martes, 24 de febrero de 2015

El Porvenir de las Palabras



Me gusta recomendar. Es decir, si pruebo, veo, compro, leo -lo que sea- algo que me gusta se lo tengo que decir a todo el mundo. Me encanta participar de experiencias tipo TripAdvisor para dejar una opinión sobre algo que pueda servir a los demás.
En el Blog muchas veces recomendé algunas apps que me sirven y me gustan pero me dan ganas de comenzar a abrir este espacio para volcar acá también recomendaciones que pueden servir con la esperanza que también ustedes sabrán recomendarme sus buenas elecciones. El mundo Blogger tiene mucho de esto, no?


Muestra El Porvenir de las Palabras
Hoy les quiero recomendar fervorosamente una muestra que se llama El Porvenir de las Palabras. No tengo idea de hacerles la gacetilla, que está en Internet sino de contarles mi experiencia, mi lectura de las dos visitas que hicimos con la pequeña. 
La muestra actualmente está en Rosario, pero antes estuvo en Tecnópolis así que quién te dice que no siga viajando.Fue armada por la Secretaría de Cultura de la ciudad de Rosario y de la provincia de Santa Fe conjuntamente.
Actualmente está emplazada en los galpones que dan al río Paraná (viejos galpones del ferrocarril que fueron bellísimamente restaurados y son usados para distintas actividades culturales municipales), es decir, el marco de la muestra es precioso. 


Dentro de la muestra hay distintas actividades, todas con su coordinador: jóvenes muy amables que explican a chicos y a grandes cuál es la propuesta. Además cada espacio cuenta con su cartelería donde podemos conocer un poco más sobre el concepto de las actividades. 

Mayormente los espacios tienen que ver con los sentidos, con la lectura, con la escritura pero también con el significado, con los recuerdos y las evocaciones. De todos los espacios que tiene la Secretaría de Cultura (que son muchos y todos por demás de interesantes) este fue uno de los que más me conmovió en cuanto a la experiencia. Participamos las dos; la muestra convoca chicos con grandes igual de interesados y atrapados. Además el montaje es muy atractivo desde lo visual. Lamentablemente al ir sola con Amparo o cuidaba a la nena o cuidaba a la cámara, así que solo fui con mi celular, pero es un lugar 100% fotografiable.



Qué cosas hicimos

Al llegar hay una plaza seca con cubos blandos con letras y juegos de plaza. También hay letras con cordel y rueditas que se pueden llevar a pasear. Luego nos encontramos con un imponenente muro, donde objetos de todos los tiempos agrupados por color (como una gran muestra del #colorsoloparami) nos invitan a evocar nuestras memorias y anotarlas en un papel del mismo color que luego cada visitante coloca en unas sogas especialmente montadas. De esa manera se arma un juego colectivo de memorias y colores que es impresionante. 


Pero esto no queda ahí: tenemos letras para odenar y colgar, un ring de lectura con cuatro bibliotecas colgantes a disposición y también un ring de escritura. Hay un mar con reposeras y arena para escribir mensajes y deseos en botellas o recordar tardes pasadas de playa. 

En un rincón nos encontramos con la inspiración de Xul Solar y los chicos son convocados a contar una historia usando sus símbolos. 

Hay una redacción para armar una revista o fanzine. También hay un espacio para coser en retazos una manta colectiva. Fue un momento hermoso poder sentarme ahí con una amiga y mi hija y entre las tres armar nuestro aporte y coserlo entre todas.
Por último, tenemos un mueble enorme, lleno de frascos con miles de palabras agrupadas por los criterios más variados: palabras picantes, palabras divertidas, palabras mágicas. Vale abrir y ver qué encontramos y también aportar nuestro papelito en cada frasco.  

Hay otras actividades que no llegamos a explorar pero asumo que con los que les conté ya les dí motivos suficientes para dejarse tentar, no?

