jueves, 20 de diciembre de 2012

Las Fiestas: me enrollo y me desenrollo....

El año pasado conté que tenía algunos problemas con las fiestas. Debo decir que no se han ido, que no soy  la más motivada poniendo cosas rojas y doradas por la vida.... Pero este año decidí enrollarme menos con todo lo que no me gusta.



Por primera vez, armé un arbolito en mi casa (uno mini, pero arbolito al fin) que fuimos a comprar con la peque. Anoche escribimos entre las dos una cartita para Papá Noel que hoy llevaremos. Fue idea mía y yo la ayudé con el sobre y todo eso. Conste que para mí eso ya es todo un esfuerzo de onda navideña
Pero pensaba que la etapa de la ilusión navideña dura muy poco: antes de los 3 el rollo es muy complicado para entenderlo y cuando te querés acordar los chicos están haciendo el novio.... Y ahí fue que dije, comencemos ahora.

Ayer me puse a pensar que no todo es negativo para "las fiestas", que es clima de excepción, un ambiente más movido, un sacudón a la movida cotidiana en todos los días previos. Por ejemplo,
- Suelen venir de visita algunos amigos que viven en el exterior. Y recibir esas visitas siempre es hermoso.
- Uno recibe y da regalos. No solo los del arbolito: es época de canastas navideñas, de agradecimiento champagne mediante, de acordarse de los demás y pensarles un regalito por todo lo que hicieron durante el año. Y más allá del rollo de las compras navideñas, también en un punto es lindo pensar un regalo para cada sobrino, para cada familia. Aunque te vaya medio aguinaldo en ello.
- Es época de brindis, de pensar deseos para uno y para los otros. Épocas en que el almanaque se resetea y te da una fuerza imaginaria para empezar la cuenta de nuevo, para volver a fijarte una ves más esas metas. Y  para pararte un toque a pensar qué hiciste estos 12 meses.
- Tiempo de reuniones, de comidas ricas que capaz que comes una vez al año, de manteles especiales. Pero también tiempo de juntarse con amigos a despedir el año. Acá ponemos nuestros rituales en marcha con el grupete que me festeja y la despedida de año tiene fecha y rutinas que no se alteran, estemos las que estemos.

Y entonces pienso qué es lo que más me rompe las bolas de las fiestas y me doy cuenta que son los conflictos entre las personas que salen a la luz, que se ponen arriba de la mesa, al lado del turrón. Que si la suegra de tu hermana, que si el marido de tu tía. Así que miraré la escena con ojos de niño, esperando que Papá Noel me traiga el tiempo libre que le pedí....

Buena, muy buena, Nochebuena

viernes, 14 de diciembre de 2012

yo, me, mí, conmigo

El papá se fue a un asado
La chiquita se durmió antes de las nueva, después de un día a plena pileta
Una amiga iba a venir para una cena-delivery pero la lluvia reemplazó el encuentro por charla en el cel.
Corrí hasta el super chino de enfrente (dejando a la peque sola, que duerme como un tronco)
Y acá estoy, con un paquete de Twistos, un Gancia One, y un helado de dulce de leche para el postre.
Puse un CD de Adriana Calcanhoto que hace tiempo me regaló una amiga querida
Y me dediqué al Reader.
Y me dí cuenta de cómo disfruto esos ratos de mi vida conmigo. De escuchar la lluvia. De no hablar. Pienso mirar una peli, arreglarme las uñas de los pies y dormir mansamente ocupando toda la cama hasta que llegue el coparticipante.
Extrañaba este espacio. Ayer escribí una entrada después de dos meses y hoy me vinieron ganas de volver a escribir. Calmé mi culpa. No quería escribir si no estaba leyendo a nadie. Vaya a saber por qué, pero me parecía que fallaba a algún trato tácito.
Ojalá con los meses de verano recupere tiempo para leer y escribir. Me hace falta mirarme un poco más el ombligo....

jueves, 13 de diciembre de 2012

Papá Noel: yo quiero tiempo libre

Me quedé sin tiempo. Pasó el año y fui a los tumbos, agarrando las cosas en el aire, haciendo malabares para que ninguna se estrelle. O sí. Y tratar de repararlas.
Entonces, cuando sentí que entre el castigo de Adán y el de Eva se habían perdido los equilibrios, y todo era castigo sin metáfora, definí como estrategia para recuperar espacios y vínculos que los fines de semana iban a tratar de estar lo más dedicado a la vida sin reloj ni agenda. Al dolce far niente. A dejar que me lleve la marea. A definir qué comemos 5 minutos antes de sentarnos a la mesa. A meterme a la pile inflable con la Pini y jugar con las tacitas de té. A dormir la siesta abrazados con la piedosa compañía del aire acondicionado.
Y todo en la semana de días "hábiles" se amuchó en el poco tiempo que le queda a la vida más allá de la oficina. El horario de salida de repente se hizo cada vez más escurridizo. Y así, voy a las corridas, ensamblando tareas. Y mientras pongo el lavarropas llamo a ver si el electricista fue a la obra o en la cola de la caja del super, escribo mails para las amigas.
Y la gordi terminando la salita del de 2 y empezando el jardín de verano al día siguiente. Sólo cambiar uniforme por malla. Santa reina que nunca se queja y entra al jardín contenta. Que quiso bailar en la fiestita con los de la mañana y los de la tarde, pues su jornada extendida en el jardín no conoce divisiones.
Y llego a fin de año con la lengua afuera y la cabeza quemada, sabiendo que me espera un verano sin vacaciones. Me consuela entonces saber que tengo esa grieta en la semana. Esos dos días de gracia en los que estamos nosotros tres. Que vamos a la obra a pasar el día entre arena y bolsas de cal, imaginando los colores que vamos a ponerle y definiendo en qué lugar quedará mejor el tobogán.
Y así se pasó el año. Un año intenso, con muchos cambios. El año que empezamos nuestra casa y el año que cambié de trabajo. Un año en el que puse mucha decisión pero también que las cosas fueron apareciendo, dando sus sorpresas.
Y así se va consumiendo. Y así se va pasando
Y un día salí al patio y por primera vez me había florecido un cactus
Y así.....


viernes, 19 de octubre de 2012

Oh, las madres, qué tema!

