jueves, 23 de agosto de 2012

Confesiones de invierno #10 |Método fordista

           

Encuentro un extraño gusto por la producción en serie. Tejiendo la manta de grannies, de lo que más disfruto es de poner todos los cuadraditos ordenados por color. Los apilo parejitos y me los quedo mirando cual si fueran niños prodigio. Lo mismo me pasa cuando cocino para el freezer. Cargo todos los tupers (si encuentro iguales, es la gloria). Los etiqueto, los apilo y los miro embelesada.

Por suerte, no me dio por explorar este gusto en el tema maternidad. Será el caso de Maru Botana?

Y si faltaba una prueba... tienen esta serie y tantas más con las que estoy alimentando el blog...

miércoles, 22 de agosto de 2012

CTRL Z


Estoy desaparecida pero con muchas ganas de escribir, de leer, de estar. Por una sucesión de hechos no puedo escribir ahora el post que tenía pensado, con cosas que hice el fin de semana y que quisiera compartir
Otra vez se me llenó de nubarrones el panorama laboral. Soy una eterna inconforme en ese terreno. Siempre hay algo que me falta o que me sobra. Lo que le faltaba al trabajo anterior lo tiene este: buenas condiciones, buen horario, buen salario. Y en este me falta todo lo que tenía allá. No le encuentro la vuelta al puesto, siento que profesionalmente no le estoy aportando nada. Sale mi lado obrero, de cumplir, de ser responsable. Pero no aflora la pasión que uno pone en las cosas que me gustan.
Pasaron tan solo tres meses. Yo no me imagino volver a donde estaba antes, aun si pudiera, no veo que ello me hiciera bien. Quizás me apuré en decidirme, me tentó la oportunidad.
Pero ahora me pregunto cómo hacer para estar mejor, cómo corro esa nube, cómo dejo de embarrar toda mi vida de malestar laboral. Él es santa paciencia, me banca, me contiene, pero a veces creo que me abuso. 
Pienso en mi padre que lleva 60 años trabajando de lo que pudo, de lo que le tocó y jamás lo oí quejarse. 
Ya volveré con mejores ánimos y cosas más lindas para contar. Lo prometo. Al menos lo voy a intentar

jueves, 16 de agosto de 2012

Confesiones de invierno #9 | Temor infantil



Cada cumpleaños, un rato antes de la hora señalada para que lleguen los invitados me invade un miedo ciego de que no venga nadie. Es irracional, se apodera de mí matemáticamente cada año. El timbre que no suena y yo, aún sabiendo que somos el club de las impuntuales, pienso que mis amigas no van a acudir a la cita.
Cuando cumplí los 15 mi familia conspiró en secreto y decidieron no decirme feliz cumpleaños hasta el mediodía, hora en que nací. Confieso que si bien sospechaba, casi sin dudas, de que era un chiste, me costó mucho soportar la ignorancia.
No pienso tratarlo con mi analista.

martes, 14 de agosto de 2012

Confesiones de Invierno #8 | Una mujer sentada al piano


Hace muchos años que me gustaría saber tocar el piano (Gramática, perdoname). En verdad fantaseo con la siguiente imagen: es de tarde/tardecita, me siento en esa butaca alargada, levanto la tapa del piano, y sin más comienzo a tocar una canción con total naturalidad. La naturalidad del talento. Una melodía que fluye a través de mis dedos. Y yo que toco sin mirar el piano, como si fuera Lito Vitale.

Hice mi intento hace algunos años y la tarea de aprender a tocar el piano se apareció ante mí como una proeza imposible. No tengo piano cerca donde entrenar, ni la más mínima noción de lenguaje musical. Un terreno donde está todo por hacer, y yo tan mayorcita y poco capacitada.

