viernes, 31 de marzo de 2017

Marzo (ayy marzo, sos tremendo)


Hace un tiempo escribí por acá una descripción del mes de marzo, sigo pensando cada palabra. A mí me parecía desde mi febrero que marzo no iba a ser tan diferente, si al fin y al cabo yo trabajé todo el verano y mi hija fue a la colonia casi en el mismo horario que va a la escuela. Bueno, no. El mes de marzo vino me dijo que estaba equivocada, me dio dos o tres sopapos de arranque y me puso en vereda.



Empezamos las clases, pero también Amparo empezó Hockey y yo un curso en el trabajo dos veces a la semana por la tarde!!! Eso implica que de los 5 días de la semana hay 4 tardes ocupadas. Con lo cual duplicamos esfuerzo de logísitca con tema ropa y cena. Se hace lo mejor que se puede, ya se los dije.

Una vez salida del shock de marzo ya me pude organizar para avanzar en algunos objetivos: saqué los pasajes para nuestras vacaciones, que serán en junio, y cambié el auto. Ambas cosas fueron bastante estresantes para mí, sobre toda la segunda. ¿Quién inventó los trámites para la tituralidad de un auto? El mismo Lucifer, sin dudas....


CON MIS MANOS: De más está decir que no tuve mucho respiro, pero ya me voy a acomodar. No obstante las Barbies son muy demandantes, ellas quieren cosas nuevas todos los meses. Resulta que en marzo Barbie decidió tener un supermercado, así que además de tener que hacerle una caja registradora, tuve que ingeniármelas para hacer cosa para que venda. Así que usamos algunos moldes de plastimasa y los hicimos con Porcelana fría, que de paso podía participar la "Main Sponsor" de este proyecto. Super recomendable la porcelana fría para las que no conocemos otra técnica. Es económica, fácil de modelar y se puede pintar, si es que la paciencia de tu hija lo permite. No fue nuestro caso



HUERTA EN CASA: las siembras de verano todavía dan sus frutos, hay algunos tomates, calabazas que recién van saliendo (más que nada del lado del vecino...) y pimientos. Ya puse varias semillas de otoño como rúcula, acelga y espinacas. Me quedaron por sembrar los rabanitos pero se me fue la cuarto menguante para poder hacerlo, así que en abril sembraré lo que falta.



SUCULENTAS: el club del gajito que tanto dio los meses anteriores este mes necesitaba nuevas variedades!!! (a veces me canso de ver siempre las mismas plantas). Este mes conocí un emprendimiento familiar en Rosario (Bichi's) que me fascinó. Ellos tienen una variedad de especies alucinante y además Nara, una de las responsables, es una apasionada por las plantas, así que aprendimos un montonazo. Me traje 5 ejemplares, pero voy a volver por más!!!!




PASEOS: vino mi hermana con mis sobris un fin de semana. Qué difícil es proponerle planes a los adolescentes!!! Se me ocurrió llevarlos a hacer el paseo del Barco Ciudad de Rosario, que te pasea dos horas por el río conociendo muchas cosas sobre las islas que están frente a Rosario y también de sobre la ciudad y el puente Rosario Victoria. Si están por Rosario es un lindo paseo (sale $170 por persona).

Y ustedes por ahí, cómo se llevaron con marzo?


jueves, 16 de marzo de 2017

Se hace lo (mejor) que se puede



Este año me propuse bajar un poco con la autoexigencia y armar planes más realistas. Hace ya un año que estoy trabajando en dirección de proyectos (Project Management) y me di cuenta de que lo que aplico conceptualmente a los proyectos laborales es totalmente aplicable a mi vida. Por ejemplo:

* Determinar el alcance: cuando armás un proyecto técnicamente un factor crítico de éxito es definir el alcance. Como un proyecto por definición tiene un inicio y un fin, debe tener un alcance determinado. Voy de acá hasta acá. No es infinito. Tiene un fin, una posibilidad real. Eso es importante de definir tanto en un proyecto como en la vida. Tener en claro qué quiero lograr. Eso nos evita muchas frustraciones. Porque nos permite determinar qué vamos a hacer y qué cosas no. Sacar del proyecto lo que queda fuera de alcance es vital. 