Siempre he creído que, por definición, la relación madre-hija es conflictiva. Sin embargo, a la hora de ser mamá quise con todas mis ganas que fuera una nena.
Y bien, hace tres años que tengo el título de madre. Y hay veces que la vida cotidiana me pone en ese mismo lugar en el que tantos años atrás se ponía mi madre. Esas frases que yo criticaba, esos fundamentos que no compartía desde mi papel de hija, al ocuparlos como madre me devuelven una cierta indulgencia hacia mi pobre vieja. Será una indulgencia que me evite la autocrítica, claro está.
Llegué hasta acá sin pisar el diván, y creo que hasta altura culminaré mis días invicta. En parte creo que fue mi temor en ahondar sobre esa relación madre hija la que me hizo esquivar la terapia. Creo, haciendo psicoanálisis en pantuflas del más barato, que parte de mi eterna vocación de intentar caerle bien a todo el mundo tiene que ver con que siempre mi madre me dijo que he sido una hija no buscada (procuró cuidar la semántica y cuando yo decía que era no deseada me hacía la aclaración). Cada año siempre me recuerda para mi cumple lo mucho que lloró cuando supo que estaba embarazada de mí. Sin embargo de chicos creo que compensó mucho de eso con su preferencia hacia mí. Yo obviamente me esmeraba por ser la mejor para que todos me quisieran, especialmente mi madre.
Tener una madre exigente me llevó siempre a ser una eterna inconforme conmigo misma. Nunca un aplauso, siempre se puede más. Eso creo yo, capaz que mi madre no tiene nada que ver y es cuestión del zodiaco....
Hoy pienso en esta doble mirada. Uno juzga, el rol de hijo te da esa supremacía de poder evaluarlo todo, de tirar la culpa pa'rriba. Pero me da miedo de pensar cuando Amparo quiera hacer lo mismo, eh! Una amiga psico me dijo una vez en tono de chiste que no me preocupara, que hiciera lo que hiciera como madre siempre iba a tener la culpa de todo....
En fin, yo quisiera poder tener una relación más relajada con mi mamá. Sobre todo porque estamos grandes. Me gustaría que mi mamá alguna vez me levantara el pulgar y en eso soy una nena de diez esperando aprobación, lo reconozco. Necesito que alguna vez me diga que ahora sí, que ahora lo estoy haciendo bien. Y si no es de mi madre, ojalá al menos sea alguna vez de parte de mi hija.

Feliz día para todas las mamás! para levantar un poco les dejo una lámina del Blog de Sarai Lamas, espacio que recomiendo. En su header dice "Yo soy madre, y tú, qué superpoderes tienes?"



jueves, 18 de octubre de 2012

Qué hacer con latas

Fui guardando latas y latas con la idea de usarlas para regalar gajitos haciéndoles una funda de crochet alrededor. Hice algunas pero no me convencía porque la lata se oxida y a la gente que le regalé le daba pena poner el tejido afuera porque se ensucia. En fin lindo y fácil, pero poco práctico.

El viernes estaba linda la tarde como para estar en el patio y no sé de dónde me vinieron ganas de pintar con convertidor de óxido una cantidad de latas que venía amontonando abajo del parrillero. Le di dos manos de esta pintura porque era la única disponible y me pareció que podía evitar el tema del óxido. Igualmente las pinté sin saber a ciencia cierta qué iba a hacer con las latas.

Luego intenté ponerle un poco de color a una con esmalte de uñas (la idea es usar lo que hay en casa vio?) y el resultado fue un espanto.
Así que se me prendió la lamparita y me dediqué a hacer hijitos de una planta de taco de reina que tengo en el cantero para llevarme cuando me mude. Donde vamos hay invasión de hormigas, con lo cual mi viejo me dice que luego les saqué la parte de abajo y entierre directamente las latas con un poco del borde sobresaliendo y engrasado para evitar que las hormigas lleguen a la planta. Veremos si funciona. Por lo pronto en el balcón quedan muy lindas. Le puse un individual en desuso abajo por si el óxido avanza.
A la derecha pueden ver mi intento fallido de ser artista. Por las dudas le puse la planta más grande para tapar la pintura...

Si tienen ideas para las latas que me quedan serán bienvenidísimas!!!

martes, 16 de octubre de 2012

Powertoon, herramienta para hacer presentaciones animadas

Hace 5 meses cambié de trabajo. El primer mes fue de entrenamiento y luego un abismo. La sensación de no saber dónde poner el huevo. Llegar por la mañana, prender la compu, leer los dos mails que tenía y luego no saber qué hacer. Venía de laburar casi 6 años e una empresa, coordinando un área, con personas a cargo, etc. y de repente estaba perdida, desorientada y asustada.
Hace unos 45 días hablé con mi jefe, y luego con el jefe de mi jefe, y les conté que estaba preocupada, que no sabía bien qué esperaban profesionalmente de mí. Yo soy Lic. en Comunicación y trabajo en un área donde la mayoría son analistas en sistemas, programadores y cosas de ese estilo. Tache lo que no corresponda..... Por suerte de estas charlas derivó un panorama más claro para mí. Cambió un poco la cosa y yo me tranquilicé bastante ya que venía un poco angustiada, preguntándome si había hecho bien en cambiar de trabajo.
Actualmente todavía estoy en la fase de conquista, tratando de preservar la imagen, de generar buen impacto. Hace unas semanas mi jefe me propuso hacer una presentación para abrir una actividad de capacitación que estamos armando. Yo no quería hacer un clásico Power Point. Pensé en hacer algo con Movie Maker pero no tenía muchas imágenes y no tengo ningún programa de diseño instalado. Luego pensé en hacer un Prezi (lo conocen?) que es como una presentación pero un poco más dinámica. Pero también lo descarté porque ya me cansé del movimiento del Prezi.
El año pasado aprendí que en la WEB hay millones de aplicaciones gratuitas. Que hay "programitas" para hacer lo que quieras. Así que me puse a buscar y llegué a Powertoon. Una herramienta con una opción gratuita para hacer presentaciones animadas. Tiene recursos prediseñados y se le puede sumar imágenes y sonido. Es super fácil de usar. También tiene herramientas como siluetas humanas e incluso algunas que se mueven y saludan o agradecen lo que las hace bastante entretenidas. Se puede exportar o se puede compartir directamente desde ahí.
Todavía no mostré mi animación al público, solo la vieron algunos compañeros y jefes. Internamente me sirvió para cosechar más de un elogio, lo cual me levantó la autoestima!!! No puedo compartirla porque tiene muchos datos de la empresa, pero les dejo un link para que vean una presentoon de ejemplo y un tutorial para que se den una idea de cómo funciona. Espero que sirva el dato!




