lunes, 28 de diciembre de 2015

Libros del 2015

Este año tuvo sus altibajos con la lectura. Tuve meses de lectura intensa y meses que no me interesó leer ni un renglón. De las cosas que leí, en su mayoría, fue un año sin grises: encontré libros que me apasionaron y otros que directamente abandoné (en mi caso abandonar un libro es rarísimo...)
Les cuento cuáles fueron los libros del 2015:
La fiesta de la insignificancia de Milán Kundera. Para mí Milán Kundera era Gardel y Lepera. El autor de un libro que adoré (La insoportable levedad del ser, como no podía ser de otra manera) nunca me podía defraudar. La sensanción que me dejó es esta "Hola soy Kundera, soy re famoso, puedo escribir lo que me venga en gana que me van a editar". 
Mr Gwin de Alessandro Baricco. Lo primero que leo de Baricco que venía super recomendado por unas amigas y por mi marido. Me gustó mucho, entré a la historia y a sus personajes de cabeza. Muy bueno.
Betibú de Claudia Piñeiro. Este me lo recomendó Irene en la entrada de repaso de la lectura del 2014. A mí me encanta Claudia Piñeiro, nunca me defrauda y con este menos. No vi la película así que no estaba condicionada a ponerle caras conocidas a los personajes. Y los adoré, sobre todo al viejo periodista Jaime Brena. De esas historias que leerías una segunda parte.
Leviatán, Paul Auster. Muy buen policial! recuerdo estar un día en la plaza con mi hija y estar parada leyendo sin querer moverme a ver qué pasaba. 
Tierras de Cristal, de Alessandro Baricco. Adoré este libro. Va de cabeza a la lista de "los libros más lindos que leí en mi vida". De esos que cuando llegaste a la última hoja irías nuevamente a la primera página para volver a empezarlo. Me lo leí casi de un tirón volviendo de viaje de las vacaciones leyendo y moqueando. Hermoso!
El tiempo entre costuras, de María Dueñas. Me habían recomendado la serie y el libro, pero ya sabía que la serie nunca la iba a ver. El año pasado cuando quedé tan enamorada de El corazón Helado algunas personas me recomendaron este libro. No me enamoró tanto como El Corazón Helado, pero sí disfruté mucho de la novela y sufrí mucho los devenires de Sira Quiroga. Hubo algo igual en la relación del personaje con su pasado que no me terminó de cerrar y eso hizo que me mantuviera un poco distante de la historia. 
Una suerte Pequeña, de Claudia Piñeiro. Bueno, volvemos a Piñeiro y volvemos a los libros que te hacen llorar en la sala de espera del médico. Volvemos a los libros que te agarran de los pelos y te meten en la historia de cabeza. Tal vez Piñeiro no sea lo más destacado en el mundo de la literatura snob pero qué querés que te diga Marta, para mí es una narradora de puta madre.
Seda, después de lo mucho que me gustó Tierras de cristal quería leer todo lo de Baricco. Seda también me gustó mucho. Leí por ahí que Seda es un libro que debe contemplarse más que leerse. Yo diría que como mínimo hay que leerlo despacio, saborearlo. Es un libro breve, así que vale la pena disfrutar ese viaje. Yo hubiera querido más diálogo más detalle de los personajes pero entiendo que el propósito del lector es dejar la historia más llana, más sencilla.
Brooklyn Follies Paul Auster. Digamos que la lectura del 2015 se traduce en: me gusta Claudia Piñeiro, me gusta Baricco... y me gusta Paul Auster. Hermoso libro que me llegó justo en el momento en que alguien me enseñó que existen muchas vidas en una. Aún cuando crees que ya está terminado el camino, existen otras bifurcaciones, como segundas oportunidades.
Mr Vértigo, de Paul Auster, regalo de mi marido para mi cumple, libro en papel...  Muy linda historia, que va acompañando parte de la historia de EEUU. Hermosos y excéntricos personajes. Una especie de realismo mágico pero a lo yankee. Me gustó mucho. 
Para mi cumple me regalaron otros dos libros con los que no pude enganchar, pese a que me los regalaron dos amigas cercanas, ambas creyendo que me iban a enamorar. El primero fue Íntimas Suculencias, de Laura Esquivel. ¿Quién no adoró Como Agua para chocolate? Yo lo leí en la adolescencia y me encantó! Este es un libro chiquito, que recopila algunas recetas y publicaciones de Laura Esquivel en algunos medios y retoma algunas cosas de Como agua para chocolate. Me pareció aburrido, redundante, un producto de las editoriales para seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro. El otro libro fue Cerca del Corazón Salvaje, de Clarice Lispector. Es el primer libro que leo de Lispector, casualmente es su ópera prima. No pude entrar, me perdía entre sus páginas sin lograr hacer sentido. Quizás sea para retomar en otro momento con la mente más despejada. 
Ahora tengo en espera El Pintor de Batallas, de Pérez Reverte, pero eso ya será para la lista del año próximo
¿Y ustedes que leyeron en este año? ¿Qué recomiendan?
Les mando un beso grande y que aprovechen este fin de año para renovar los sueños y recargar las ganas. 
Para ver la lectura del 2014 hagan clic acá.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Mr Músuculo Desengrasante Casero!

