lunes, 28 de diciembre de 2015

Libros del 2015

Este año tuvo sus altibajos con la lectura. Tuve meses de lectura intensa y meses que no me interesó leer ni un renglón. De las cosas que leí, en su mayoría, fue un año sin grises: encontré libros que me apasionaron y otros que directamente abandoné (en mi caso abandonar un libro es rarísimo...)
Les cuento cuáles fueron los libros del 2015:
La fiesta de la insignificancia de Milán Kundera. Para mí Milán Kundera era Gardel y Lepera. El autor de un libro que adoré (La insoportable levedad del ser, como no podía ser de otra manera) nunca me podía defraudar. La sensanción que me dejó es esta "Hola soy Kundera, soy re famoso, puedo escribir lo que me venga en gana que me van a editar". 
Mr Gwin de Alessandro Baricco. Lo primero que leo de Baricco que venía super recomendado por unas amigas y por mi marido. Me gustó mucho, entré a la historia y a sus personajes de cabeza. Muy bueno.
Betibú de Claudia Piñeiro. Este me lo recomendó Irene en la entrada de repaso de la lectura del 2014. A mí me encanta Claudia Piñeiro, nunca me defrauda y con este menos. No vi la película así que no estaba condicionada a ponerle caras conocidas a los personajes. Y los adoré, sobre todo al viejo periodista Jaime Brena. De esas historias que leerías una segunda parte.
Leviatán, Paul Auster. Muy buen policial! recuerdo estar un día en la plaza con mi hija y estar parada leyendo sin querer moverme a ver qué pasaba. 
Tierras de Cristal, de Alessandro Baricco. Adoré este libro. Va de cabeza a la lista de "los libros más lindos que leí en mi vida". De esos que cuando llegaste a la última hoja irías nuevamente a la primera página para volver a empezarlo. Me lo leí casi de un tirón volviendo de viaje de las vacaciones leyendo y moqueando. Hermoso!
El tiempo entre costuras, de María Dueñas. Me habían recomendado la serie y el libro, pero ya sabía que la serie nunca la iba a ver. El año pasado cuando quedé tan enamorada de El corazón Helado algunas personas me recomendaron este libro. No me enamoró tanto como El Corazón Helado, pero sí disfruté mucho de la novela y sufrí mucho los devenires de Sira Quiroga. Hubo algo igual en la relación del personaje con su pasado que no me terminó de cerrar y eso hizo que me mantuviera un poco distante de la historia. 
Una suerte Pequeña, de Claudia Piñeiro. Bueno, volvemos a Piñeiro y volvemos a los libros que te hacen llorar en la sala de espera del médico. Volvemos a los libros que te agarran de los pelos y te meten en la historia de cabeza. Tal vez Piñeiro no sea lo más destacado en el mundo de la literatura snob pero qué querés que te diga Marta, para mí es una narradora de puta madre.
Seda, después de lo mucho que me gustó Tierras de cristal quería leer todo lo de Baricco. Seda también me gustó mucho. Leí por ahí que Seda es un libro que debe contemplarse más que leerse. Yo diría que como mínimo hay que leerlo despacio, saborearlo. Es un libro breve, así que vale la pena disfrutar ese viaje. Yo hubiera querido más diálogo más detalle de los personajes pero entiendo que el propósito del lector es dejar la historia más llana, más sencilla.
Brooklyn Follies Paul Auster. Digamos que la lectura del 2015 se traduce en: me gusta Claudia Piñeiro, me gusta Baricco... y me gusta Paul Auster. Hermoso libro que me llegó justo en el momento en que alguien me enseñó que existen muchas vidas en una. Aún cuando crees que ya está terminado el camino, existen otras bifurcaciones, como segundas oportunidades.
Mr Vértigo, de Paul Auster, regalo de mi marido para mi cumple, libro en papel...  Muy linda historia, que va acompañando parte de la historia de EEUU. Hermosos y excéntricos personajes. Una especie de realismo mágico pero a lo yankee. Me gustó mucho. 
Para mi cumple me regalaron otros dos libros con los que no pude enganchar, pese a que me los regalaron dos amigas cercanas, ambas creyendo que me iban a enamorar. El primero fue Íntimas Suculencias, de Laura Esquivel. ¿Quién no adoró Como Agua para chocolate? Yo lo leí en la adolescencia y me encantó! Este es un libro chiquito, que recopila algunas recetas y publicaciones de Laura Esquivel en algunos medios y retoma algunas cosas de Como agua para chocolate. Me pareció aburrido, redundante, un producto de las editoriales para seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro. El otro libro fue Cerca del Corazón Salvaje, de Clarice Lispector. Es el primer libro que leo de Lispector, casualmente es su ópera prima. No pude entrar, me perdía entre sus páginas sin lograr hacer sentido. Quizás sea para retomar en otro momento con la mente más despejada. 
Ahora tengo en espera El Pintor de Batallas, de Pérez Reverte, pero eso ya será para la lista del año próximo
¿Y ustedes que leyeron en este año? ¿Qué recomiendan?
Les mando un beso grande y que aprovechen este fin de año para renovar los sueños y recargar las ganas. 
Para ver la lectura del 2014 hagan clic acá.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com