* Ponerle a las tareas un tiempo, si no son deseos, ideas sueltas. Si yo digo mi objetivo es tejer una bufanda para que mi hija la use para ir al colegio, deberé pensar cuánto tiempo en horas aproximadamente me llevará tejerla (esfuerzo) y en qué momento de la vida la voy a hacer. Así puedo estimar para cuándo la voy a tener lista. Por ejemplo, si estimo que tejerla me lleva 10 horas, y que puedo tejer una hora por día del fin de semana, puedo estimar que en 5 semanas la voy a tener lista. Porque vamos, esta visto y comprobado que de lunes a viernes de pedo que llego a bañarme, esta claro que no hay tiempo ni para tejer un punto. 5 semanas para tejer una bufanda para una nena puede parecer una exageración, pero es mi plan posible. 

* Definir interesados:  en un proyecto profesional al comienzo se definen interesados, es decir, todas las personas que se van a ver afectadas positiva o negativamente, queriéndolo o no, por los resultados de ese proyecto. Hay que definirlos al comienzo para poder saber su posición y gestionarla. Si mi proyecto personal es reducir en un tanto por ciento los gastos fijos de la casa, debo involucrar a todos los integrantes de la familia. Al menos conocer su posición al respecto para poder hacer algo con eso. De lo contrario es probable que no alcance mi objetivo por más esfuerzo que haga.  

* Definir los criterios de aceptación de los entregables. En un proyecto profesional se define para cada tangible o resultado esperado cuál es el criterio que vamos a usar para aceptarlo como bueno o no, es decir, su calidad. Y esto es que satisfaga a los interesados. En un proyecto en el que se desarrolla por ejemplo un sofware, se puede decidir qué cantidad de errores son tolerables. Es decir el producto no es perfecto, sino que debe reunir ciertas características para que sea satisfactorio. Imaginate esto ahora en la vida misma. Si yo me propongo hacer la cena todos los días cuál es el criterio de aceptación: que sea rica? que sea casera? que sea saludable? que sea económica? que sea bajas calorías? que sea variada? que se elabore rápidamente? De esos criterios, es muy difícil cumplir con todos, habrá que elegir los que a la familia le sean claves. Y enfocarse en esos.  

En eso estoy, intentando bajar mis delirios de autoexigencia y enfocándome en logros puntuales.
Ojalá les sirva de guía....

viernes, 10 de marzo de 2017

Febrero






 Febrero arrancó con gusto a fiasco, con días feos y pestes menores que nos afectaron a los 3, pero de a poco fue repuntado y levantó su marca.
* Fui tía por sexta vez. Pero en este caso recibimos a una bella niña. Soy muy pro nena... no puedo evitarlo. Y si bien todos mis sobrinos me colman de felicidad, una sobrina mujer tiene un plus.
* Seguimos disfrutando a full la pile, el patio, el verano en sí. Estoy super enamorada de mi casa, mi tierra prometida no me falló. Mi hija tuvo su ansiada pileteada con amigas del colegio. Fue divino verlas disfrutar a ellas también
* Huerta: si bien no tiene el brillo de otros años da lo suyo: cocechamos zapallitos redondos (los zuchinis se apestaron), pimientos y muchas remolachas y tomates cherries. Ya sembré lo del otoño que de a poco va asomando. Las calabazas vienen asomando pero todas las que prosperan salen del lado del vecino!



* JARDIN: Hice muchos gajitos porque mis suculentas están grandes y ya no tengo mucho más espacio para agrandar las macetas. Y además porque me encanta regalar gajitos, eso ya lo saben! También aproveché para transplantar algunos ejemplares a los que todavía se les puede agrandar un poquito la maceta. 



Souvernir de los 40 de una amiga. No es divina?

latas y más latas
* HAND MADE: De un tiempo a esta parte mi hija me pide que hagamos manualidades para equipar a las barbies. Así que un día me tocó hacer lentes para todas y otro el  cumple de "Chelsi", como dice ella. El cumple de la hermanita de Barbie implicó salón, piñata con caramelos, globos de cartulina, torta con velitas, un celu para que Barbie saque fotos, y hasta un fósforo para prender las velitas. Tambien hicimos guirnaldas, regalos y por poco no hacemos las sorpresitas.... Ocio creativo que le dicen.