jueves, 11 de octubre de 2012

Tortugas

A los 14 años compré mi primera mascota. Me la pusieron en un sobre de papel madera que yo guardé en el bolsillo de una campera Alpine Skate que era mi uniforme motoquero de entonces.
Así llegó la primera de mis tres tortugas. De nombre le puse Aurelia.
Para el que nunca tuvo una mascota, comprar una tortuga en julio no es el mejor plan. Desde mi superación adolescente sometí al pobre quelonio a todas las pruebas posibles para que reaccionara. Luego la dejé casi abandonada en la terraza de la casa de mis viejos.
Años después, cuando ya pasaba mis veranos trabajando en Rosario, la tortuga, que ya estaba lejos de entrar en un bolsillo, se vino a vivir a mi pequeño balcón estudiantil.
Por aquella época, mi entonces jefa me consiguió mi segunda tortuga a quién llamé Isolina. Isolina era tan pequeñita como Aurelia cuando llegó a mi vida. Las dos tortugas vivían en el balconcito sin mayores sobresaltos.
En enero del 2002, recién recibida y habiendo podido arrebatarle un puñado de dólares al corralito, rajé a Garopaba con unas amigas y las dos tortus fueron a parar a la casa de una amiga, en cuyo balcón tenía una tortuga que había sido de la hermana y que hacía 20 años paseaba por aquel piso 12 sin que nadie se acordara de su mansa existencia.
La pequeña Isolina se murió antes de que yo llegara a la frontera mientras que Aurelia protagonizaba con el tortugo anfitrión escenas de amor dignas de la National Geographic. Así la familia de mi amiga supo que Manuelita necesitaba un cambio de identidad urgente.

Manolo en el balcón de mi dpto de estudiante

Mi santa amiga se sentía muy culpable de tener que devolverme una sola tortuga así que un poco por piedad, y otro poco por no cortar ese amor de verano, me llevé a mi casa a Aurelia y a Manolo, recientemente re-bautizado tras su reconocimiento de género.
Esos veranos en el balcón fueron a puro golpe de caparazón ya que las tortugas vivían un romance desenfrenado. Entiendo que el pobre Manolo estaba de estreno y acorralaba a la tortuga en cuanto rincón encontrara. Una mañana estaba tendiendo ropa en el balcón y veo en ese preciso momento a la tortuga largar dos hermosos huevos rosados. Sentí una emoción inexplicable e inmediatamente corrí a conectarme en Internet. Me acuerdo que tenía conexión de Dial-up todavía, que era lentísimo y encontré poca información. En una página explicaban cómo conservar los huevos en una pecera, con temperatura regulada, etc. Seguí todos los pasos como pude pero la incubadora no funcionó. Probé dos veces más pero nunca logré llegar a una cría.
Las tortugas eran de distinta especie, con lo cual la hembra desarrollaba su caparazón hacia arriba. Esto derivó de un amor inconsumado que aumentó la perseverancia del macho.
El día que encontré a Aurelia muerta lloré como un niño. Me dio pena ni siquiera haber sospechado algún malestar o enfermedad y me dio tremenda impotencia esta vida tan urbana que no te permite encontrar un lugar digno donde enterrar a una mascota.
Desde entonces solo tenemos a Manolo con nosotros y es parte totalmente integrada a la familia. Debo reconocer que el descendiente de Adán que habita en esta casa, está totalmente habituado a las mascotas y lo tiene más en cuenta que yo. La pequeña vira del miedo al amor, pero está siempre atenta a qué hace Manolo, si se despertó o no. Ella quiere ponerle una correa amarilla y llevarlo a pasear.
Muchas veces me preguntan para qué quiero una tortuga, que no te entretienen, que no hacen nada, que es una mascota aburrida. Nunca esperé que viniera a recibirme al llegar, ni que se pusiera a mi lado para que le rascara el caparazón, pero a su manera se hacen querer. Adoro a mi tortuga y adoré a las que tuve, sobre todo a la primera. Como la mayor parte de las veces, el amor es inexplicable.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Torta Húngara o torta de los golpes

Hace unos días conté que había hecho la torta Húngara o torta de los 80 golpes, que para mí son 100. La receta la saqué de un fascículo de Tortas con Levadura de Blanca Cotta que salió hace varios años en Clarín. Es muy pero muy rica y rendidora. Y si bien son varios pasos, no es difícil de hacer.



Ingredientes:

Esponja de levadura:
Levadura prensada, 50 gramos
Leche tibia, una taza
Azúcar, una cucharadita
Harina, una cucharada panzona

Masa:
Huevos, 3
Aceite, 2 cucharadas y cantidad necesaria
Harina, unos 650 gramos
           
Relleno
Manteca blanca, 200 gramos
Azúcar, 17 cucharadas
Ralladura de un limón grande

Preparación
Esponja:
Disolver la levadura en la leche tibia con el azúcar. Agregar la harina, batir bien. Tapar flojamente con un film y esperar que fermente.

Masa
Procesar los huevos y el aceite. Volcar en un bol grande, agregarle la esponja y batir hasta unir
Sumar la harina mietras bate con la mano abierta hasta lograr una masa que se desprenda del bol, pero de textura tierna.