Cuando te acostumbrás a tirar todo lo orgánico en la compostera, tirar las cáscaras al tacho te parece rarísimo. Al menos eso me pasa mí. Leí por ahí que no es conveniente tirar las cáscaras de los cítricos en gran cantidad a la compostera para que no sea demasiado ácido y espante a las lombrices. Así que me puse a ver qué se podía hacer con las cáscaras. Entre las opciones está la de este limpiador ecoloógico.

Procedimiento:
En un frasco colocás las cáscaras de cítricos: limón, naranja, mandarina. En rigor habría que sacarle los restos de pulpa, pero yo soy un poco vaga para esto. Lo cubrís con vinagre de alcohol y lo dejás tapado por 3 semanas para que se macere. Al cabo de ese tiempo, lo colás y lo ponés en un rociador y voilá! tenés un limpiador super ecológico, desengrasante, insecticida y re barato. Ideal para quienes tienen hormiguitas en la mesada. Sirve para el baño, para la cocina, para lo que quieras....

¿Qué tal este tip? Si lo prueban cuentenmé cómo les resultó


miércoles, 18 de noviembre de 2015

Postre express


La semana pasada fue el cumple de no-marido. Por cuestiones de trabajo yo estaba en Tucumán ese día así que no pude acompañarlo. El viernes festejaba con sus amigos y yo me autoprostulé para hacer una torta para el postre. Estar fuera de mi casa 3 días me complicó la semana y unas horas antes del festejo caí en la cuenta que de ninguna manera llegaba a hacer una torta, dejar que se enfríe, rellenarla. En fin... Comprar algo hecho no me parecía (la culpa es la culpa!). Pensé en hacer frutillas con crema que es uno de sus postres favoritos, pero era demasiado chanta, entonces de esa situación de falta de tiempo salió un postre que tuvo gran aceptación en la platea masculina.
La cosa es así, te lo cuento como una receta re probada pero en verdad tomalo más como una idea.

Postre fácil de frutilla y crema (para 10 copas)
1- En un bowl poner 1 kg y medio de frutillas lavadas, cortadas y sin cabitos con 5 cucharadas de azúcar y un chorrito de moscato. Reservar.
2. Aparte mezclar 2 latas de leche condensada, 1 pote de crema de los grandes y la ralladura y el jugo de 3 limones grandes. El limón hace que la mezcla espese sin necesidad de batir, solo mezclando todo bien durante un par de minutos. 
3. En una copa o frasco colocar trozos de pionono o vanillas, una capa de frutillas con su jugo (para que humedezca el pionono) una cucharada generosa de la crema, otra capa de frutilla, otra de crema. Terminar con trocitos de frutilla y arándanos y llevar a la heladera durante un par de horas.
4. Servir y cosechar elogios!!!!

sábado, 14 de noviembre de 2015

Progresos en la huerta | Primer mes
























Desde que llegó el cajón la huerta cada día da sus novedades. Es fantástico llegar a casa y dar una recorrida a ver qué novedades hay, si brotó algo, si creció alguna hoja nueva. Por suerte las lluvias son abundantes y el calor todavía no es tan intenso así que vienen creciendo a buen ritmo y eso me ayuda a compensar lo tardía de la siembra.

Terminé de sembrar todo lo que tenía previsto. En el cajón planté rabanitos, rúcula, lechuga, espinaca, zapallitos largos y redondos, pimientos, tomates varios y pepino. En el espacio lateral fue la calabaza, más peino, rúcula, berenjena, esponja. A todo eso se suman las aromáticas y las frutillas que ya estaban.