Nótese que todos fueron con lentes al cumple
* Retomé el tejido!!!! hice una alfombrita para una amiga (o podría decirse una solución de paso para cuando tenés un cumple a la noche y te das cuenta un domingo a la tarde que no compraste regalo y estás en el culo del mundo). También retomé una bufanda para Amparo que quedó sin terminar el año pasado. Los colores son los del uniforme. 

que lindo tejer con tótora. En una hora tenía la alfombra lista!
Bueno, acá pasó un breve resumen, con fotos de todos tamaños pero bueno, me gusta hacer este resumen y este año vengo en modo"hago lo mejor que puedo". 

para ver Enero clic acá

martes, 14 de febrero de 2017

6 razones para tener un Kindle


Como ya conté alguna vez hace unos años le regalé un Kindle es decir, un lector de libros electrónicos o e-booksa mi marido . Cuando se lo compré tenía la duda si era el regalo del siglo o un error de antología. Resultó ser lo primero. Si bien desconfió al principio, el Kindle lo impulsó a leer muchísimo más, abordando más diversidad de autores y géneros e invirtiendo mucho menos. El año pasado él me regaló uno a mí, una versión más moderna, que es touch y tiene luz.

Ambos evangelizamos a cuanto lector fluido encontramos por la vida que debe tener un Kindle y tratamos de romper ciertos mitos al respecto. Acá va mi aporte: 

1. Leer en un Kindle no tiene nada que ver con leer en una tablet o en una PC. La experiencia de lectura es totalmente diferente tanto por la tinta digital que usa el Kindle, porque no encandila, porque no hay que usar el scroll, entre otras razones. Es decir, no se puede ni se debe comparar con la lectura en otras pantallas.

2. El Kindle es livianito, lo podés llevar con vos a cualquier parte por si tenés un momento para leer. Literalmente es indicado para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero. El modelo que yo tengo pesa 160 gramos, por ejemplo. 

3. Se puede subrayar, agregar notas, buscar palabras en el diccionario incorporado. Luego todos los fragmentos destacados se pueden ver aparte y es una buena forma para darle un vistazo a los fragmentos favoritos de cada lectura. 

4. Se pueden almacenar gran cantidad de libros. Los libros digitales se consiguen con facilidad, mayormente de forma gratuita.

5. La batería del Kindle te dura un montonazo. Hablo de semanas. Se carga como un celu o mediante USB en la PC. 

6. Si bien el costo inicial requiere una buena inversión (entre 2000 y 7000 pesos, dependiendo del modelo) entiendo que con el precio que tienen los libros impresos rápidamente se recupera la inversión.

Espero haberlos convencido! Si tiene dudas o consultas en las que los pueda ayudar, más que dispuesta. Y si tienen un aporte que hacer como usuarios de Kindle, también será bienvenido! 

miércoles, 1 de febrero de 2017

Enero



Enero fue mes de reuniones en casa, de pileta, de cervezas con amigos, de disfrutar la casa a pleno y agradecer por estar ahí. Arrancamos el año con las dos familias que vinieron por tercerea vez a recibir el año en casa y eso nos llena de alegría. Porque lo natural sería que viajáramos nosotros tres. Sin embargo ellos, más de 20, vinieron para acá. Y eso se agradece y se recibe con amor.
También tuve la dicha que una amiga cercana elija una tarde de mates en mi casa como la mejor manera para recibir su cumple, bajo la consigna se celebra como se vive. Y unas cuantas reuniones más se celebraron en mi patio, tal como yo lo soñé cuando pensé mi casa. 

En este casa se festeja! 
Se festeja con lo que hay a mano.... 


Enero me sirvió como impulso para retomar el estudio y también se motivaron las compañeras de ruta. EL objetivo es certificar el PMP (Project Manager Professional) para mediados de año.

HAND MADE: No hice demasiadas manualidades, solo algunos juguetes improvisados para las Barbies de mi hija: Hice una mochila con carrito a partir de una caja de chicles y como si eso fuera poco hice los libros y los sándwiches para las viandas de las rubias. Ahora me faltan los lentes. En febrero quiero iniciar algún proyecto.



COCINA: hice poco y nada muy elaborado porque el calor no me motiva para nada. Para reyes le regalé a Amparo un libro de cocina así que a pedido de ella hicimos pastafrolas y galletitas para las visitas de este mes.

Aguante la espinaca rastrera


HUERTA Y JARDÍN: transplanté tomates y pimientos, coseché rúcula, tomates cherries, espinaca rastrera que crece como peste y muchas aromáticas para regalar. Aparecieron pimientos, zapallitos y muchas flores de calabaza. También hice muchos hijitos de suculentas para regalar. Tengo pendiente cambio de macetas a granel.

