acá de la diferencia entre cocinar y hacer la comida , así que no piensen que vivíamos a delivery. Con la casa nueva se sumaron más horas a la limpieza y al jardín, y parte de ese tiempo se lo robé a las hornallas. Así que no ando muy creativa durante la semana.
La cosa es que el sábado pasado al mediodía nos juntamos con mis amigas en casa. La propuesta de ellas fue “llevamos algo a la canasta”. Yo me autopostulé para el postre pero pero pero pero… no pude con mi genio y me puse a cocinar. En parte me daba miedo no saber qué iban a traer, si iba a alcanzar, etc.
Para el postre hice la receta de mi madre del tiramisú, que quedará para otra entrada porque no saqué fotos…
Y para la comida busqué en Internet una receta para hacer un matambre de cerdo arrollado, ya que teníamos uno en el freezer y quería usarlo. Encontré esta receta que les recomiendo. Es la primera vez que hago matambre arrollado. Salió tan bueno que ahora solo espero que me toque llevar algo salado para Nochebuena o fin de año para volver a hacerlo!



Y para acompañar hice una receta muy frugal, que parece re gourmet pero es apta para que la cocine un niño… Me acordé Ivana de All we need iscreativity y sus recetas tan sencillas. Así que me animé y pro primera vez estoy participando del Finde Frugal de Colorín Colorado
Se las paso que puede servir para acompañar sus cenas de estas fiestas. Va muy bien con carnes y con sándwiches. La receta me la enseñó una señora que llevaba catering a mi laburo anterior. Una genia (lástima que no tiene blog!).

Tomates confitados
Colocás en una olla o sarten aceite de oliva y lo dejás calentar bien. Yo los hago en la Essen
Luego adentro van los cherrys, lavados y secos. Yo usé 300 gr
Se agrega sal, pimienta y dos cucharadas de azúcar
Luego se incorporan hierbas. En mi caso usé las de la huerta (ejem…). Fueron algunas ramitas de tomillo, orégano y albahaca.  Queda a gusto del consumidor



Y así se deja un buen rato (aproximadamente 15 minutos). Yo de vez en cuando los revuelvo con la cuchara de madera y los reviento con la punta, pero de pura ansiosa. Lo podes dejar, haces las camas y volves por ejemplo…. Si es que hacés las camas. Si no, te podés atar los ruleros mientras tanto….
Se pueden comer caliente, tibio o frío.
En mi caso los puse acompañando el matambrito. Quedó muy bueno!



Espero que les sirva el dato. Salen muy buenos!  
Me voy a visitar los otros blogs del último finde frugal del año!!!! 

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Guirnalda navideña con borlas de lana

Hace un tiempito atrás Mechi de Soy un mix publicó un DIY muy sencillo para hacer borlas. Me había quedado en la lista mental de "cosas que me gustaría hacer cuando tenga tiempo".
Ya habíamos armado el pequeño arbolito pero quería algo para poner en la ventana, para ponerle un poco de onda al espacio exterior.
Así que me animé con lanas que tenía guardadas y sumé unas cuantas cintas (qué placer es ir a la mercería!!!) y fui haciendo las borlas. Empecé con mi ayudante que luego cedió a la tentación de irse a la pileta de los vecinos . Así que quedé por un rato sola, a mis anchas, como una niña haciendo mi guirnalda.
Luego uní las borlas con un cordón dorado y las colgué en la ventana de la cocina. Un espacio muy mío, donde hay varios de los cactus y suculentas que tengo.
El descendiente de Adán que habita en esta casa me dijo que era horrible, pero a mí no me importa nada!!!





martes, 17 de diciembre de 2013

Sandía para reconciliarse con el verano...

Desayuno de domingo. La puta que vale la pena estar vivo dijo Manolo....


Seguramente esta semana más de uno esté odiando el verano. No es mi caso, que siempre lo prefiero al invierno, pese a que lo padezco porque soy de presión muy baja.
Entre las cosas que me gustan del veranos son las frutas de estación. Y, si bien todavía no entré de lleno con las ciruelas, los duraznos, los melones y otras delicias, ya hicimos varias compras de sandía, ya que en casa no soy la única fanática.
Manolo se vuelve loco, y mi hija también. A mí me encanta la sandía, siempre la compartíamos con mi vieja cuando era chica. No me pueden negar que un pedazo de sandía bien frío a la hora de la siesta es irresistible!
Este fin de semana además del pedazo que yo había comprado, vinieron unas amigas que trajeron media sandía (camino a mi casa se para un camión vendiendo y se tentaron). Como sobró bastante decidí probar con el licuado. Solo puse los trozos de sandía sin semillas, y los procesé con hielo partido. Quedó buenísima! un vaso lo compartimos con la peque, y el otro lo puse en el freezer y luego de una hora queda una especie de granita. Buenísimo y referescante!


¿Y por ahí? ¿como se reconcilian con el verano?



lunes, 16 de diciembre de 2013

Yo me inspiro ¿tú te inspiras?


Con mi grupete de amigas tenemos un rito que repetimos para el día del amigo y para fin de año. Además de reunirnos a comer, cada una lleva un regalo, en lo posible hand made, y luego allí sorteamos a quién le toca cada regalo. Una especie de amigo invisible pero cambiado. Hace ya muchos años que hacemos esto, de hecho en una de las primeras entradas al blogpubliqué unas pantuflas que hice hace mucho (inicios del crochet a full).
Para el último día del amigo yo venía motivada con las manualidades tras el cumple de la peque (nunca mostré las fotos, ups I did it again!) y con cero peso ante la mudanza que se aproximaba. Me gusta mucho para estas fechas meter en una caja o frasco grande varias cositas. Me encanta ver la cara de la que le toca, sacando de a poco los regalitos y viendo qué más queda. Es un gesto casi infantil.
Así que fui armando de a poco mi sorpresita…

Primeramente usé una caja de Patys (de las de 16) para que sea el contenedor. La pinté con acrílico verde (que tenía del cumple) y le puse una cinta roja con corazones que tenía en casa. Con silicona líquida armé un moño. Quedó medio navideña, pero era lo que había….