La rúcula y los rabanitos, gauchitos como siempre se pusieron a dar y dar sabrosas ensaladas. Si querés iniciar una huerta y querés algo que salga rápido y que se pueda consumir enseguida el rabanito es lo que va. Esta temporada salieron unos riquísimos, tiernos y con el picor justo. La rúcula no se quedó atrás y a las dos semanas de sembrada empecé a comer los primeros brotes que saqué para ralear un poco. Pero ahora después de un mes de sembradas tienen el gusto justo! 



La espinaca fue ya catalogada de fracaso, porque nunca salió. No es la época oportuna, ya lo sabía pero quise probar. SU espacio fue ocupado por pepino, maíz blanco y poroto. Y la berenjena me parece que va también a la misma lista, pero todavía tengo esperanza.
Lo demás va creciendo, tirando hojitas de a poco. A las lechugas ya se le puede ir sacando alguna que otra hoja y algunos tomates empezaron a florecer.
Próximamente zapallitos!!!!

  Ya veremos en este mes cómo sigue mi huertita!!!!

jueves, 12 de noviembre de 2015

Mis aguas saborizadas




Pasaron varias cosas que me llevaron a las aguas saborizadas:

  • Donde vivo el agua es re salada y me niego a tener un dispenser ocupando lugar en la mesada (ni hablar de la parte estética).
  • Necesito obligarme a tomar líquidos en la comida. Me salva que tomo mucho mate durante el día pero en las comidas si por mí fuera no pondría ni vasos en la mesa.
  • En el mundo blogger han aparecido muy buenas recetas de aguas saborizadas. Acá van mis preferidas:

- Y hace poquito Marcela de Colorin colorado publicó su bebida que le dio pelea a la Coca Light


 Bueno, yo estoy muy copada con dos versiones, una propia, la otra inspirada. Así que ahí van:

CEDRÓN y POMELO
-      La primera es con té de cedrón y pomelo. Básicamente lo que hago es en una botella de vidrio de litro (las que tengo en casa son las que vienen con salsa de tomate y después les compré las tapas plásticas, les falta el vinilo para ser re chic!) y lo tengo en la heladera. Antes de la cena exprimo un pomelo (que esta temporada vinieron de primera y no hay mejor marketing que sentir el olor a pomelo en la verdulería) y completo un vaso grande con té de cedrón bien frío. Es riquísimo y super refrescante. 

TE VERDE Y MANDARINA

La otra la aprendí en un taller de Huerta y Tragos, que hice con las super genias de Cia Botánica hace poquito. En verdad, lo enseñó a hacer Flor, de Firenze Casa de té. Yo le hice mis variantes. Para este caso haces té verde y luego lo mezclo antes de tomarlo con jugo de mandarina o bien de naranja.

Como el té verde es muy amargo en este caso le agrego un apenitas de almíbar. Lo que hago es hacer un frasquito de almíbar con azúcar común o con mascabo y tenerlo en la heladera. La versión de Flor también lleva menta, pero por cuestiones prácticas en el día a día me salteo este paso.
Con el té verde me saco el sombrero. A mí no me gusta el té verde caliente, para nada. Pero cuando hicieron la bebida con té en el curso lo probé y me copó así que lo empecé a tomar. Además de ser diurético noté que es bastante energizante. Si bien tiene un montón de propiedades buscando las benéficas encontré que está contraindicado para personas con anemia, así que deberé tener cuidado con eso!
¿Y ustedes? ¿Preparan aguas saborizadas?
               

lunes, 19 de octubre de 2015

Llegó mi cajón para la huerta

Fuente: www.eneljardin.con
Deseo cumplido: ya tengo mi huerta elevada!
Hace mucho tiempo que tengo entre ceja y ceja la idea de hacer un cajón para poder tener la huerta elevada. Los que me tienen enamorada desde hace años son los de Clara Billoch que vi por primera vez en unos suplementos de Huerta de la Revista Jardín. 