SALIDAS: trato de ir con Amparo a algunas actividades o plancitos que armamos. Este mes fuimos al circo Tihany (muy, pero muy recomendable) y a ver Moana al cine. Para un enero, demasiado.

En síntesis, fue un hermoso mes para arrancar este año. Verano no te vayas!!!!

jueves, 19 de enero de 2017

Libros 2016

Acá va el listado de los libros que leí durante el 2017. Este año tuve la suerte de encontrarme con muy buenos libros, algunos inolvidables. En septiembre, mi marido me regaló un Kindle y con eso espero aumentar mi lectura aún más. Les comparto una lista con mis impresiones y cada uno con un link a una reseña más experta por si se tientan y quieren saber más



1. Mil Soles espléndidos, de Khaled Hosseini adoré este libro que me recomendaron en la entrada de los libros del 2015. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando historias de guerra, de lucha política, de amores y desamores, de abandonos. Historias de familia pero principalmente una historia de lazos entre dos mujeres. Mariam y Laila las extrañé mucho cuando terminé el libro. Queda en la selecta lista de los libros que más me gustaron.


2. El pintor de Batallas, de Arturo Pérez Reverte, este me lo pasó mi esposo que lo adoró. Al principio me costó entrarle a la historia, me resultaba un poco aburrido, pero después fui viendo la distintas capas que tiene la trama: la historia de amor, la vida de un fotógrafo de guerra (con el valor autobiográfico que tiene en el caso de Pérez Reverte), la discusión filosófica de lo que representa la guerra en la historia de la humanidad, el repaso por la historia del arte, las reflexiones de su visitante serbio. En fin, un libro para disfrutar despacio, que te deja reflexionando.


3. Todas las generalas servidas del mundo, de Esteban Simandi. Este lo leí en papel, en la playa, con la reposera en la orilla del mar y de un tirón. Si bien la temática mexicana (frontera, drogas, picantes) no es de lo que más me gusta, el libro es super entretenido y por momentos desopilante. Es una película disparatada. Tuve la sensación de querer meterme en el libro y hacer reaccionar al protagonista que se va llevando en unos enredos fenomenales y no parece reaccionar demasiado. Yo estando en Uruguay viajé un rato a México con él.


4. Las Grietas de Jara de Claudia Piñeiro. Ya saben que adoro a Piñeiro! También lo leí en papel y en la playa y casi de un tirón. Acá también varias historias que se cuentan juntas: un hombre parado en medio de la vida, la grieta que se abre enfrente y viendo si esa grieta se tapa con una tela o se enfrenta. Historias sobre arquitectos, sobre daños y sobre estafas. No me voló la cabeza pero es bien llevadero con un toque de policial y una buena reflexión de fondo.



5. Y las montañas hablaronKhaled Hosseini. Bueno, tenía que volver a Hosseini. No apenas terminé Mil Soles espléndidos porque era demasiado. Si bien me hizo llorar un poco, no me resultó tan duro como Mil soles. Una historia que se cuenta a lo largo del tiempo, desde varios personajes, cuál más adorable. Parte de la separación de dos hermanos afganos cuando el padre de ellos, apremiado por su realidad económica, decide vender a la pequeña hermanita. Y luego se desanda en varios momentos distintos, y en distintos puntos contando lo que es Afganistán en la vida de los personajes, aún de aquellos que no viven en ese país.



6. La fragilidad de los cuerpos, de Sergio Olguín:
 Trama policial, muy llevadero. Arranca con un maquinista de trenes que se suicida y deja una carta y de ahí sigue una trama que incluye a una periodista, algunas historias de amor y una trama que va revelando matices. No lo terminé pero por una cuestión de practicidad: cuando estaba leyendo este libro mi marido me regaló un Kindle y este lo tenía en papel. Pero lo voy a retomar. Hay un proyecto de llevar esta historia a la tele.



7. Novescento, de Alessandro Baricco: ahh me encanta Baricco. Esta historia se centra en un personaje que le da título al libro, pianista sobre un barco en altamar que nació y vivió toda su vida sobre el barco. No existe en la tierra en ningún registro. Un libro cortito, muy musical. Quizás no sea lo que más me gustó de Baricco pero la historia es interesante.