Luego adentro fueron a parar los siguientes regalitos:
1.     Primero lo comprado: un monederito de Todo Moda que adentro tenía un esmalte de uñas, toallitas quitaesmaltes y una pequeña lima. Una especie de set de emergencia para la cartera. Yo me hice uno para mí y es super útil.
2.     Un frasco de mermelada, al que le tejí una cubierta y luego llené de rocklets. También habían sobrado de unas bolsas grandes que compré en un mayorista para cumple… Como el frasco era de mermelada, y la tapa era negra, le tapé la marca con fibrón indeleble para que no pensaran que me auspiciaba La Campagnola.


      3. Un pajarito tejido al crochet. Todo hecho con restos de lana. El patrón lo tienen acá  . Súper fácil.
      4.     Unas tiritas de stickers como para los frascos de la cocina. Los bajé de la página “Las cosas de Ana  y los hice imprimir en papel autoadhesivo. Luego sumé un fibrón violeta y lo até con cintas.


Y así se armó el regalito. Como verán el mundo Blogger/Pinterest siempre inspira. A mí que no soy lo que se dice “una chica Utilísima” me sirve de mucho. Ahora me tengo que poner a pensar en el regalo de navidad…. Espero mientras tanto que mi cajita feliz les sirva de inspiración. Perdón por las fotos que son espantosas pero las saqué de noche y con el cel. De terror.... 

jueves, 5 de diciembre de 2013

Mi Pasionaria y sus misterios

Como saben de sobra quienes me conocen, a mí me encanta que me regalen plantas, sobre todo si son "hijitos/gajitos" de personas que quiero. 
Hace dos años viajamos a Villa General Belgrano y dando una vuelta descubrí en un alambrado una planta de pasionaria. Estaba llena de flores. Me encantó. Pensé en volver con la cámara de fotos pero los días que siguieron fueron de lluvia y nos fuimos para La Cumbre.
Al poco tiempo encontré esta planta en el mundo web y supe que científicamente se llama Passiflora caerulea, pero también flor de la pasión, pasionaria, mburucuyá en guaraní, entre otros nombres populares que recibe en los distintos lugares de latinoamérica. Después de eso me la crucé otras veces y desde lejos la reconocía por sus flores y sus frutos naranja. 
Hay varias leyendas sobre la planta, desde convicciones católicas que ven allí la pasión de cristo, hasta historias de guaraníes, donde la planta encierra la desolación de una doncella española enamorada de un aborigen. 
La cosa es que comenzamos la casa, hacemos alambrado, se hace la obra y cuando nos estábamos por mudar encuentro una enredadera en el alambrado. Miro las hojas y veo algo conocido.... así como así, de la nada, aparece una pasionaria en mi casa!!! 
No les puedo explicar mi alegría cuando empezó a florecer. 

Cierto es que por la zona hay otras plantas y que los pájaros transportan las semillas y que blablabla.... pero yo quiero creer que alguien me la mandó de regalo.
Mis abuelas adoraban sus jardines. Las dos tenían hermosas plantas y de las dos tengo recuerdos con los que hoy me identifico. A Dorita, la abuela paterna, la recuerdo culo pa rriba (con su culo redondo y sus piernas anchas, tan parecidas a las mías...) sacando yuyos entre las rosas, peleando siempre contra los caracoles y babosas. Maruca, la materna, se sentaba en un banquito y con su tijera oxidada recortaba el césped, en ese patio donde había laureles de jardín, granadas y quinotos. 

Mi mamá me contó hace poco que tiene una mancha alargada de nacimiento en el pecho y que de chica le decían que era un antojo de mbrucuyá. Así que pienso que capaz que es un regalo de Maruca, que sigue antojada...

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Los libros y yo en este 2013



Este año tuve que hacer unos cuantos viajes en avión por laburo. Si bien fueron todos de cabotaje, entre que te sentás y aterrizás te da un buen tiempito libre, que cuanto antes pase mejor. El avión es uno de los poquitísimos lugares donde no puedo dormir. Con lo cual algunos viajes aproveché a tejer (por suerte existen las agujas plásticas!!!) y después me dio por leer.

En alguna época –allá lejos y hace tanto tiempo- leía a montones, sobre todo en la adolescencia. Me pasaba la siesta devorando lo que sacaba de la biblioteca (me acuerdo de los de Elsa Bornemann y Alma Maritano de la Colección El Altillo, por ejemplo, de algunos de Poldy Bird, Laura Devetach, entre otros) y además mi tía me prestaba los Best sellers de Emecé. Esos primeros libros de adolescentes junto con el estímulo de mi entrañable profesora de Literatura de la secundaria,  me llevaron de a poco a otras lecturas: desde Benedetti, Cortázar, Borges hasta las obras de teatro de García Lorca (Doña Rosita la soltera, Yerma, La casa de Bernarda Alba, pufff…. Se me amontonan los recuerdos.

Aquella fue la época dorada de la lectura. Iba a la escuela por la mañana. Llegaba y me sentaba a la mesa lista de mi vieja y con el último bocado (como toda adolescente que se precie de al, obvio que ni siquiera me preocupaba en ayudar a levantar la mesa) me iba a la planta alta de la casa. Hacía la tarea en pocos minutos y luego me tiraba en el sillón a leer durante la siesta. Qué placer!!!! Santo placer. Nunca más en la vida tuve tanto tiempo para dedicarme a leer literatura. Claro está que leí mucho en la facultad, pero ya no ficción.