Volcar la masa sobre la mesa enharinada. Y comienzan los golpes!!! Se levanta la masa en alto y se golpea contra la mesada unas 100 veces. Sirve para descargar broncas.
Luego se coloca en un bol y se pinta la parte superior con aceite. Tapar flojamente y dejar leudar hasta que duplique el volumen

Relleno y cocción
Batir la manteca blanda con el azúcar y la ralladura de limón hasta formar una pasta.
Estirar la masa con un palote de manera rectangular sobre la mesada enharinada.
Untar con la pasta de manteca y limón

Enrollar la masa simultáneamente desde los extremos más chicos como cuando se hacen palmeritas, hasta que los rollos se unan en el centro
Enmantecar un molde desmontable pero en lugar de enharinar cubrir con azúcar.
Con un cuchillo filoso pero no dentado cortar las palmeritas de 5 cm de alto.
Póngalas en el molde en forma vertical, unas al lado de las otras.



Tapar flojamente y dejar leudar hasta que cubra el molde, formando así la torta
Cocinarla en horno precalentado moderado tirando a caliente 40 a 45 minutos. Cuando falten tres minutos, colocar en el fondo para formar el caramelo.

Puede cambiarse el relleno por otros. Imagienen que la masa es como de facturas. COmo no lleva azúcar, el relleno debe ser bien dulce. Algunas opciones son crema pastelera con pasas de uva, dulce de membrillo o batata con nueces. Puede ir dulce de leche. En fin.... la cocina no es una ciencia exacta como diría Blanquita.

Espero que las hagan. Perdón por la calidad de las fotos pero son de la revista, tomadas con el celular porque no tengo cámara ni scaner... horrible la producción pero les aseguro que la tortita es muy buena.

Besos


martes, 25 de septiembre de 2012

Como un florero quiso imponer el orden

El viernes por ser el día de la primavera, en la empresa en la que trabajo nos regalaron un bouquet de flores. Me encantan las flores pero nunca las compro porque no pegan con el caos que habitualmente es mi casa. Cuando vivía sola solía comprar flores, especialmente fresias.
La cosa es que esta vez el florerito sirvió para lograr por momentos tener la mesa despejada. Mi lucha contra el desorden intenta ser constante pero muchas veces me rindo y doy rienda suelta a esa hermosa actividad deportiva que consiste en caminar esquivando bloques o evitando rodar a bordo de un fibrón. Pero este finde yo quería que la mesa estuviera libre para que el florero se luciera. Así que tras ese objetivo logré poner en orden el comedor más de una vez. Cuando está todo ordenado es como que sentimos más reparo en empezar a tirar, así que la puesta a punto, ese reset del que hablaba Ann hace unos días, sirvió para que al menos por 20 minutos la casa estuviera para la foto.
Obvio que te das vuelta y ahí llega el control remoto, el celular, un rompecabezas y un pan con dulce a hacerle compañía al florerito, pero bueno... esa ya es otra foto
Besos, buena semana corta y feliz primavera.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Primero en Internet, luego en mi cocina

Esta entrada es para mostrarles algunas cositas que cociné para el cumple, con fuerte inspiración del mundo blogger. Me pasó muchas veces de ver una receta en un blog y luego un tiempo después alguien la prueba y lo publica y ya con este segundo consejo recién me decido. Así que espero que esto aliente a alguien más a seguir la cadena.

Muffins salados: para mi cumple decidí hacer una variedad de muffins salados porque necesitaba tener todo frizado, ya que llegué a casa tan solo un par de horas antes que los invitados. Así que volví a hacer los muffins de espinaca de El Tenedor Rosa, que ya hice muchas veces porque son fáciles y riquísimos (me animé a probarlos cuando los hizo Pierina)



También hice los muffins de queso de Ponete el Delantal, que ya había hecho una vez antes. Yo cambié las semillas de girasol por una mezclita de varias semillas (lino, sésamo, amaranto, girasol, amapola, etc.) que tengo en casa ya preparada. Y le agregué 100 gr de queso picado reemplazando media taza de queso. Son muy pero muy buenos.



Y luego usé esta receta de muffins salados de base y le agregué 200 gr de queso chedar cortado y 4 puerros picados. A los puerros antes les di un par de minutos en el microondas con 1 cucharada de aceite de oliva.



Los muffins fueron un éxito. Resultó práctico porque los fui calentando en la Essen a medida que iba consumiendo. Luego tirás los pirotines y ya, no hay que lavar ni platos ni cubiertos y además la mesa de casa es chica, con lo cual el menú resultó práctico.

A esto sumamos unas pizzetas. Últimamente mis pizzas eran de las del paquete con la mezcla, generalmente las de Pureza. Pero no podía conseguirla. y me acordé de la receta de las pizzas del pintor. Así que me animé con la levadura y listo!!! Salieron buenísimas. sobró 1 solita.... así que imaginen el éxito que tuvieron.



Con la levadura que sobró hice la torta húngara para traer al trabajo. La receta la saqué de un fascículo de Clarín de tortas con levadura por Blanca Cotta que tengo hace años. En este caso la rellené con una crema de manteca y limón, pero acepta de muy buen gusto pastelera y pasas de uva, dulce de batata y nueces o un buen membrillo. Es vistosa y riquísima. Pide mates a gritos. La receta  la pueden ver acá. Adivinen de quién son esas manitos queriendo tocar la torta....

Y para el postre usé la masa de base de la tarta de coco de Marina (es buenísima) arriba puse un postre de vainilla preparado con 3/4 litro de leche y 150 gr de crema y frutas: ananá, duraznos, frutillas, kiwis. Quedó muy buena y la hice rapidísimo.

Bueno, espero que sirva a alguien para animar a las recetas. Las fotos son muy malas, no solo porque las saqué con el celu, sino porque además las saqué de noche. No hay picmonkey que te salve.....