8. Distintas formas de mirar el agua de Julio Llamazares. Podría ser la crónica de un destierro también. O como se mira la historia familiar desde las distintas generaciones. La historia arranca en el tiempo con una familia que tiene que dejar la tierra en la que se crió pero la novela arranca cuando Domingo, el padre de esa familia fallece y tres generaciones regresan al pantano de donde partieron sus abuelos. Una linda novelita compuesta por 16 capítulos donde se cuenta la historia desde la mirada de cada miembro de la familia.



9. La cena, de Herman Koch: La historia se cuenta en lo que dura una cena de dos parejas, cuyos hombres son hermanos. Sobre la superficie, toda la trivialidad de una cena en un restaurant exclusivo de Amsterdam. Un poquito más hondo, diferencias familiares y miradas sobre la sociedad y una tensión latente. Y en el fondo, un hecho repulsivo cometido por los hijos de las dos parejas. Repulsivo para mí, para el autor no tanto y esa mirada es lo que más me llamó la atención, porque de alguna manera justifica lo injustificable. Quizás pueda ser una provocación. Este libro nunca se podría haber escrito así en Argentina, claramente. Según acabo de leer está basada en hechos reales.



10. La tregua, de Mario Benedetti: por qué no volver a leer los libros que más me gustaron? La tregua sin duda es uno de ellos, aunque ya lo haya leído, aunque haya visto la película no dejé de disfrutar cada una de sus páginas. Si no lo leíste, leelo. Es precioso. Martín Santomé, un empleado de oficina a punto de jubilarse inicia un diario para contar sus rutinas. La tregua en su vida de viudo rutinario viene de la mano de Laura Avellaneda, una joven que ingresa a trabajar como empleada en su oficina.
“De pronto tuve conciencia de que ese momento, de que esa rebanada de cotidianeidad, era el grado máximo de bienestar, era la Dicha. Nunca había sido tan plenamente feliz como en ese momento, pero tenía la hiriente sensación de que nunca más volvería a serlo, por lo menos en ese grado, con esa intensidad”



11. Océano mar, de Alessandro Baricco: Brillante, brillante, Brillante. Baricco está en otra categoría para mí. Juega en otra liga. No se compara con nada. Este libro es genial! Aunque mi preferido de Baricco siga siendo Tierras de Cristal, Océano Mar me pareció excelente. No es de los libros que se leen de un tirón, pero tampoco te van a dar ganas de largarlo. Como el océano, no es manso, pero es fascinante.



12. La Uruguaya, de Pedro Mairal: este sí te lo podes llevar a la playa, porque en parte transcurre por ahí, en Balizas. La historia central transcurre en un día de un hombre adulto (ponele, mejor digamos de 40 años) que cruza a Uruguay a cambiar dólares y también a reecontrarse con una aventura. Hay algo del personaje que te dan ganas de cagarlo a trompadas, de hacerlo reaccionar y decirle dejate de joder, sos un tipo casado, tenés responsabilidades, un hijo y otro lado que me parece fascinante que el tipo se permita un día libre. Va a aprender. 



13. Hablar solos, de Andrés Neuman: este libro está centrado en la vida de tres personajes: Mario, un hombre con una enfermedad terminal, que emprende un viaje en camión con su hijo Lito y deja en casa a Elena, su mujer. Ahí la base de la historia pero atrás de eso está la visión de cada uno sobre la muerte, el sexo, las relaciones. el libro va alternando capítulos contados por uno y otro personaje. El de Elena es el que más me gustó. Un lindo libro pero tampoco me voló la peluca.



14. El Túnel de Ernesto Sábato: hay clásicos a los que se vuelve, hay clásicos que se leen por primera vez. Quizás todo el mundo ya leyó esta historia inquietante de un hombre, Juan Pablo Castel, pintor, y su tortuosa y extraña relación de amor con María Iribarre. En mi caso me agobió un poco la lectura, me puso un poco ansiosa este señor. Pero no deja de ser una obra magistral (bue, no voy a entrar yo a cuestionarla ahora, no?)




15.La Ley de la ferocidad, de Pablo Ramos: Este fue uno de los libros que más me han impactado en mi vida. Me recordó mucho a lo que sentí cuando leí El Pasado, de Alan Pauls. Es brillante, super intenso. La historia dispara con la muerte del padre de Gabriel, el personaje principal. Gabriel entonces vuelve a su barrio y al encuentro de su familia. La historia se va contando entre el velatorio y blashbacks de la vida de Gabriel, un hombre lleno de excesos, viviendo al borde de derroche de todo. Una novela super visceral. No la podía dejar pero quería que terminara, como si fuera una adicción. Me encantó, me atrapó. No podría dejarte indiferente. Feroz y furiosa.