Decidí dejarlo para mi jubilación.


viernes, 10 de agosto de 2012

El triciclo virtual

Ayer justo hablaba por aquí de juguetes. Al mediodía paso por una juguetería que está cerca del trabajo y veo esto:


Un triciclo virtual... no se ve bien porque justo daba el pleno sol sobre la vidiriera. Yo pensé que era la versión infantil de la bici fija. Pero el Tío Google me contó que es más que eso, es una "bici-consola de aprendizaje que se conecta al televisor. El niño podrá escoger su vehículo favorito en la pantalla y explorar diferentes entornos mientras aprende durante el recorrido".
Yo sé que soy muy reactiva a este tipo de cosas. Trato, mientras pueda, que Amparo mire la menor cantidad de tele posible (un poco sí porque somos parte del entorno y tampoco quiero que sea la extraterrestre que era yo a mis 20 años sin tele). En mi casa hay una Play Station que juro no sé ni cómo se prende. No me interesa en lo más mínimo. También tenemos una bici fija (normalita, no se enchufa a ninguna parte) que de verla me deprime.
Supongo que de estas cosas hay millones, que para un niño muy inquieto que vive en un departamento en una gran ciudad, puede ser una alternativa...
A mí me dio escalofríos. Tanto así que cuando fui a buscar a la pipi al jardín nos fuimos a tomar un helado y a dar tres vueltas en la calesita.

Besos, buen finde y feliz día del niño.



jueves, 9 de agosto de 2012

Fiesta de Enlaces: 3 juguetes para regalar a un bebé



Hoy hay fiesta, porque Eli propuso fiesta de enlaces, y porque hablamos de niñez, de infancia.
Por primera vez me animo a participar porque inmediatamente me vino un tema a la mente. Esta ves no vengo con una entrada en clave retro para hablar de mi infancia setentosa sino para aportar algunas ideas para las que tengan que hacer regalos a bebes. El consejo está basado en mi experiencia como madre, es decir, un solo caso. Así que tomalo como de quien viene, a sabiendas de que me creo que me las sé todas por criar a una hija, que además, nobleza obliga, hay que decirlo, es santa pancha.
Sabiendo que muchas veces para el Día del Niño se amontona la lista de niñitos para regalar, jugueterías llenas, y uno sin saber qué hacer, me pareció válido aportar mi granito de arena.


1.       Libro de tela de Fisher Price. La sugerencia la aportó la pediatra a las pocas semanas de vida. Me recomendó libros blandos, que le fuera pasando las páginas que se los mostrara. El regalo lo trajo mi mamá. Primero fue uno lavable, de plástico que lo perdí enseguida. Y luego vino el de tela, que lo tiene todo. El de mi hija es Un día en la granja, pero hay varios. Tiene colores, texturas, historias para inventar, un patito que se esconde en cada página, una vaca-señalador-sonajero y una larga etiqueta que era lo que en un principio más le gustaba a Amparo para chupar. Además tiene una argolla con la que yo se lo enganchaba en el cochecito. Me salvó siempre en la salas de espera. Es livianito, lo metés en el lavarropas y sale como nuevo y evidentemente está pedagógicamente bien diseñado, porque a medida que pasa el tiempo ella le fue encontrando nuevas funcionalidades. Hasta los dos años era bibliografía obligatoria en casa. Ahora hemos reemplazado por otro material, pero le debo eterno agradecimiento. Como diría Jorge Hanné “Ió se los recomiendo”. Hay que invertir unos $150.



2.     Bloques blandos Piago para bebés. Se los regaló mi cuñada y no les tenía mucha fe. Son blanditos, coloridos y tienen algo de olor. En la época que todavía jugaba en la sillita de comer pasó horas haciendo torres, mordiéndolos, inventando juegos. También se metieron a la pile alguna que otra vez para convertirse en vasitos y pasar el agua de uno a otro toda la tarde. Son lavables y “cepillables”. Su ventana de uso en el tiempo no es demasiada extensa pero es un juguete relativamente económico ($54 en Giro Didáctico). Con la cajita de 8 piezas alcanza.