Obviamente que esta fue la inspiración, luego yo lo adapté a mis medidas y mis posibilidades. En casa hay espacio disponible pero tampoco vivo en un terreno de 3 hectáreas. Ni tampoco tengo todo el día libre para dedicarme a la huerta. Lo que hice fue encargar un cajón de 4 metros de largo por uno de ancho y 30 cm de altura. Yo lo hice de saligna que es la madera más económica. Lo pinté con Cetol y luego adentro lo forré con polietileno negro. No tiene fondo, es solo un bastidor. Le hice dejar esos palos en los bordes por si hace falta poner una media sombra o una malla antigranizo.

Este es mi cajón.

Siguiendo la luna…
Ahorita ya está lleno de tierra negra, con algunas cosas sembradas y a la espera de que la luna cambie para sembrar lo que me falta. Lo que trato de hacer es sembrar según la luna, en la medida que se pueda:

  • Luna Nueva a Cuarto Creciente: es ideal para sembrar verduras de hoja como también arvejas, chauchas, habas, melones, cebollas de verdeo y puerro.
  • Cuarto creciente a Llena: es ideal para sembrar cultivo que dan fruto como tomates, berenjenas, zapallos, etc.
  • Llena a Cuarto Menguante: es ideal para sembrar cultivos de raíz (zanahoria, remolachas, cebolla, rabanitos) y los perennes como frutillas, espárragos, alcauciles.
  • Cuarto Menguante a Nueva: se recomienda no sembrar nada con esta luna. Hay que aprovechar para prepara la tierra y sacar fotos!
Planificando la siembra
Me tomé un largo rato para planificar qué voy a sembrar. De virginiana que soy y porque creo que si me organizo va a salir todo mejor.
La primera decisión fue qué sembrar en el cajón. Resolví lo siguiente:

Rúcula
Espinaca
Rabanito
(Pepino)
Zucchini
Tomates
Lechugas
Zanahoria
Pimiento
Zapallito

Las verduras de hoja las agrupo por si llegado el caso tengo que taparlas con media sombra. Y lo que está a la derecha es lo que necesita tutor y está más cerca del tejido.
Además de estas semillas agregué algunas aromáticas (romero, tomillo, albahaca) y unos copetes amarillos. El objetivo es combatir los insectos.
Cuento con otro espacio dedicado a la huerta que es una pequeña franja de unos 40 cm de ancho por 8 metros de largo aproximadamente que está entre la casa y el alambrado. Ahí ya hay algunas cosas como frutillas, acelga, orégano, perejil y ciboulette. Ese espacio tiene la ventaja de contar con algo de sombra y al tener el alambrado cerca sirve para hacer trepar algunas plantas. Así que en el espacio disponible va a ir calabaza, más zapallitos, alguna planta de pepino y alguna planta de esponja vegetal (sí, lo que leen).

Los Plantines de frutillas los compré el año pasado. Esta temporada salieron más grandes y super sabrosas.
¿Almácigo o directa?

Otra cuestión a atender es si la siembra se realiza directamente en el cajón/tierra donde va a crecer o si va si hace primero en un almácigo y luego se transplanta, o las dos cosas.

  • Los zapallitos, la rúcula, los rabanitos y la zanahoria las siembro directamente en el cajón
  • La lechuga, los tomates, los pimientos, la espinaca la planto por partida doble.  Una parte va directa al cajón y la otra en almácigo. Esto me permite diversificar el riesgo y en el caso que salga en los dos lados, me permite tener plantines de reemplazo para escalonar las cosechas.
  • Los pepinos, la albahaca, el orégano, los tomates cherry, la esponja las planto en almácigo. Por lo general uso las macetitas negras (sopladas) que vienen con los plantines del vivero y las dejo a la sombra, protegiéndola de las lluvias y cuando ya la plantita tiene unas 4 hojas la voy poniendo al sol de a poco. Recién cuando tiene unos 10 cm la paso al lugar definitivo. 


Las semillas
En mis inicios en la huerta yo comparaba los sobres de semillas que venden en el vivero y muchas veces no tuve suerte con el resultado. Es importante tener en cuenta que las semillas se vencen y para que funcionen tiene que estar conservadas en lugares frescos y oscuros. Hace un tiempo que me preocupo por conseguir las semillas de ProHuerta que entrega INTA que te asegura un buen poder germinativo, te dan las variedades adaptadas a cada zona y encima son gratis. Cada unidad de INTA tiene su entrega de ProHuerta. EN Rosario se consiguen en la secretaría de Producción de la Provincia de Santa Fe (Mitre 930 3º piso), de lunes a viernes de 8 a 12 hs. Dan un kit en otoño y otro en primavera.