Desde entonces las vacaciones significaron mis pequeñas revanchas literarias. Cuando todavía éramos pareja sin hijos, nuestras vacaciones dilectas siempre fueron tirarnos en algún lugar bello (ejemplo, Lago Traful) con reposera, mate y libros. Hemos pasado tardes enteras cada cual en su lectura, que luego compartíamos intercambiando libros. Hoy tenemos hija, y menos vacaciones, pero igual procuramos llevarnos siempre algún librito en la valija.

El resto del año, debo confesarlo que en el único lugar y momento donde leo es en el baño #yaestalodije. Eso implica que rara vez me engancho con los libros, porque leo de a una hoja por día, con suerte. Entonces prefiero dedicarme a las dos revistas que compro: La Mujer de mi Vida y la Orsai.

Este año que pude leer dos libros de un saque, recuperé esa sensación de placer por la lectura fluida. Sentí con claridad cómo se removían mis neuronas, sumidas allá en su letargo. Fui feliz enfrascada en mi lectura, volando hacia otros mundos y otras vidas. Cuánto más se disfruta la lectura así!

LOS LIBROS DEL 2013
En la primera parte del año venía leyendo en mi trono:

-        Las recetas secretas de Frida – Alexandra Scheiman. Me lo regaló mi esposo para mi cumple del año pasado respetando la tradición de regalarnos siempre un libro y algo más para cada cumple. Tuve gran expectativa cuando lo vi, pero la verdad es que no me enganchó. Combina partes de la vida de Frida, con las recetas que ella prepara en sus banquetes tras un pacto que hace con la muerte. Me recordó a Como Agua para Chocolate. No me enganchó mucho la forma en la que está escrito, pero le daría una segunda oportunidad. Por ahora volvió a la biblioteca.


-         Y un Manual de Jardinería que también me regaló él para Navidad. Muy lindo, pero súper técnico y pensado para la agricultura en el otro hemisferio. Intenté leerlo de corrido como niña aplicada que soy, y lo abandoné en la mitad.
-          Compre Más respeto que soy tu madre, de Hernán Casciari. La verdad que no me pareció ni para leer en el baño. Y eso que a Casciari lo adoro. 


Y entonces llegaron los viajes….
-          Primero manoteé de la biblioteca un libro que yo le había regalado a él y no se enganchó: Gabriela, clavo y canela, de Jorge Amado. En unas vacaciones leímos de Amado “Tocaia Grande” y los dos quedamos enamorados de ese libro. Luego exploramos otros libros del autor bahiano y creo que llega un momento que todos los libros de Amado se parecen. Al principio no me terminaba de enganchar con los personajes, pero llegó un momento que Amado me agarró del cuello, me metió en la historia y no me dejó en paz hasta llegar al punto final.

-          Luego llegó el día de la madre y él me regaló Los Enamorados, de Alfred Hayes. Lo empecé a leer en un vuelo a Mendoza. Llegué al hotel, tiré el bolso sobre la cama y hasta que no lo terminé no me pude levantar. Es un libro breve, pero no recuerdo haber leído demasiados libros enteros en un mismo dia. Me encantó. Lo recomiendo fervorosamente.
-          Y por último arranqué con El Buda de los Suburbios, de Hanif Kureishi, que es lo que estoy leyendo ahora. Ahí vamos, no me agarró del cuello pero tampoco me dan ganas de abandonarlo. Ambientado en Londres, en los años 70, te situa en un momento particular y está bueno ver cómo los personajes viven contemporáneamente con todos aquellos cambios y turbulencias culturales. Pero creo que su protagonista no se va a amigar nunca conmigo… Igual lo voy a tratar de seguir, pero ya los viajes terminaron y los tiempos se hacen más salteados…. 

La semana pasada Marina, de Solo para Mí, habló del tema de la lectura y entre los comentarios hay muchos recomendados para tener en cuenta. 

Ojalá siempre pudiéramos encontrar un momento en el día para poder leer un rato, no?

Y uds.? qué están leyendo???



jueves, 21 de noviembre de 2013

Cómo agregar el botón Pin It en tu blog


Sin dudas el mundo Blogger y Pinterest están íntimamente conectados. Creo que la bloggera que no se hizo adicta a Pinterest es porque todavía no lo conoció. Yo me resistí bastante a entrar porque de antemano sabía que me iba a hacer adicta. Si algo me salvó de ello es no contar de momento con conexión a Internet en casa…

Vi en muchos blogs que habían incorporado el botón de Pin It en sus blogs de manera de que podamos colgar en nuestros tableros de Pinterest las fotos que vemos en Blogger. Tenía ganas de hacerlo desde hace mucho pero hace tiempo atrás encontré un isntructivo que me pareció muy complejo y me dio fiaca.

Hoy volví a la carga y encontré en el blog mismo de Pinterest este instructivo por demás de práctico, así que lo comparto y a pinear mi amor!!!!