Un beso para tutti cuanti, y feliz primavera!

viernes, 7 de septiembre de 2012

si de cumplir años se trata....

http://laurenmckinsey.com/2011/01/things-i-love-think-cute-designs-a-birthday-giveaway/

Se acerca mi cumpleaños y cual niña de 5, para mí sigue siendo una gran fecha. Me gusta el día de mi cumpleaños, porque es intenso. Generalmente veo o hablo con mucha de la gente que más quiero. Es motivo de festejo y ocasión de buenos deseos. Tengo algunos rituales, algunos más fijos que otros para el gran día:
-          Siempre lo festejo y siempre el día que cae. El festejo es en casa, con el pequeño grupete. Solo festejé afuera los 30, con 3 amigas. Pero incluso mis 15 fueron en el living de la casa de mis viejos
-          Cocino, cocino mucho. Lo pienso con tiempo, preparo todo, lo frizo. Ya saben que me gusta cocinar para los amigos. Este año serán sorrentinos para la flia. en Pergamino y variedad de muffins salados y pizzetas para la “familia elegida”, acá en Rosario.  
-          Generalmente la torta o el postre es con frutillas. Porque es la época. Y siempre trato de poner frutillas enteras alrededor porque odio que me saquen la decoración para robar las frutis.
-          Todos los años pienso que la gente no va a venir o no se va a acordar. Ya hablamos de esto….
-          Hace algún tiempo tomé la costumbre de escribir una carta el día antes. Ese día siempre me agarra de reflexión, de balance, de ver cómo uno llega a determinada edad. Hasta ahora el que mejor me dio fue el de los 30 cuando sentí que había llegado a la edad que tenía que tener… Lo de la carta es así. Escribo lo que me da el balance y proyecto dónde estaré yo de ahí a 5 años. Una carta para mí posdatada. La cierro y la guardo para poder leerla cuando transcurra ese tiempo. Actualmente tengo 5 sobres, adentro de los cuales ya hay 2 ó 3 cartas porque arranqué hace mucho. Una especie de qué quiero ser cuando sea grande pero documentado en cuotas. Debo confesar que algunos años fallé a mi propia tradición. Pero me divierte cada año encontrar ese regalo.
-          Soy absolutamente insoportables con los regalos. No acepto dinero ni me gusta que me lo hagan elegir.  Es mi cumpleaños che, ponete a pensar un rato… Tan famosa soy por eso que mis amigos en épocas de la facu me regalaron para un cumple un CD de una cantante ignota. Era la  época en que Musimundo tenía una especie de ensaladera con CD a $3 y de allí lo sacaron para hacerme creer que era super conocida, que seguramente me gustaba. Yo me sonrojé de vergüenza y rabia hasta que me dieron el verdadero regalo.
-          Todos los años a eso de las 13 horas mi mamá me dice “pensar que hasta hora recién habías nacido…” por suerte para Amparo ella nació a las 6 AM y generalmente estamos dormidas jaja

Bueno este post era para aparecer un rato. Ya me organizaré, volveré y seré millones....

jueves, 23 de agosto de 2012

Confesiones de invierno #10 |Método fordista

           

Encuentro un extraño gusto por la producción en serie. Tejiendo la manta de grannies, de lo que más disfruto es de poner todos los cuadraditos ordenados por color. Los apilo parejitos y me los quedo mirando cual si fueran niños prodigio. Lo mismo me pasa cuando cocino para el freezer. Cargo todos los tupers (si encuentro iguales, es la gloria). Los etiqueto, los apilo y los miro embelesada.

Por suerte, no me dio por explorar este gusto en el tema maternidad. Será el caso de Maru Botana?

Y si faltaba una prueba... tienen esta serie y tantas más con las que estoy alimentando el blog...

miércoles, 22 de agosto de 2012

CTRL Z


Estoy desaparecida pero con muchas ganas de escribir, de leer, de estar. Por una sucesión de hechos no puedo escribir ahora el post que tenía pensado, con cosas que hice el fin de semana y que quisiera compartir
Otra vez se me llenó de nubarrones el panorama laboral. Soy una eterna inconforme en ese terreno. Siempre hay algo que me falta o que me sobra. Lo que le faltaba al trabajo anterior lo tiene este: buenas condiciones, buen horario, buen salario. Y en este me falta todo lo que tenía allá. No le encuentro la vuelta al puesto, siento que profesionalmente no le estoy aportando nada. Sale mi lado obrero, de cumplir, de ser responsable. Pero no aflora la pasión que uno pone en las cosas que me gustan.
Pasaron tan solo tres meses. Yo no me imagino volver a donde estaba antes, aun si pudiera, no veo que ello me hiciera bien. Quizás me apuré en decidirme, me tentó la oportunidad.
Pero ahora me pregunto cómo hacer para estar mejor, cómo corro esa nube, cómo dejo de embarrar toda mi vida de malestar laboral. Él es santa paciencia, me banca, me contiene, pero a veces creo que me abuso. 
Pienso en mi padre que lleva 60 años trabajando de lo que pudo, de lo que le tocó y jamás lo oí quejarse. 
Ya volveré con mejores ánimos y cosas más lindas para contar. Lo prometo. Al menos lo voy a intentar

jueves, 16 de agosto de 2012

Confesiones de invierno #9 | Temor infantil



Cada cumpleaños, un rato antes de la hora señalada para que lleguen los invitados me invade un miedo ciego de que no venga nadie. Es irracional, se apodera de mí matemáticamente cada año. El timbre que no suena y yo, aún sabiendo que somos el club de las impuntuales, pienso que mis amigas no van a acudir a la cita.
Cuando cumplí los 15 mi familia conspiró en secreto y decidieron no decirme feliz cumpleaños hasta el mediodía, hora en que nací. Confieso que si bien sospechaba, casi sin dudas, de que era un chiste, me costó mucho soportar la ignorancia.
No pienso tratarlo con mi analista.

martes, 14 de agosto de 2012

Confesiones de Invierno #8 | Una mujer sentada al piano


Hace muchos años que me gustaría saber tocar el piano (Gramática, perdoname). En verdad fantaseo con la siguiente imagen: es de tarde/tardecita, me siento en esa butaca alargada, levanto la tapa del piano, y sin más comienzo a tocar una canción con total naturalidad. La naturalidad del talento. Una melodía que fluye a través de mis dedos. Y yo que toco sin mirar el piano, como si fuera Lito Vitale.

Hice mi intento hace algunos años y la tarea de aprender a tocar el piano se apareció ante mí como una proeza imposible. No tengo piano cerca donde entrenar, ni la más mínima noción de lenguaje musical. Un terreno donde está todo por hacer, y yo tan mayorcita y poco capacitada.