3.       El tambor de Chicco. Como dice el padre de una amiga sobre los regalos para nenes “sin pilas ni pulso”. Esa es la premisa. Pero toda regla tiene su excepción. Sobre todo en este caso que sin pilas se usa igual. Este es otro de los chiches con los que decís “estos tipos la pensaron bien eh”. Porque va refuncionalizándose a medida que el pequeño crece y las habilidades que adquiere tu hijo se van reflejando en las funcionalidades que encuentra en el juguete. Tiene para encastrar, para poner y sacar la tapa con facilidad, para hacerlo rolar y la parte del tambor propiamente dicha, con muchas musiquitas que son muy agradables, y se les puede regular el volumen. Actualmente esa parte no funciona porque Amparo lo confundió con un balde y lo metió dentro de la pile varias veces, pero lo usó mucho en sus primeros pasos como DJ. En cierto momento el chiste era ver qué cosas podía meter por los huecos de la tapa más allá de las figuras que trae. Hoy sigue entre los chiches vigentes y es el lugar donde guarda los muñecos de Mickey que estaban en la torta.
Sé que sale unos buenos mangos (nos 350 pesos) pero lo amortizás. A mi hija se lo regaló la que entonces era mi jefa y es de esos chiches que siempre atraen a las visitas.

Agregamos: No dejen de pasar por la fiesta de Eli que se puso muy interesante!  http://zapallosenalmibar.blogspot.com.ar

Y ya que que edité les dejo tres fotos con los juguetes en acción y de paso recuerdo de cuando mi pipi chiquita era un bebé. Besos y feliz día del niño para tutti cuanti!




 

martes, 7 de agosto de 2012

Para leer los días aburridos de oficina #2 MDE



Manual de estilo

Sé que llegué por recomendación de un Blog, pero no me acuerdo de cuál. Me suscribí por mail y no me defraudó. Salvo la sección Filling the blanks que no termino de entender, las demás me han hecho reír y mucho y me da una gran alegría cuando llega un nuevo mail.

Las demás secciones que hacen las entradas de Manual de estilo son:

Cómo ser cool:  Allí se listan entradas como por ejemplo, Cómo ser cool si te gusta Arjona, si te gusta el fútbol o la más reciente Cómo ser cool con una remera de Homero. Va un fragmento de una entrada dedicada a Steve Jobs. 

Cómo ser cool si no creés que Steve Jobs inventó la rueda y al tercer día resucitó entre los muertos no sin antes simplificarle la marca a Dios como iGod

Toda ocasión se vuelve cool si le agregás un producto de Apple. Pensá en un pálido cuidador de cementerios. Imaginalo ahora escuchando “Crypt Style” o “Honey’s dead” en su IPhone, ¿no es irresistible? Pensá en un hombre a punto de morir en la calle aplastado por un piano. ¿Esa muerte tan ridícula no se vuelve irónicamente cool si ese hombre justo estaba tocando el piano en su IPad?


Según la ley de Murphy de los conciertos, cuantas más comidas hayas sacrificado para poder financiar la entrada a un recital, mayores serán las probabilidades de encontrarte con uno de estos 5 individuos al lado. […]

2. Miguel Gritar

Individuo que suele gozar de una memoria prodigiosa que le permite cantar cada fragmento de cada canción, incluso las partes de los coristas. Goza de un pico de éxtasis con cada solo de guitarra, que tararea mientras toca cuerdas invisibles con sus dedos. Ese taladro desenfrenado solo se detiene entre canción y canción. Pero no creas que sus cuerdas vocales descansarán. Aprovechará ese descanso para gritar mensajes de borracho a los miembros de la banda, a quienes llama por sus apodos

Después está el diccionario MDE, que me encanta. Especialmente recomiendo las listas como Mala Gente, Poco Digno y Triste. Pero me gustaron todas las que leí.