Espero que les sirva

sábado, 16 de noviembre de 2013

Música sin fines de lucro. No se lo pierdan


Lisandro Aristimuño es uno de mis músicos favoritos al que tuve la suerte de ver en vivo ya varias veces, con sus brillantes músicos, los Azules Turquesas.
Creo que vale la pena aunque sea probar la música de Aristimuño. Un músico bastante joven, muy respetuoso de su trabajo y de sus influencias. Yo no soy experta en música, sólo hablo del deleite de quien escucha, solo dejándose llevar por lo que la música produce en el cuerpo, en las emociones.
Resulta que Aristimuño, además de difundir su propia música, se dedica a difundir la buena música emergente, independiente, de todo el país y de algunos limítrofes. Periódicamente en su página publica el Servicio M.S.F.L (música sin fines de lucro), creado sólo para oír (no se puede descargar).
Como él mismo define en su página “El servicio M.S.F.L (música sin fines de lucro) fue creado para difundir y dar a conocer nuevas canciones como dice el nombre, sin fines de lucro (solo por el placer de oír y ser escuchado)... La elección de estas canciones que enviaron uds de distintos lugares del planeta a: msfl@lisandroaristi.com fue realizada por mi gusto personal, que es tan solo uno en el mundo”.

Este mes se publica una especie de compilado de los 7 volúmenes que se publicaron durante el 2013. Es una delicia! Se los recomiendo para poner música amable durante el fin de semana, mientras hacen alguna cosa o simplemente se sientan a escuchar, trago en mano y buena compañía cerca.

Buen fin de semana!!! 

Les paso el link, tienen que entrar con zafari o Chrome.


viernes, 15 de noviembre de 2013

Zapatos nuevos

Hace unos meses les conté por aquí que había estado en el TEDx Rosario.
Hubo una de las charlas que me llamó particularmente la atención. Al disertante lo conocía de vista de mi época por el pago chico, pero nunca más lo había visto ni sabía nada de él. Tampoco la descripción que se brindaba decía mucho sobre su charla
Sin embargo la presentación nos dejó a todos impactados. Creo que todas las personas que vimos esto en vivo, necesariamente luego se lo contamos a alguien.  No sólo por el golpe de efecto que tiene su presentación en escenario sino por lo que cuenta.
El video es un poco largo, pero si tienen tiempo mirenló. Me parece que vale la pena
Después me cuentan qué les pareció
buen fin de semana!!! 





martes, 12 de noviembre de 2013

Mis 50



En el mundo blog encontré varias entradas de gente que se animó a escribir 50 cosas sobre sí mismas. Y la verdad que me tenté. Como dijo Unamuno "Hablode mí porque es el hombre que tengo más a mano";

Ahí vamos: 

1. Pongo muy poca atención a cómo me queda la ropa. De hecho, ni siquiera tengo espejo salvo en el baño
2. No me gusta la mayonesa
3. Soy hincha de Ferro
4. Me cuesta mucho, muchísimo la decoración. Es un gran esfuerzo porque quisiera poder y no puedo.
5. Tengo una escoliosis dorso lumbar - mi karma - y usé un corset de los 14 a los 17. Hermosa época, eh!  pero funcionó muy bien y pude hasta quedar embarazada y parir, pese a que me lo tenían contraindicado.
6. Tengo gran habilidad para recordar letras de canciones
7. Soy adicta al mate amargo
8. Lloro muy fácil con las películas para llorar
9. Hacerme reír a mí con una peli es más difícil que tentarlo a Santo Biasatti
10. Hablo mucho, muchísimo, sobre todo de mi misma. Por eso será que tengo un blog, no? para que nadie me interrumpa....
11. Nunca hubiera pensado en la vida que me iba a gustar tanto ser mamá
12. Soy amiguera hasta el cansancio y conservo amigos de todos los espacios por donde he transitado. Siempre algún cómplice me queda.
13. Soy muy rata y creo que por ello le asigno muy poco valor a las marcas. Me importa un bledo el tema salvo en contadas excepciones, como la tecnología.
14. Me cuesta mucho resistirme a los descuentos, liquidaciones, Programas Quiero, etc. He dicho, soy muy rata.
15. Soy Licenciada en comunicación y siempre lo menciono. No porque ello me haga superior a nadie, solo porque creo que el hecho de haber cursado una carrera de grado me hizo mejor persona de lo que era antes de recibirme.
16. Adoro viajar. he viajado mucho con mi familia, luego con amigos y ahora en familia. Ese es mi costado Burgués. Me cuesta mucho relegar las vacaciones
17. Soy muy dormilona. Madrugo desde los 13 años y nunca pude acostumbrarme. Jamás me despierto antes que suene el despertador y tengo la habilidad de dormirme en cualquier lugar, con luz, con ruido, con lo que quieras.
18. Soy propensa a meterme en conversaciones ajenas. Por ejemplo, si voy por la calle y alguien pregunta a otro por un determinado lugar y la persona le responde de manera equivocada soy muy capaz de meterme y corregir.
19. No miro tele, casi y procuro que mi hija tampoco mire. Pero cuesta en esta sociedad pantalladicta....
20. En los últimos 15 años prácticamente he mantenido el mismo peso (gracias padre por este aporte a mi genética) salvo cuando me recibí y en el embarazo, claro está.
21. Hablando de 15, no tuve fiesta. Yo pedí la moto, que todavía tengo. Una Zuzuki FA50.
22. A los 17 años mi papá me enseñó a manejar. Recién a los 21 me prestó el auto
23. Soy fana de mi papá, se nota?
24. Tengo debilidad por las plantas, sobre todo por las heredadas vía gajito. Tengo cactus, suculentas, plantas de la huerta, enredaderas. Frecuentemente me vengo a casa con algún gajito y la gente tiende a regalarme platitas.
25. Fui muy creyente - católica - hasta los 20 años. Luego entre lecturas y vivencias todo aquello cayó como un castillo de naipes.
26. En mi vida laboral profesional cambié 4 veces de trabajo. En la pre-profesional hice de todo: moza, inspectora de tránsito, secretaria, promotora….
27. Cada cumpleaños me escribo una carta para mí misma que abro 5 años después
28. Hace 20 años que llevo en mi mano izquierda una esclava de oro que me regaló mi mamá cuando terminé el colegio. 
29. También llevo siempre puestos 4 anillos: uno me lo regaló mi ex cuando me gradué, un anillo de sello que me lo regaló mi madre cuando rendí la última materia de la facu, una alianza de plata que me saqué en la torta del casamiento de unos amigos hace más de 10 años y una alianza mexicana que compré en Pinamar a los 20 años….
30. No llevo alianza de casamiento porque nunca nos casamos…
31. Adoro la Patagonia de los lagos, pasión que compartimos con el que nunca nos casamos….
32. A los 22 años mi madrina me invitó a un viaje a Europa. Hasta ahora mi única visita al viejo continente. Vaya regalito eh!
33. Según mi mamá fui concebida en unas vacaciones en Monte Hermoso. Y me paré por primera vez en Mar del Plata