Decidí dejarlo para mi jubilación.


viernes, 10 de agosto de 2012

El triciclo virtual

Ayer justo hablaba por aquí de juguetes. Al mediodía paso por una juguetería que está cerca del trabajo y veo esto:


Un triciclo virtual... no se ve bien porque justo daba el pleno sol sobre la vidiriera. Yo pensé que era la versión infantil de la bici fija. Pero el Tío Google me contó que es más que eso, es una "bici-consola de aprendizaje que se conecta al televisor. El niño podrá escoger su vehículo favorito en la pantalla y explorar diferentes entornos mientras aprende durante el recorrido".
Yo sé que soy muy reactiva a este tipo de cosas. Trato, mientras pueda, que Amparo mire la menor cantidad de tele posible (un poco sí porque somos parte del entorno y tampoco quiero que sea la extraterrestre que era yo a mis 20 años sin tele). En mi casa hay una Play Station que juro no sé ni cómo se prende. No me interesa en lo más mínimo. También tenemos una bici fija (normalita, no se enchufa a ninguna parte) que de verla me deprime.
Supongo que de estas cosas hay millones, que para un niño muy inquieto que vive en un departamento en una gran ciudad, puede ser una alternativa...
A mí me dio escalofríos. Tanto así que cuando fui a buscar a la pipi al jardín nos fuimos a tomar un helado y a dar tres vueltas en la calesita.

Besos, buen finde y feliz día del niño.



jueves, 9 de agosto de 2012

Fiesta de Enlaces: 3 juguetes para regalar a un bebé



Hoy hay fiesta, porque Eli propuso fiesta de enlaces, y porque hablamos de niñez, de infancia.
Por primera vez me animo a participar porque inmediatamente me vino un tema a la mente. Esta ves no vengo con una entrada en clave retro para hablar de mi infancia setentosa sino para aportar algunas ideas para las que tengan que hacer regalos a bebes. El consejo está basado en mi experiencia como madre, es decir, un solo caso. Así que tomalo como de quien viene, a sabiendas de que me creo que me las sé todas por criar a una hija, que además, nobleza obliga, hay que decirlo, es santa pancha.
Sabiendo que muchas veces para el Día del Niño se amontona la lista de niñitos para regalar, jugueterías llenas, y uno sin saber qué hacer, me pareció válido aportar mi granito de arena.


1.       Libro de tela de Fisher Price. La sugerencia la aportó la pediatra a las pocas semanas de vida. Me recomendó libros blandos, que le fuera pasando las páginas que se los mostrara. El regalo lo trajo mi mamá. Primero fue uno lavable, de plástico que lo perdí enseguida. Y luego vino el de tela, que lo tiene todo. El de mi hija es Un día en la granja, pero hay varios. Tiene colores, texturas, historias para inventar, un patito que se esconde en cada página, una vaca-señalador-sonajero y una larga etiqueta que era lo que en un principio más le gustaba a Amparo para chupar. Además tiene una argolla con la que yo se lo enganchaba en el cochecito. Me salvó siempre en la salas de espera. Es livianito, lo metés en el lavarropas y sale como nuevo y evidentemente está pedagógicamente bien diseñado, porque a medida que pasa el tiempo ella le fue encontrando nuevas funcionalidades. Hasta los dos años era bibliografía obligatoria en casa. Ahora hemos reemplazado por otro material, pero le debo eterno agradecimiento. Como diría Jorge Hanné “Ió se los recomiendo”. Hay que invertir unos $150.



2.     Bloques blandos Piago para bebés. Se los regaló mi cuñada y no les tenía mucha fe. Son blanditos, coloridos y tienen algo de olor. En la época que todavía jugaba en la sillita de comer pasó horas haciendo torres, mordiéndolos, inventando juegos. También se metieron a la pile alguna que otra vez para convertirse en vasitos y pasar el agua de uno a otro toda la tarde. Son lavables y “cepillables”. Su ventana de uso en el tiempo no es demasiada extensa pero es un juguete relativamente económico ($54 en Giro Didáctico). Con la cajita de 8 piezas alcanza.


3.       El tambor de Chicco. Como dice el padre de una amiga sobre los regalos para nenes “sin pilas ni pulso”. Esa es la premisa. Pero toda regla tiene su excepción. Sobre todo en este caso que sin pilas se usa igual. Este es otro de los chiches con los que decís “estos tipos la pensaron bien eh”. Porque va refuncionalizándose a medida que el pequeño crece y las habilidades que adquiere tu hijo se van reflejando en las funcionalidades que encuentra en el juguete. Tiene para encastrar, para poner y sacar la tapa con facilidad, para hacerlo rolar y la parte del tambor propiamente dicha, con muchas musiquitas que son muy agradables, y se les puede regular el volumen. Actualmente esa parte no funciona porque Amparo lo confundió con un balde y lo metió dentro de la pile varias veces, pero lo usó mucho en sus primeros pasos como DJ. En cierto momento el chiste era ver qué cosas podía meter por los huecos de la tapa más allá de las figuras que trae. Hoy sigue entre los chiches vigentes y es el lugar donde guarda los muñecos de Mickey que estaban en la torta.
Sé que sale unos buenos mangos (nos 350 pesos) pero lo amortizás. A mi hija se lo regaló la que entonces era mi jefa y es de esos chiches que siempre atraen a las visitas.

Agregamos: No dejen de pasar por la fiesta de Eli que se puso muy interesante!  http://zapallosenalmibar.blogspot.com.ar

Y ya que que edité les dejo tres fotos con los juguetes en acción y de paso recuerdo de cuando mi pipi chiquita era un bebé. Besos y feliz día del niño para tutti cuanti!




 

martes, 7 de agosto de 2012

Para leer los días aburridos de oficina #2 MDE



Manual de estilo

Sé que llegué por recomendación de un Blog, pero no me acuerdo de cuál. Me suscribí por mail y no me defraudó. Salvo la sección Filling the blanks que no termino de entender, las demás me han hecho reír y mucho y me da una gran alegría cuando llega un nuevo mail.