Muchas veces quiero sembrar algo que no viene en el kit (por ejemplo, rúcula) y en ese caso recurro a otras semillas, por ejemplo en Rosario a la Semillería Victoria que está en San Juan 1132 y además de vender buenas semillas te asesoran y te atienden de primera!

Además de la semillas que consigo mis amigas me regalan muchas semillas!!! Una me trajo semillas de Tailandia (pepinos, calabazas y hasta papaya que no voy a sembrar) otra me trajo semillas de aromáticas de Turquía y una tercera me trajo semillas de la planta que produce la esponja vegetal! 
Obvio que tengo ayudante!
Les conté todo en detalle con el objetivo de que cada vez más gente se anime a tener su pequeña huertita, aunque sea unas aromáticas, unos tomates, algo. Les aseguro que no se van a arrepentir!
Ya les contaré los avances.



miércoles, 9 de septiembre de 2015

me alcanzaron los 39

Y bien, están acá. Ya estamos transitando la última vuelta al sol de esta década. Cada año implica una oportunidad de mirar para atrás y ver cómo transcurrió el último año y pensar cómo imagino y qué deseo para la etapa que arranca, más allá de lo que se pide al soplar las velitas. 
- Creo que hay un capítulo que definitivamente cierro con esta edad, a fuerza de golpes del reloj biológico y es el de la posibilidad de ser mamá de nuevo. Pero como verán nunca puedo cerrarlo del todo. 
- Espero poder capitalizar todo lo aprendido. Aspiro a poder hilvanar de alguna manera muchos de los frentes abiertos en el año que pasó. Hoy por hoy veo que los venti fueron años de tener muchas posibilidades abiertas, donde yo veía muchas vidas posibles por vivir. Ya en los treinti supe cuál de todos era el camino elegido y me fui despidiendo de las vidas que no iba a vivir. Al ir cerrando esta década me concentro en poder disfrutar los logros. Dejo de vivir como una carrera desenfrenada por tener más (entiéndase que no es solo material), hacer más, y poder disfrutar de los logros. Hasta cuándo correr y correr? Pero este parate, este ya llegué a veces tiene un lado B en el que uno se pregunta y ahora qué. Como vivir más en calma sin tampoco dejarse morir de a poco.
Y es en ese sentido que en el último tiempo empiezo a vislumbrar que la vida adulta también puede tener sus capas. Que ahora que ya pasé por tantas discusiones conmigo misma y que en muchos temas llegué a un acuerdo tengo permiso implícito para pensar que lo ya resuelto me sirve de plataforma para otras posibilidades. Algunas cartas ya están barajadas, pero puede haber otros juegos por jugar. Y esa forma de ver lo que sigue es una de las visiones más recientes, que no me vino del aire sino en una hermosa sobremesa con amigas. Y de repente me abrió una mirada diferente del futuro.
- En el mucho más acá, en el día a día que componen una vida me propongo y me sigo proponiendo encontrarle el disfrute al trabajo y seguir hallando el disfrute en la vida que va más allá del Blíndex, más alla de las 15.30 horas. Ojalá siga encontrando el mismo placer en la jardinería, en el tejido, en la cocina y en las otras manualidades que siempre aparecen. Pero fundamentalmente deseo poder ser una persona más calma y más alegre. Por mí y por los que están cerca mío, sobre todo los que están muy cerca. Ayer no lo mencioné pero en el último tiempo (y en muchos otros momentos de mi vida) me acosaron repentinos estados de mal humor, que duran a veces demasiado y la verdad que ni a mí me dan ganas de estar conmigo. Quiero que esos momentos no aparezcan más, o al menos saber por qué aparecen. 
Una amiga de las más antiguas que tengo me dejó hoy como deseo que sea feliz o al menos que no me canse de intentar serlo. Hoy me quedo con eso para cuando sople las velitas
Gracias por compartir este momento conmigo.