34. Soy la tercera de hermanos muy seguidos. La típica tercera que cae de rebote en un descuido del pos parto. Igual me quieren eh! 
35. Mi hermana es y ha sido siempre una persona fundamental en mi vida. Mi guía y mi soporte
36. Soy muy desordenada y eso me molesta. Por tanto trato de implementar estrategias simples para no promover el desorden. Opte por renunciar al vestidor a sabiendas que iba a ser impresentable. Todo mueble en mi casa tiene puertas. Y tengo prohibido tener sillas o muebles de apoyo en mi habitación. 
37. Nunca entendí cómo funcionan los cheques, si es cruzado, si es a la orden. Y eso que trabajé 4 años en un banco.
38. Nunca hice terapia y soy muy prejuiciosa al respecto
39. Tengo debilidad por la figura de los abuelos, de los míos y de los ajenos. 
40. Me encanta cantar. Estudié canto durante varios años y ojalá pueda retomarlo alguna vez
41. Me gustaría saber tocar el piano pero me da mucha fiaca todo lo que tengo que aprender. Sueño que llego a mi casa, abro el piano y toco un vals.
42. Tal como dice Mechi, yo tampoco puedo dormir destapada, aunque sea necesito una sabanita. 
43. Cada vez que cuento un chiste, me pongo colorada 
44. Me encanta leer, pero encuentro poco tiempo para hacerlo. De chica vivía sacando libros de la biblioteca
45. El primer libro sin dibujitos que leí fue Annie, a medias con mi hermana. Leíamos una página cada una. 
46. Nunca tuve perros ni gatos. Lo mío son las tortugas
47. Mi especialidad en la cocina son los fideos caseros con vegetales.
48. Me gusta mucho la radio, sobre todo la AM. 
49. Todas las mañana tengo el deseo de irme a un bar a tomar un café con leche y leer el diario, y sin embargo, termino siempre en la oficina. 
50. Mientras me baño imagino historias y conversaciones entre personajes que no existen

Seeee llegué a los 50. Seguramente en los días que queden se me ocurran muchas cosas más. Me encanta hablar de mí misma, pero no se los cuento porque ya serían 51

¿Quién sigue?

viernes, 8 de noviembre de 2013

Mendigando un poco de WiFi

En la casa nueva no tenemos Internet. Es difícil conseguir un buen servicio. Hasta ahora la única alternativa a la vista es ese modem inalámbrico que ofrecen las compañías de celular que te remonta a la primera conexión de dial up de 1999 y te dan ganas de revolear la notebook al medio del patio.
A veces es bueno desconectares un poco. Yo prácticamente no miró tele, con los cual en casa no tengo tiempo perdido frente a las pantallas. Eso te da tiempo para otras cosas, te saca del alineamiento que te da Internet (conectada soy como un adolescente, concentrada en la lectura, no registro ni a mi hija....)
Pero extraño el mundo blogger. Extraño leer y escribir de vez en cuando. A veces miroteo de reojo algunas cosas cuando llego temprano al trabajo y todavía no hay nadie curioseando en mi pantalla. Otras veces, como hoy, cuando tengo algo de tiempo libre en un bar o en un hotel, me engancho con el iPad a cualquier Wifi para devorar en el poco rato todo lo que puedo....
Ando por acá, con muchas cosas para contar, pero sin cámara, ni PC, ni Internet. Espero poder volver, pero todavía no sé ni como, ni cuándo.....
Por ahora sigo extrañado y lamentándome....

