viernes, 23 de marzo de 2018

La pesadilla de la que no desperté


Hoy me pasó algo de pesadilla, solo que no desperté. Me presenté a rendir un examen que era ayer. 

Me presenté a rendir un examen que era ayer para el que me vengo preparando hace meses y que creo tenía chances de poder aprobar por lo que había testeado. Iba a rendir PMP, una certificación de gestión de Proyectos. Un examen que acredita formación y experiencia en gestión de proyectos mediante un test de 4 horas de duración de múltiple choice.
Lo puedo volver a rendir, sí. Pagando nuevamente y actualizando algunos contenidos porque el examen justamente cambia a partir de la semana que viene.  Es decir, creo que en un par de meses podría volver a programarlo

Siento una angustia profunda por lo que aprendí que se llama Utilidad Marginal, es decir, lo que se deja de ganar. Porque había apostado a rendir bien, a dejar de estudiar cada tardecita y cada mañana de sábado y domingo. Porque me había imaginado que me iba bien y podía volver a enfocarme en muchas otras cosas que tengo pendientes, desde la VTV del auto, hasta retomar Pilates, pasando por retomar la decoración de mi casa que nunca fue hasta tomar varios cafés y cervezas que tengo pendientes. Incluso planificar las vacaciones que por el examen no tomamos durante el verano.
Pero no fue. Pudo haber sido y no fue. Y lo quiero escribir a ver si escribiendo puedo calmar un poco de ese fuego que tengo en el estómago y de  ratos me sube a la garganta. Porque sé que se me va a pasar. Sé que en muchos años será una anécdota que contar. Hoy es pura bronca.
El día que yo me inscribí (después de un proceso de admisión bastante complejo) estaba apurada por hacerlo porque se terminaba el tiempo para rendir con la edición actual del examen. Eso fue un 19 de diciembre y marqué mi examen para la última fecha posible. Ese día yo organizaba un evento de laburo, estaba en Rafaela, y recuerdo que mientras resolvía cosas de la inauguración complicada por un paro general del día anterior, también compraba online el regalo de mi hija para navidad y no sé cuantas cosas mal. En medio de eso fijé una fecha en mi cerebro que nunca volví a chequear.
Así que ahí van algunas lecciones aprendidas, que tanto se remarcan en el estándar de gestión de proyectos que intento certificar:
  • Usualmente hago demasiadas cosas al mismo tiempo, me disperso, no pongo atención. Algo termina saliendo mal
  • Pocas veces reviso lo que hago. Es decir, soy  quizas demasiado segura. No pienso que yo también puedo equivocarme y que nadie va a encontrar la forma de advertirme.
  • En el universo hay gente maravillosa. Y muchas de esas personas son amigos o familiares míos, que hoy encontraron montañas de palabras lindas para acercarme e intentar ayudarme.
  • Soy muy oversharing con todo, pero no sé si quiero cambiarlo……

10 comentarios:

  1. Ay no, Flor!! El título de tu post lo resume perfecto. Te acompaño en todos los sentimientos que estarás teniendo hasta q finalmente pueda ser una anécdota de la cual reírse!! Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ann, hay que transitar este mientras tanto que va cediendo pero no termina de aflojarme el peso en el pecho. besos!

    ResponderEliminar
  3. Qué cagada! no queda otra definición, porque por más que ahora hagas el esfuerzo, hay que dejar pasar la bronca para ver qué se puede aprender de estas cosas. En principio, que son cosas que nos pasan a todos y como diría Tu Sam "podemos faiar", más cuando hay tantas responsabilidades dando vueltas.
    Paciencia, a tomar todas esas cervezas que quedaron pendientes (no sé si todas juntas) y lo bueno es que cuando tengas que dar de nuevo el exámen sólo vas a tener que repasar. Eso era lo que me decía yo cuando se levantaba un parcial o final por paro cuando estaba en la facu.
    Saludos y ánimos!
    Caro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caro! Sí por lo pronto la segunda vuelta la voy a tomar sin tantas postergaciones porque si no se hace inviable, al menos en lo anímico y espiritual. Me corría la fecha de cambio de versión del exámen pero bueno, ya está visto que ese deadline pasó y acá estamos vivitos y coleando. Besos y buen finde

      Eliminar
  4. Uffff Flor!!! SIn palabras.
    Quizás no en este momento, pero seguro hay mas de un aprendizaje atrás de todo esto.
    Hace un tiempo me pasó algo parecido, pero con una entrega grossa en el trabajo donde estaba. Me costó el puesto. Tiempo después caí en la cuenta que quizás inconscientemente generé el error. Me sentí fatal, pero que ese laburo me suelte me abrió otras mil ventanas.
    Probablemente no sea tu caso, o quizás si, pero seguro que no sos la misma persona después de ese 22/3. Y aunque ahora enoje, cuando enfríe vas a estar mejor. Mas fuerte.
    Abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flor! de a poco va pasando. Y sí, creo que de todo se aprende y que siempre se aprende después de un tiempito!
      Después de semana Santa retomaré para un segundo intento. Besos!

      Eliminar
    2. Me quedé pensando en lo que compartías de la entrega. Qué fuerte! Por ahora cuando la gente me dice "por algo será" yo digo un poco en chiste y un poco en serio. "Sí por boluda"

      Eliminar
    3. Probablemente sea x boluda... y algo más! Pero bue, como decía mi abuela: a lo hecho, pecho.
      Lee el libro que recomendaba el otro día, La fabrica de tiempo. Yo recien lo arranco, pero está lleno de cosas muy interesantes para organizarnos mejor ��.
      Besos!

      Eliminar
  5. Uh! pobre! que bronca!!!
    Espero que puedas volver a rendirlo y que a esta altura ya estes más tranquila.. lo que pasó pasó..

    ResponderEliminar

Cada nuevo comentario que llega me motiva a seguir con este espacio. Gracias por pasar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lecturas

Florencia Ferramondo's books

Mil soles espléndidos
it was amazing
adoré este libro. Me la pasé hablando de él. Tal es así que se lo hice leer a varias personas. Es el primer libro que leo del autor y también de una historia situada en Afganistán. Triste, conmovedor, durísimo pero hermoso. Trenzando his...

goodreads.com