Las demás secciones que hacen las entradas de Manual de estilo son:

Cómo ser cool:  Allí se listan entradas como por ejemplo, Cómo ser cool si te gusta Arjona, si te gusta el fútbol o la más reciente Cómo ser cool con una remera de Homero. Va un fragmento de una entrada dedicada a Steve Jobs. 

Cómo ser cool si no creés que Steve Jobs inventó la rueda y al tercer día resucitó entre los muertos no sin antes simplificarle la marca a Dios como iGod

Toda ocasión se vuelve cool si le agregás un producto de Apple. Pensá en un pálido cuidador de cementerios. Imaginalo ahora escuchando “Crypt Style” o “Honey’s dead” en su IPhone, ¿no es irresistible? Pensá en un hombre a punto de morir en la calle aplastado por un piano. ¿Esa muerte tan ridícula no se vuelve irónicamente cool si ese hombre justo estaba tocando el piano en su IPad?


Según la ley de Murphy de los conciertos, cuantas más comidas hayas sacrificado para poder financiar la entrada a un recital, mayores serán las probabilidades de encontrarte con uno de estos 5 individuos al lado. […]

2. Miguel Gritar

Individuo que suele gozar de una memoria prodigiosa que le permite cantar cada fragmento de cada canción, incluso las partes de los coristas. Goza de un pico de éxtasis con cada solo de guitarra, que tararea mientras toca cuerdas invisibles con sus dedos. Ese taladro desenfrenado solo se detiene entre canción y canción. Pero no creas que sus cuerdas vocales descansarán. Aprovechará ese descanso para gritar mensajes de borracho a los miembros de la banda, a quienes llama por sus apodos

Después está el diccionario MDE, que me encanta. Especialmente recomiendo las listas como Mala Gente, Poco Digno y Triste. Pero me gustaron todas las que leí.

Va una entrada completa

Mentira

Tener que trabajar hasta tarde es mentira. Empezar el lunes es mentira. Estoy en 5 es mentira. Tenerlo en la punta de la lengua es mentira. Igual, tu idea es muy buena es mentira. Seguro que es gay es mentira. El ómnibus se rompió es mentira. Instagram es mentira. El símil chocolate es mentira. El coche cama es mentira. Velvet Revolver fue mentira.  Las fotos de perfil son mentira. Estar a full con laburo es mentira. Situación sentimental “es complicado” es mentira.La mitad de los check in en foursquare son mentira. La versión sin censura es mentira. El fin del mundo es mentira. No hacerlo por falta de tiempo es mentira. Las tetas de la recepcionista son de mentira. All you need is love es mentira. Manic pixie dream girl es mentira. La posmodernidad es mentira. Los Reebok Easy Tone son mentira. El ranking de la FIFA es mentira. El PBI es mentira. Pocitos Nuevo es mentira. Ya no pensar en eso es mentira. Ser amiga de la actual de tu ex es mentira. Todo lo que twitteás es mentira. Que no te gusten los productos de Apple es mentira. La pared de yeso es mentira. Los créditos de la casa son mentira. La cerveza sin alcohol es mentira. La envidia sana es mentira. El fisicoculturismo es mentira. El buzón de quejas es mentira. El Barcelona es un invento del periodismo. Licenciatura en gerencia es mentira. Mejor solo que mal acompañado es mentira. 9 de cada 10 médicos recomiendan es mentira. Sentirse más mujer en “esos días” es mentira. Community Manager es mentira. Violencia es mentir. Divertirse en una fiesta hipster es mentira. González Iñárritu es mentira. Hasta agotar stock es mentira. Escuchar a Britney de manera irónica es mentira. No sabe / no contesta es mentira. Preferir al pájaro que tenés en la mano y no a los 100 que andan volando es mentira. No me pasa nada es mentira. La caridad es mentira. La gente cambia es mentira. Don Draper es mentira. La amistad retratada en las publicidades de cerveza es mentira. Artigas es mentira. Los termómetros de la calle son mentira. Y de una vez por todas: no haber recibido el mensaje, escuchado el teléfono o visto el mail es mentira. ¡Entendelo!

Tiene unas listas de Soundtracks muy buenas, como para descubrir música y otra sección llamada Asistencia Social dedicada a desmitificar modas y tendencias de la vida cotidiana urbana. Recientemente publicaron una entrada dedicada a los Stand Up llamada La sociedad de los hombres parados que arranca de la siguiente manera:

Si no miraste Seinfeld en los noventa, si sos de los que cree que la chica Sabrina es el máximo exponente de la agudeza e ingenio actuales, o si hace demasiado que no salís de adentro del tupper, te vamos a contar por qué está tan de moda pararse frente a mucha gente y humillarse a cambio de algunas sonrisas.

Hace algún tiempo que no están actualizando entradas pero igual se los recomiendo porque con lo que tienen en archivo, se pueden entretener una semana entera

viernes, 3 de agosto de 2012

Las plantas vienen a mí


No es que yo busque las plantas… ellas me buscan a mí! Dos nuevas chicas verdes han llegado a mi jardín. Una me la regaló una amiga, a quien siempre elogiaba sus plantitas. Yo ya le había hecho un par de donaciones del Club del Gajito, y era hora que tuviera mi plantita de vuelta. Así que me hizo de las suyas, esta hermosa suculenta que se llama Madreperla en esta hermosa maceta.



Ella tan gauchita en el traslado dejó caer dos hojas, de las que salieron unos pequeños brotecitos. Esos brotecitos ya fueron a otra maceta a ver para qué lado seguimos la cadena de donaciones…



Para el día del amigo,  con el pequeño grupete que me festeja, hicimos la ceremonia habitual del amigo invisible. El sorteo se hace ahí mismo, así que uno lleva el regalo pero no sabe a quién le va a tocar. En una época era hand-made, pero por esas horribles cosas de la vida moderna, fuimos virando a comprado con onda. Gracias a San Expedito que me tocó este cactus, que tanto quería tener!!!! Y vean que linda macetita y que bien se lleva con el otro regalo.