miércoles, 30 de octubre de 2013

TEDx Atreverse a lo imposible

Ayer (1) en Rosario se realizó el TEDx y esta vez, sí pude ir (conseguí mi lugar para las tres ediciones anteriores y nunca pude ir por distintos motivos).
¿Qué es TED? Si buscan en la web van a encontrar muchas explicaciones. En pocas palabras, es un ciclo de conferencias de nivel internacional, que se originó en California en 1984, como un evento de cuatro días dedicado exclusivamente a charlas relacionados con tecnología. A lo largo de los ańos los temas se fueron diversificando y el evento se transformó en una cita obligada para las mentes destacadas, tanto en el escenario como en el auditorio.
Desde el año 2009 existen los eventos TEDx, donde x significa organizado independientemente. Esto quiere decir que un grupo de voluntarios, en cualquier parte del mundo, siguiendo ciertas pautas y restricciones, puede organizar el evento TEDx en su ciudad. Así se cada semana se suceden a lo largo del mundo estas jornadas que reúnen las personalidades destacadas de cada zona, que en un tiempo acotado exponen su experiencia, sus ideas generalmente movilizadoras. 
En www.ted.com/talks se pueden ver charlas en distintos idiomas sobre temas de lo más variados. Muchas son experiencias sencillas, historias de vida. Algunas son disertaciones memorables, que te sacuden la cabeza, que no te dejan igual que antes de verlas. 
Ayer estuve todo lo que pude en el salón Metropolitano de Rosario, donde unos mil espectadores fuimos parte del cuarto TEDx rosarino. Para asistir al TEDx no hay que pagar entrada. Sólo hay que anotares previamente, responder un cuestionario y luego la organización sortea los lugares disponibles y te avisa por Mail si quedaste o no. 
Hay una presentador de las charlas que, en este caso, fue Martín Jaúregui. Son cuatro bloques de charlas breves, donde cada disertante queda parado en un despojado escenario con su presentación y su relato. Y en cada corte se puede recorrer lo que llaman "Lab" que es donde los sponsors tienen su espacio para ofrecer alguna experiencia al auditorio. Porque el TED es eso, escuchar, pensar, experimentar. En un punto puede parecer un poco snob y en parte creo que lo es. Pero también creo que de vez en cuando hace falta abrir un poco la mente y dejar fluir las emociones. Lo primero que aprendí ayer fue que emocionares y moverse tienen la misma raíz. Hace bien quedarse pensando sentirse movilizado, renovar las ganas, generar otras nuevas. 
Ayer escuché a un sociólogo hablando de emociones, a un ingeniero que trazó el puente entre teoremas y Los Simpson. Un colega repasó a Narciso y sus reflejos en las nuevas tecnologías, y un activista tecnológico fue desde el corazón al cerebro y nos trajo un claro ejemplo de inteligencia artificial. En cierto momento un pibe de 16 años solo y sin decir una palabra  hizo que todos los pibes de la sala quedarán atónitos con su sonido de bandoneón, y un químico con su Plan B para la economía mundial. Mis favoritos fueron el ilustrador Decur y su historia de cómo pasó del pibe que se la pasaba haciendo dibujito al adulto que vive de eso y un publicista - Pachi Tammer- que nos enseño en carne propia que el hábito no hace al monje, con una puesta en escena que puso al auditorio de pie y la piel de gallina. 
Entre mi lista de temas pendientes no figura cambiar el mundo, pero sí aspiró a hacer un poquito mejor lo que tengo cerquita, lo que depende de mí. Sacudir el coco aunque sea un día al año viene bien para alcanzar mi propósito. Se los recomiendo! 

(1) la entrada la escribí al día siguiente del TEDx pero recién hoy puedo publicarla, casi un mes después

viernes, 25 de octubre de 2013

Volvió el que nunca se había ido





Ayer a la tarde estaba revisando los yuyos del jardín, mirando si habían vuelto los hormigueros. De repente miro en una bolsa de residuos donde había estado juntando pasto hace un tiempo y ahí estaba Manolo. La tortuga que creíamos paseando por los terrenos vecinos estaba en casa. Ni se había ido a buscar novia, ni se la había llevado un albañil de regalo. Simplemente estaba ahí. Habíamos buscado los dos por separado tanto atrás como debajo de la bolsa. Pero él se había metido adentro de la bolsa volcada sobre el patio
No les puedo explicar la alegría cuando lo vi ahí. Empecé a los gritos
Ahora ya sé quién va a compartir los damascos conmigo este verano. Estoy esperando que lleguen a la verdulería para festejar la vuelta de mi quelonio favorito!!!! 

jueves, 17 de octubre de 2013

Manolo se fue de paseo


El domingo nos dimos cuenta de que Manolo no estaba en su pocito.
Bicho criado 30 años en la baldosa, apenas nos mudamos a casa con terreno, hizo un hueco donde estaba siempre.Hasta que una buena mañana salimos a tomar mates al patio y no estaba ahí. Pensamos que andaba dando vueltas por el patio.  Todavía quedan bigas y ladrillos en el terreno, creímos que por ahí debía andar. Pero no, no estaba. Así que empezamos a buscarlo por los terrenos, que son muchos. Hay muchas obras, terrenos desocupados. Le avisamos a los vecinos, a Facebook, pusimos carteles en el barrio y nada, el tipo no aparece.
Él me dice que ya está, que es su naturaleza. Que las tortugas comúnmente se rajan a hacer su vida silvestre. La pequeñita me repite el cuento que nosotros le hicimos a ellas inspirados en María Elena: que Manolo se fue a buscar una novia para hacer su familia.
Yo no me conformo. Me da bronca ser tan papanata y no darme cuenta de que sí, que era capaz de pasar por debajo del tejido. Quiero que vuelva a su huequito.
Ya viene la época de damascos, quién los va a compartir conmigo????

miércoles, 16 de octubre de 2013

Tarde pero seguro fui a buscar mi premio!!!