Va una entrada completa

Mentira

Tener que trabajar hasta tarde es mentira. Empezar el lunes es mentira. Estoy en 5 es mentira. Tenerlo en la punta de la lengua es mentira. Igual, tu idea es muy buena es mentira. Seguro que es gay es mentira. El ómnibus se rompió es mentira. Instagram es mentira. El símil chocolate es mentira. El coche cama es mentira. Velvet Revolver fue mentira.  Las fotos de perfil son mentira. Estar a full con laburo es mentira. Situación sentimental “es complicado” es mentira.La mitad de los check in en foursquare son mentira. La versión sin censura es mentira. El fin del mundo es mentira. No hacerlo por falta de tiempo es mentira. Las tetas de la recepcionista son de mentira. All you need is love es mentira. Manic pixie dream girl es mentira. La posmodernidad es mentira. Los Reebok Easy Tone son mentira. El ranking de la FIFA es mentira. El PBI es mentira. Pocitos Nuevo es mentira. Ya no pensar en eso es mentira. Ser amiga de la actual de tu ex es mentira. Todo lo que twitteás es mentira. Que no te gusten los productos de Apple es mentira. La pared de yeso es mentira. Los créditos de la casa son mentira. La cerveza sin alcohol es mentira. La envidia sana es mentira. El fisicoculturismo es mentira. El buzón de quejas es mentira. El Barcelona es un invento del periodismo. Licenciatura en gerencia es mentira. Mejor solo que mal acompañado es mentira. 9 de cada 10 médicos recomiendan es mentira. Sentirse más mujer en “esos días” es mentira. Community Manager es mentira. Violencia es mentir. Divertirse en una fiesta hipster es mentira. González Iñárritu es mentira. Hasta agotar stock es mentira. Escuchar a Britney de manera irónica es mentira. No sabe / no contesta es mentira. Preferir al pájaro que tenés en la mano y no a los 100 que andan volando es mentira. No me pasa nada es mentira. La caridad es mentira. La gente cambia es mentira. Don Draper es mentira. La amistad retratada en las publicidades de cerveza es mentira. Artigas es mentira. Los termómetros de la calle son mentira. Y de una vez por todas: no haber recibido el mensaje, escuchado el teléfono o visto el mail es mentira. ¡Entendelo!

Tiene unas listas de Soundtracks muy buenas, como para descubrir música y otra sección llamada Asistencia Social dedicada a desmitificar modas y tendencias de la vida cotidiana urbana. Recientemente publicaron una entrada dedicada a los Stand Up llamada La sociedad de los hombres parados que arranca de la siguiente manera:

Si no miraste Seinfeld en los noventa, si sos de los que cree que la chica Sabrina es el máximo exponente de la agudeza e ingenio actuales, o si hace demasiado que no salís de adentro del tupper, te vamos a contar por qué está tan de moda pararse frente a mucha gente y humillarse a cambio de algunas sonrisas.

Hace algún tiempo que no están actualizando entradas pero igual se los recomiendo porque con lo que tienen en archivo, se pueden entretener una semana entera

viernes, 3 de agosto de 2012

Las plantas vienen a mí


No es que yo busque las plantas… ellas me buscan a mí! Dos nuevas chicas verdes han llegado a mi jardín. Una me la regaló una amiga, a quien siempre elogiaba sus plantitas. Yo ya le había hecho un par de donaciones del Club del Gajito, y era hora que tuviera mi plantita de vuelta. Así que me hizo de las suyas, esta hermosa suculenta que se llama Madreperla en esta hermosa maceta.



Ella tan gauchita en el traslado dejó caer dos hojas, de las que salieron unos pequeños brotecitos. Esos brotecitos ya fueron a otra maceta a ver para qué lado seguimos la cadena de donaciones…



Para el día del amigo,  con el pequeño grupete que me festeja, hicimos la ceremonia habitual del amigo invisible. El sorteo se hace ahí mismo, así que uno lleva el regalo pero no sabe a quién le va a tocar. En una época era hand-made, pero por esas horribles cosas de la vida moderna, fuimos virando a comprado con onda. Gracias a San Expedito que me tocó este cactus, que tanto quería tener!!!! Y vean que linda macetita y que bien se lleva con el otro regalo.



La maceta pintada oficiaba de porta-macetas en el regalo. Así que la tuve que transplantar y algunos deditos se sacrificaron y dijeron, ta bien, nos vamos para el club del gajito. Siempre hay alguna macetita de donaciones a mano, y allí están. Esperando adopción. Aparentemente se llama Cactus cacahuete, pero yo le digo Dedos.



Me encanta saber el nombre de las plantas para luego poder hablar sobre ellas… Por ejemplo poder afirmar cómo ha crecido la madreperla o preguntarme si a la Malamadre no le estará haciendo falta un cambio de maceta…

En fin delfín, lo importante es que la primavera está a la vuelta de la esquina!

jueves, 2 de agosto de 2012

Confesiones de Invierno #7 | Pronombre


No me gusta la gente que dice “mamá” en lugar de "mi" mamá. Salvo que estés hablando con tus hermanos, claro. Es una chetada que no me banco.

En fin... hoy me levanté cruzada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com