“Estás muerto cuando deja de atraerte el placer, cuando ya no piensas más que en evitar el aburrimiento y no te importa que tu vida sea más ausencia —de dolor, de pasión, de entusiasmo— que contenido.”

martes, 8 de septiembre de 2015

los 38 que ya se van



Última hoja de estos 38. Hoy se van y pucha qué rápido pasaron, los hubiera querido tener un poco más. Pero de golpe ya es otra vez 9 de septiembre.
Qué te puedo contar de estos 38? Leyendo mi resumen de los37 acá mismo veo y comprendo que muchas cosas llegaron ahí y se afianzaron en este año. A ver si puedo poner algunas líneas en orden:

  • Estoy mucho más afianzada en mi casa y en mis rutinas. Este año pudimos incorporar un segundo auto y eso nos facilita mucho uno de los temas más complicados de vivir en las cercanías (que en rigor son lejanías a veces) que es el de los traslados. Estoy más ordenada con las cuestiones domésticas y eso me ayuda a disfrutar más y padecer menos. Porque no puedo conmigo, cuando la casa está sucia y/o desordenada inevitablemente la padezco. También durante este año me adapté mejor al contexto, tenemos actividades en el pueblo y también más trato con las vecinas. Mi desafío es facilitar que mi pequeña tenga amigos en el barrio para poder jugar.
  • El año pasado sentía bastante compulsión por hacer y hacer con las manos. Buscar en pinterest/planificar/hacer/mostrar. La verdad que este invierno de repente me permití no tener ganas de hacer nada. No fue del todo bueno porque durante el invierno estuve bastante para abajo. Pero lo que rescato como bueno es la posibilidad de parar un poco. De permitirme no hacer nada.
  • Sin dudas fue un intenso período de revisar, apoyado principalmente en tres espacios. En primer lugar en la empresa para la que trabajo nos convocaron a participar de un proceso de autoconocimiento que nos ayudo a revisar la carrera y pensar en perspectivas. Lo que más me cuesta es ver el largo plazo. Por otro lado, seguí con mi terapia floral y ese espacio cada tres semanas para ir pensando cómo me sentí, cómo voy pasando cada momento y ahí voy viendo más el aquí y ahora. Y el tercer lugar ha sido el proyecto Intensionalque me permitió ponerme a pensar en lo que quiero, trabajar para conectarme con el deseo real, con mis verdaderos propósitos. Vaya desafío. Y en todo ese desorden del que en algún momento creí que no iba a poder salir (había sacado tantas cosas afuera para ordenar que en cierto momento creí que no había manera de reacomodar todo aquello) fui encontrando algunas pistas, algunas líneas para poder poner algunas cosas en firme y revisarme. Ya eso ha sido un gran logro. Sentarme a tomar un café conmigo misma y ver qué carancho me pasa era algo que no podía hacer con facilidad en mi vida post-maternidad.
  • Sigo sin encontrar la vuelta en mi vida laboral, pero sí aprendí algunas cosas, como por ejemplo, a dejar de victimizarme y entender que gran parte del cambio depende de mí. Por lo pronto, en el aquí y ahora, adopté algunas pequeñas tácticas que me permiten pasarla mejor. Todavía queda mucho por trabajar.
  • Aprendí nuevas cosas para hacer: hice Kokedamas, origamis, macetas de cemento, dulces caseros y muchas recetas nuevas. Organicé las comidas de mi casa, amplié mi colección de suculentas y mantuve la huerta. Tejí poco pero tejí. Digamos que fue un poco de mantener lo que ya sé que me gusta y probar algunas cosas que quería probar. Algunas se agregan a las cosas que hago y otras quedarán ahí, como probé y ya.
  • Sostuve casi todo el año la actividad física (Pilates), pueden aplaudirme, gracias. También incorporé algunos hábitos alimenticios saludables aunque es de nunca acabar.
  • Pude leer con cierta frecuencia y gracias a Spotify la música forma parte de mi vida cotidiana. Además tuve posibilidad de ir a algunos conciertos: Divididos, Pedro Aznar, Jorge Drexler y el último de Caetano Veloso y Gilberto Gil. No fueron muchos, pero sí todos hermosos!
  • A mis 38 volví al sur y si bien nos habíamos prometido más escapadas, mas viajes, finalmente se recortaron los proyectos para esta actividad…

En fin, podemos decir que han sido lindos estos 38, que ha sido un año de afianzarse en muchas cosas y también un año de mucha introspección. En algún sentido he aprendido a conocerme y a respetarme en mis necesidades. Lo bueno es que pude mantener muchas de las actividades que me gustan procurando disfrutar de ese día a día.
Mañana les cuento qué espero de los 39….
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com