16. Más allá del Olvido, de Patrick Modiano, después de la Ley de la ferocidad necesitaba algo más liviano. Así que mi esposo me pasó este. Me resultó un tanto bucólico. Repunta un poco al final.



17. Que el mundo me conozca, de Alfred Hayes, estoy leyéndolo actualmente pero tiene serias chances de ser abandonado. Me cuesta mucho dejar un libro sin terminar. Y como no me gusta tampoco lo sigo, me estanco digamos! Había leído del autor Los enamorados que me encantó pero este no me atrapa.

Este año me hice una cuenta en Goodreads para que sea más fácil seguir la lectura. Al pie del Blog hay un acceso a mi cuenta por si quieren estar en contacto.

Y ustedes, qué están leyendo????

Para ver los libros del 2015 hagan clic acá

Para ver los libros del 2014 hagan clic acá.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Chau 2016

Para organizar la compra de los regalos navideños este año volví a Wunderlist. Entre las listas abandonadas a medio hacer me encontré con mis objetivos para el 2016


Acá va el balance:

Salto laboral: hubo salto o al menos pude salir de donde estaba. Encontré un saber hacer que me gusta y me hace sentir satisfecha. Durante mucho tiempo pensé que tenía que dedicarme a "lo Mío" y lo mío lo relacionaba solo con la formación universitaria. Hoy puedo aceptar que lo mío puede tener que ver con mi ser virginiano metódico que me permite poder organizar las tareas de un proyecto. Lo mío puede tener que ver con mi personalidad pro-certezas que me ayuda a planificar bien.

Festejar mis 40: finalmente no fue una fiesta así super guachiguau como había pensado cuando escribí esto, pero sí me permití festejar primero con mis amigos cercanos en casa y luego con la familia. Las dos reuniones salieron hermosas. 

Mantener la huerta: si bien este año al haber hecho la pileta hubo unos meses que quedó librada a su suerte, se mantiene. Con menos pretensiones y un poco menos de planificación que lo que sería necesario.

Lectura: Sí objetivo cumplido y superado! para mi cumple mi marido me regaló un Kindle, lo que facilitó mi lectura. Debo post para el kindle y para los libros del 2016.

Peso y ejercicio: El peso se mantuvo a raya por suerte. El ejercicio lo abandoné en julio y no pude retomarlo.

Viajes de fin de semana largo: Viajamos a Buenos Aires en mayo a ver el Cirque du Soleil y de paso hicimos el combo clásico del turista del interior: Zoológico, Subte, casa Rosada, Puerto Madero, Cabildo. En octubre fuimos a Misiones unos días y estuvo increíble. También este año volví de vacaciones a Uruguay, a Punta del Diablo... adorable lugar.

Retomar estudios: También cumplido aunque no con lo que había planificado. Este año hice la especialización en gestión de Proyectos. Conocí gente muy interesante y aprendí este saber hacer del que hoy disfruto.

Además de todo esto, que mayormente está alcanzado este año:
- Amparo transitó su primer grado y fue una buena experiencia. También empezó hockey y yo aprendí un poco sobre la vida de club.

- Hicimos la pileta en mi casa, destruimos el jardín y de a poco lo estamos reconstruyendo
- Pude mantenerme en contacto sanador y necesario con mi grupete de amigas cercanas. Abandonamos la idea loca de poder salir a cenar y pasamos los encuentros a la hora de la merienda.
- El matrimonio tuvo sus picos bajos que no dejan de doler y angustiar pero salimos a flote. Espero que el 2017 sea más estable

Y qué me gustaría alcanzar el este 2017?
  1. Mantener el bienestar en mi familia
  2. Certificar la Gestión de Proyectos (va a ser difícil pero lo voy a intentar)
  3. Viajar a Jericoacoara (está en los planes).
  4. Retomar la escritura en el Blog
  5. Mantener el peso y volver al ejercicio 
  6. Avanzar en el desafío laboral que sigue
  7. Protestar menos, tengo que controlarlo
  8. Leer al menos 10 libros
  9. Realizar al menos 10 manualidades y contarlas en el Blog!!!! jaja
  10. Cambiar el auto! 
Chin chin, por un buen 2017 y a soñar!!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com