Ivana de All we need is creativity, me otorgó hace ya unos cuantos días un premio que tarde en ir a buscar. Las respuestas las escribí hace como un año más o menos, pero recién hoy las puedo publicar..... 
1.   Tele o internet?
Internet. Y si no radio o música. La tele y yo nunca hemos sido grandes amigas
2.   Qué se escucha en tu casa?
Desde hace unos años, la voz de mi hija todo el tiempo. Pero si por alguna excepción está dormida o en silencio, se escucha radio o música: Divididos, algo de reggae, algo de Bossa Nova. O puede ser Drexler, Baglietto, Ana Prada, Ceratti, No te va a gustar, La Vela, Jack Jhonson, Lisa Hannigan. En fin, él es quien encarga de proveer buenos sonidos desde su IPOD.
3.    Libro o autor de cabecera?
No tengo ninguno en particular. Me gustan mucho los autores latinoamericanos: Jorge Amado, Cortázar, Benedetti, Alberto Fuguet, etc. Terminé hace poco de leer “Gabriela, clavo y canela” de Amado y tengo para empezar “El Buda de los Suburbios” de Hanif Kureishi y “Más respeto que soy tu madre”, del gran Hernán Casciari. 
4.    Estilo elegido a la hora de decorar tu casa? 
Yo soy cero decoración, la verdad. Me cuesta mucho. Como corro el riesgo de ser muy cocoliche a la hora de combinar, me voy al otro extremo y mi casa y las que he habitado últimamente, van por los colores neutros, un estilo racionalista, casi ninguna cosa colgada. Lo más parecido a la decoración son las plantas (muchas) y los portarretratos.
5.    Estilo/temática de tus blogs imperdibles
Me gusta mucho leer a mujeres que se las arreglan para ser madres, laburantes, creativas y emprendedoras, porque con eso es con lo que me identifico. También sigo algunos blogs de temas específicos como cocina, crochet o jardinería. Y miro algo de decoración a ver si me inspiro!
6.    Colorfull  o  blanco/gris nórdico?
Depende para qué. Para la ropa soy más bien colorfull. Para la deco gris nórdico.
7.   Sin definiciones...yendo a lo concreto/cotidiano/realidad, que es la creatividad para vos?
Es sentir que algo de lo que hiciste, dijiste o pensaste es novedoso, que no se le ocurrió a nadie antes. No importa si es así o no. Lo que importa es el poder que sentís en ese momento que se te prende la lamparita.
8.    última obsesión... que te está dando vuelta por la cabeza con ganas de hacerlo ya?!!!
Nos mudamos hace muy poco. En la heladera de mi casa hay pegada una hoja oficio con dos listas. Una dice “para hacer” y son cosas que todavía están pendientes de colocar, ordenar e instalar. Y otra que dice “para encarar” que son compras pendientes, para las que tenemos que esperar a estabilizarnos financieramente. Todavía está toda blanquita la hoja. No veo la hora de poder empezar a marcar con resaltador las cosas que vamos haciendo.
9. Blog extranjero para recomendar
- Con Botas de Agua http://www.conbotasdeagua.com/ Me encanta las cosas que hace para sus hijas, los lugares que recomienda (aunque no piense ir por ahora a Madrird) y sus fotos que son una delicia
- El Blog de Sarai Lamas http://saraillamas.blogspot.com.ar/ Me gusta su humor ácido, las historias de su piccolo y su forma de escribir
- De Milked and milked http://www.demilked.com/ para inspirarse un poco...
- Emma Llamb emmallamb.blogspot.com Sus paletas de colores son adorables
10. Admirás a ... 
Mi padre. Porque trabaja desde hace 60 años y nunca lo escuché decir estoy cansado, y ni sabe lo que es el estrés ni la vocación. Solo se levanta cada día, desde los 12 años y trabaja. 
11. Frase de cabecera
Me encanta una frase de un programa de Hangling de hace muchos años que decía “no haga un tango de todas las cosas”. Aunque yo soy la rosca andando…..


Gracias Ivana y el que quiera agarrar la posta será bienvenido!!!

lunes, 9 de septiembre de 2013

Rodolfo y Susana

Llegar a casa. Sentir que llegaste. Alcanzar la meta preciada. Sacarse los tacos y ponerse las ojotas. Ponerse cualquier cosa, qué más da. Ya llegué. No necesito ningún disfraz, ningún maquillaje.
Sentirse tan a gusto que asusta. Tan a gusto que emociona.

Domingo a la mañana, sol por todas las ventanas. La primavera amaga y ellos no se preocupan por mojarse con la manguera mientras lavan el auto. Adentro suena Marisa Monte y yo amaso sorrentinos caseros. Tengo espacio, estoy cómoda. Siento precisamente cuando se captura la instantánea que permanecerá en el recuerdo. Atrapo ese instante para guardarlo ahí donde van los momentos atesorables de la vida cotidiana. Momentos que luego se unirán en relatos que serán recuerdos de cómo se vive este tramo de la vida. Y yo diré: los domingos yo amasaba y ellos lavaban el auto, porque ya será una generalidad.

Y así vamos viviendo, llenos de esos instantes increíbles. Descubriendo todo lo nuevo.

Y nos vamos a dormir temprano, y salimos con el mate para disfrutar en el camino, juntos. Y ella duerme ahí atrás esa media hora de bonus track, tapadita con una manta de viaje, con el uniforme que le puse sin despertarla.
Y volvemos a la tarde con la promesa de encontrarnos en casa. Y el sol entra desde el patio, desde el lugar interno que más nos gusta. Y entonces nos sacamos los disfraces de gente seria que trabaja. Y ella se cambia el uniforme por joggings o calzas de la sección “si se ensucian, no importa”. Y yo me empeño como nunca porque esté todo limpio y ordenado. Y él riega el césped para que se ponga verde cuanto antes. O agarra alguna herramienta, casi descubriendo sus usos y funciones. Y ella, pequeñita mía, que va adaptándose a vivir en una casa, que de a poco inventa cómo se vive con un patio. Que no es el parque, que es nuestro, que sí que puede tirarse de nuevo en el tobogán, que no, no nos vamos.
Y aprendemos los 3 juntos cómo se prenden las luces y qué llave es de cada puerta. Y nos divertimos descubriendo el pueblo cerca. Memorizando nuevos nombres, agendando otros teléfonos.
Y los fines de semana se superponen visitas. Y charlamos con los vecinos en los alambrados. Y nos sentimos Rodolfo y Susana. Y ya no tenemos que ser jóvenes cancheros. Ya llegamos a donde queríamos estar. Ya queremos sentarnos a ver el atardecer y pasarnos el mate en silencio. Ya no tengo apuro.

Y me encuentro con mi lado adulto. Y siento que tengo lo que hace diez años venía sintiendo que era lo que me faltaba: mi casa. Y es eso, una casa, paredes y techo. Y tanto más. Tanto tanto tanto. 