La maceta pintada oficiaba de porta-macetas en el regalo. Así que la tuve que transplantar y algunos deditos se sacrificaron y dijeron, ta bien, nos vamos para el club del gajito. Siempre hay alguna macetita de donaciones a mano, y allí están. Esperando adopción. Aparentemente se llama Cactus cacahuete, pero yo le digo Dedos.



Me encanta saber el nombre de las plantas para luego poder hablar sobre ellas… Por ejemplo poder afirmar cómo ha crecido la madreperla o preguntarme si a la Malamadre no le estará haciendo falta un cambio de maceta…

En fin delfín, lo importante es que la primavera está a la vuelta de la esquina!

jueves, 2 de agosto de 2012

Confesiones de Invierno #7 | Pronombre


No me gusta la gente que dice “mamá” en lugar de "mi" mamá. Salvo que estés hablando con tus hermanos, claro. Es una chetada que no me banco.

En fin... hoy me levanté cruzada

lunes, 30 de julio de 2012

Bufanda dos agujas y crochet

Finalmente terminé la bufanda y el inviero todavía está acá!!! Todavía no la estrené porque quería sacarle la foto tal como salió de las agujas y antes que se estire, se ensucie, la nena la use de caballito. Esas cosas que pasan no tan glamorosas…


Por si a alguien le sirve el dato, la hice con Lana OAKY de La Nube (300gr). Son 23 puntos en aguja N°. 9 y la tejí en Punto Garbanzo (1 al derecho, uno al revés. En la otra vuelta los que están al derecho los tejés al revés, y viceversa) hasta que se terminaron los dos ovillos. Luego una vueltita de medio punto por todos lados y la terminé con una puntilla que saqué de la última Revista Para Ti Crochet, que compré hace dos meses, la tengo casi estudiada y es lo primero que tejo… Mi idea era hacerla con pompones en las puntas pero luego me tentó el crochet.


Quedó muy linda, o al menos estoy contenta con el resultado. Mi pequeña amiguita quiere que le haga una para ella. Así que ya empezaré, pero va a ser más rápido!


Mientras tanto sigo avanzando con la manta. El finde empezaré a unir grannies, a ver cómo va quedando. Aunque sea la iremos usando en fragmento.

Besos y buena semana.

jueves, 26 de julio de 2012

Confesiones de Invierno #6 | Mentalidad proletaria



Algunas veces ando por el centro los días de semana -ponele en vacaciones- y veo mesas en los bares con gente tomando café un martes a las 11 de la mañana. O mamás con los nenes en la plaza a eso de las 3 del pleno jueves. O la cancha de futbol 5 a pleno de adultos en medio de la jornada laboral.

Los envidio profundamente y no puedo evitar la pregunta ¿esta gente no trabaja? O a veces la más benévola de pensar qué tipo de trabajo harán que les permite esta desobediencia al horario.

lunes, 23 de julio de 2012

Para leer los días aburridos de oficina #1 Peinate

A veces pasa en esos días de laburo que te encuentran aburrida, agobiada o más bien al pedo y dan ganas de un recreo a la pantalla (para mí no existe el laburo si no implica compu e internet).
Los lunes parece que la mañana va lenta, le cuesta arrancar, ponerse en movimiento. Uno alterna así como al boleo entre los 78 mails sin leer, los quilombos que aparecieron el viernes a última hora, pero siente que no puede tomar los temas con la fuerza necesaria

Para esos días les recomiendo estos sitios como:


Peinate que viene gente: me lo recomendó una amiga cordobesa. Su autor es José Playo, licenciado en comunicación y escritor quien participó de una popular revista cordobesa con el mismo nombre. Desde que leí aquel artículo me suscribí por mail para que me avise cuando hay algo nuevo en Peinate. Así accedí a relatos, cuentos, siempre entretenidos, me los devoré. En la página pueden acceder a varias entradas sobre Tapas horribles de discos, pero no las recomiendo para horarios de trabajo porque se te va a escapar la risita delatora.

El primer post que leí se llamaba Oda a los cobardes, una puteada con estilo para todos aquellos que se van de vacaciones la primera quincena de enero,  mientras vos te quedás muriéndote de calor en la gran ciudad. 

Muy pronto los dados saldrán furiosos del cubilete a encontrarlos. La suerte hará una cabriola y deberán regresar. Habrán de volver sobre sus pasos: bolsos, rutas, peajes, la segunda quincena a contrapelo de la ciudad que los ve regresar.
Los esperaremos, en el dintel de la oficina, con la corbata floja y los ojos varicosos. Ustedes llegarán tostados y nosotros estaremos verdes. Ustedes olerán bien y nosotros no.
Les corresponderemos el abrazo. Les diremos que nos alegra que la hayan pasado bien.
Esperaremos a que suban las fotos a sus Facebooks. Después les palmearemos la espalda y nos mandaremos a mudar.

Por si todavía no se convencieron, va otra recomendación. La entrada se llama “Recibirse de boludo”. Más allá del desopilante relato que hace Playo de un accidente dóméstico, hay un párrafo que me quedó presente:

Hay una cosa que nadie dice respecto de la paternidad y es que los hijos —no sé bien por qué— atraen gente. Son como imanes que acercan abuelos, tíos, amigos, conocidos, vendedores de biblias, carteros perdidos y soderos. A mi casa caen a montones y se turnan para golpear la puerta uno tras otro sin cesar. Las interrupciones me dan por el centro de las pelotas, no porque me crea Miguel Ángel o Dalí, sino porque me cuesta un huevo y la mitad del otro concentrarme. Soy como Homero Simpson, que ve pasar una mosca y grita “IUJÚ” y sale corriendo, entonces cuando el chispazo de una idea se me cruza por la cabeza y no clavo culo en silla en el acto para trabajarla, la pierdo. Eso me genera mucha angustia. Vivo muy angustiado por las cosas que olvido, pero estoy empezando a acostumbrarme.

Podría pegar el blog entero, pero no tiene sentido, así que pasen por Peinate. Espero que les guste, en siguientes post les paso algunos favoritos más. Y si tiene algo por el estilo para recomendar, será bienvenido!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com