Más datos: 
La entrada es libre y gratuita. 
Está disponible hasta el 8 de marzo sábados, domingos y feruados de de 18 a 22 hs. en el Galpón 13, (Parque Nacional a la Bandera), Rosario. 

La palabra es encuentro, es compartir. La palabra es identidad. La palabra es diversión, trabajo e intercambio"

Más fotos:









miércoles, 4 de febrero de 2015

Enero



Dicen que enero debe su nombre al dios Jano, divinidad de dos caras debido a su capacidad para abrir y cerrar todo lo que se haya sobre la tierra.

Por acá enero nos trajo amadas largas tardes de pile y patio y nos trajo visitas que vienen de tierras lejanas. Nos trajo un lunes de desobediencia debida que me encontró hasta las 12 del mediodía meta mate y charla en piyamas con una amiga adorada que hace años vive en Barcelona y un almuerzo donde todas las voluntades se unieron para que cuatro laburantes pudiéramos tomarnos el mismo día y compartir una jornada hermosa entre amigas.

Para muchas personas el ritmo de verano cambia, se detiene. Pero para mí todo sigue más o menos en la misma escala. Trabajo la misma cantidad de horas y en el mismo horario y esa es básicamente la medida que regula el resto de mi agenda.Y si bien fue un mes de muchas sociales puedo decir que llegué a hacer muchas cosas que tenía postergadas, pequeños logros domésticos que me enorgullecieron aunque nadie los note.

El mismo 6 de enero desarmé el arbolito. Y tuve la suficiente habilidad como para evitar el berrinche de mi hija. Ese mismo día (histórico para mí) saqué la única y última caja que quedaba de la mudanza, un año y medio después. Y por primera vez martillé las paredes de mi casa y colgué dos cuadritos en la pared. Ya saben ustedes que la decoración no es mi fuerte, así que más que un acto de belleza fue una conquista de mi propia casa. El sentir que podía hacer lo que quería porque es mía y sacar esos cuadros va a tener que ver con mis/nuestras ganas y no con el vencimiento del contrato de alquiler.



Tejido. Y dale con la totora.

Me copé con la totora!!!! ahora estoy a full con los portamacetas para regalar y también tejí unas fundas para banquetas que ya están en tierras catalanas.




El verano pide jardín
Y las suculentas pedían orden. Reorganicé las macetas y transplanté varias de las chicas. Hace unos meses hicimos una pérgola de madera en el patio, que da buena sombra así que la delicia del verano es ponerme ahí por las tardes de sábado a reacomodar macetas
La huerta, sin embargo está más abandonada. Las plantas y yo sufrimos mucho el calor. Como para no perder el espacio sigo manteniendo algunas cosas pero es poco y nada lo que hay. Las últimas semillas de verdura de hoja que tiré quedaron en pequeños brotes que nunca prosperaron. Así que tenemos la linda acelga que sigue creciendo tras cada corte, algunos tomates y una calabaza que salió casi por azar y que está encantada con el clima tropical porque no para de crecer. Este año la fui enganchando en el tejido porque ya se sabe que es muy invasiva. Me encanta ver las calabazas colgadas formando una guirnalda. En marzo retomaremos las actividades huerteras.




Siempre hay una primera vez para todo
Hacía mucho que tenía en mente probar con el decoupage y varias plantas del club del gajito pedían ser transplantadas tras demostrar que estaban dispuestas a crecer y desarrollarse como locas. Así que latas, acrílico y servilletas y mano a la obra. El trabajito lo hicimos con la peque. Por ser mi primera vez quedé bastante conforme y nos divertimos mucho haciéndolo.  



Y así fuimos, empezando cosas y terminando otras. Abriendo y cerrando. Enero fue un mes largo y generoso. Un buen impulso para poner en marcha todas esas cosas que proyectamos para este veinte quince.

¿Cómo anduvieron ustedes?

PD: para arrancar el mes con el pie derecho hay algunas fotos que fueron sacadas con la cámara y no con el celu!!!!  De a poco va queriendo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com