Y así recibo hoy mis 37. Más que plena, serena y feliz. Satisfecha. con ganas de mucho más, pero sin ansiedad. 

viernes, 23 de agosto de 2013

La maldición del chino de enfrente


Yo era una chica organizada con las compras. Llevaba una lista mental o en papel de las cosas que se iban terminando en la alacena y en la heladera. A eso le sumaba las cosas de limpieza y perfumería y allí partía con mis requerimientos al súper o a la página digital del Coto. En el camino pensaba algunos menúes posibles para las próximas cenas y de esa manera me aseguraba poder preparar algún que otro plato con todos los ingredientes y poder desayunar un domingo sin sobresaltos.
Hasta que me mudé a una casa con un supermercado chino enfrente. Desde entonces mi cerebro cede a la tentación de la frase “cualquier cosa me cruzo al chino” y ya no hace ningún esfuerzo por decirle a mi mano que meta en el carrito del súper-todo-bien lo medianamente indispensable para subsistir.
El chino obviamente está abierto día y noche, hasta muy tarde. No conoce de feriados ni distingue martes de domingos. Siempre abierto en su galpón sin ventanas para venderte el queso para la pizza (sí, varias veces compré todo para la pizza menos el queso, ponele), la cerveza que no quisiste traer desde el súper-todo-bien que está a doscientos metros o ese vinito que prometiste llevar a la cena con amigos.
Ahora me mudo a un barrio con una modesta granjita y cuando digo modesta soy muy generosa. Y encima está como a 4 cuadras de las largas. El chino más próximo ya implica sacar el auto porque por allí la civilización va llegando en cuotas. Yo me pregunto si podré vencer al embrujo y recuperar mis facultades mentales. Supongo que se impondrán frases del tipo “es lo que hay” o “lo hice con lo que había”.

Y ustedes, también cayeron bajo la maldición del chino de enfrente (que también tiene su variante “el almacén de la esquina”, por ejemplo)?
Mi vecino y su particular ortografía

viernes, 16 de agosto de 2013

Llegar a casa

http://images.craftyindividuals.co.uk/

Pasamos años y años hablando del tema. Tardes de domingo, días en la playa. La pregunta era siempre la misma, cómo hacer para tener nuestra casa. Al principio vivimos de prestado en los 30 metros de mi departamento de estudiante. Hasta que el Evatest dio positivo y nos recibimos de inquilinos. En el mientras tanto probamos varias alternativas que no resultaron, desde inscribirnos en un Plan de viviendas cooperativo hasta tramitar un crédito de compra. Nada nos llevaba a donde queríamos y nos parecía una meta inalcanzable.
Un día abrí un sobre que había llegado para una antigua inquilina de la casa en la que vivíamos pensando que era una revista. Era un folleto de un loteo y por joder le dije a él: te tengo la posta. Me acuerdo con precisión de ese día. Era un sábado soleado de invierno, el primer torneo del Fútbol para todos, los primeros meses con la nena, lo cual había aumentado nuestra preocupación por no tener casa propia. Desde ahí una cosa trajo la otra: al día siguiente fuimos a ver el lugar, contamos hasta la última moneda, compramos una promesa, vimos como en ese campo se bosquejaba un barrio, se trazaban las calles, se plantaban los árboles. Nosotros contratamos un arquitecto, hicimos los planos y pasamos de la idea de una inversión a nuestra futura casa. LO que en su momento fue el terreno, en mayodel año pasado empezó a llamarse la obra y hace unas semanas que nos animamos a decirle casa.
Entre el folleto y el día de hoy pasaron 4 años. Nos parece mentira cuando miramos lo que hicimos y no podemos creer que sea palpable y no sea el Autocad del arquitecto. Pasamos nervios, peleas, negociaciones con proveedores, ansiedades. Adquirimos saberes sobre aberturas, caños, pisos, pinturas, luminarias. Nos transformamos en patrones a la fuerza. Nos endeudamos como nunca en nuestra vida lo hicimos y a esta altura ya dejamos de preocuparnos porque sabemos que va a durar años.
Pero nosotros, que pensamos que estábamos condenados generacionalmente a ser inquilinos for ever and ever pese a laburar todo el puto día, finalmente estamos a 10 días de llegar a casa. A nuestra casa. A la casa en la que podré sacar las plantas de las macetas y dejarlas echar raíces con calma. A la casa en la que podremos clavar los cuadros. Al cambio de domicilio definitivo. Allí sueño con mi huerta y la compostera. Allí este día del niño estrenaremos el “tolobán” que ella siempre quiso.  
Para llegar a esto, que claramente era nuestro objetivo desde hace muchos años, la idea fija, tuvimos que sacrificar otras cosas y adaptarnos a la circunstancias. La principal concesión fue la lejanía. Nos vamos a nuestra casa, con patio verde, pero queda a 30 minutos de nuestros trabajos, allá donde el diablo perdió el poncho y donde no llega el colectivo. Eso será todo un cambio para los tres. Y esa es la parte que me asusta, más que las deudas. De aquí en más nuestra organización familiar será otra. Y supongo que nos adaptaremos a eso, a vivir sin vecinos y sin Internet.
Mis sentimientos son cruzados: tengo una enorme satisfacción porque hayamos podido alcanzar juntos este objetivo. Una convicción de que sí, se puede, que deseo transmitir a todas aquellas personas que persiguen este sueño. Si nosotros pudimos, van a poder. También tengo miedo a este gran cambio y ansiedad por saber cómo será todo. Pero bueno, lo cierto es que en pocos días comienza otra historia para nosotros. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com